Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 29 de enero de 2022
14.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Dalli: “estas cosas me llenan el alma”

- Publicidad -
- Publicidad -

El Quilmes Automóvil Club renovó y reforzó aún más sus lazos con la familia Martínez Boero al hacerse presente el fin de semana pasado en nuestra ciudad, con motivo del homenaje al “Gaucho” y “Jorgito”.

Guillermo Dalli comanda el grupo que trajo los dos Ford Falcon a Bolívar, y con mucha predisposición aceptó el desafío de llevarlos a un sector del ex circuito semipermanente y hacerlos rodar para el gusto de los que se acercaron hasta allí.

- Publicidad -

En una charla con La Mañana, Guillermo habló sobre lo vivido en esta nueva visita a la que dieron a llamar su “segunda casa”:

– Durante el homenaje que se hizo en la rotonda hubo momentos que me hicieron lagrimear. Y después, cuando llevábamos  los autos desde allí hasta el Centro Cívico, fui junto a Silvia, hablando de Jorge y de Jorgito, y es más, llegamos al Centro Cívico y nos quedamos charlando un rato más, con el motor apagado, porque cada uno contaba sus vivencias. Fue otro momento bárbaro…

Después del almuerzo me tocó llevar a las hermanas del “Gaucho” hasta el circuito y fue muy lindo ver su emoción. Me decían que Jorge nunca las había llevado a dar una vuelta. Ver sus caritas fue impagable…

A veces uno no se da cuenta lo que despierta en la gente al llevar los autos a Bolívar.

 

El esfuerzo que hacen es grande para traer los dos autos a la ciudad…

– Sí, pero vale la pena. Leandro (Evangelista) y los chicos de la Municipalidad se pasaron por la forma en que organizaron todo, con mucha prolijidad. La pasamos bárbaro; nos da gusto volver a Bolívar.

 

Los presentes resaltaron el hecho de ver los autos andando…

– Así es, esta vez se los pudo ver andando en el circuito porque la ruta estuvo cortada durante un rato. Aunque anduvimos despacio, porque nunca los andamos rápido; sólo a modo de exhibición, para que puedan disfrutarlos Silvina, Livia, las hermanas del Gaucho, sus nietos… Eso, repito, es impagable, a uno “lo llena”. A nosotros nos emociona ver cómo los demás disfrutan de estos autos.

 

Leandro nos habló de una anécdota del sábado: se acercó alguien, con lágrimas en los ojos, y te obsequió algo…

– Sí, se me acercó un hombre grande y me preguntó si no me acordaba de él. Le dije que sinceramente no me acordaba, así que me recordó que lo había llevado a dar un par de vueltas en uno de los autos cuando los presentamos en 9 de Julio. Su hijo me había contactado anteriormente y me había dicho que él era hincha del “Gaucho” y como regalo de cumpleaños me pidió si no lo llevábamos a andar en un auto. Así fue que esa vez, un poco engañado, lo fuimos llevando, lo hicimos sentar en el auto y cuando quiso darse cuenta estábamos llevándolo a dar una vuelta. Yo lo miraba y veía que iba llorando, emocionadísimo…

Así que este sábado, ese mismo hombre se me acercó, me recordó todo esto y me dejó un regalo…

Después hubo otro hombre que se me acercó y me pidió sacarse una foto conmigo. Le dije que se la sacara con el auto, no conmigo, pero quería sacársela conmigo y con el auto, así que bueno, ahí fue la foto… Yo no soy un famoso; estas cosas me llenan el alma.

 

Están trabajando en otro auto…

– Estamos a medio terminar la Coupé Taunus de Mario Gayraud, con la que salió campeón de TC 2000 en el ´84. Esa es la original. Estaba en Mar del Plata; Mario la recuperó y ahora estamos armándola. Trataremos de dejarla lo más parecida posible a aquel año.

Somos algo audaces. Tenemos una empresa de transporte; nunca pensamos en armar autos; pero se nos dio la posibilidad de arrancar despacio cuando se nos ocurrió la idea de hacer “el 100” y nos salió bastante bien… Pasó el tiempo y nos insistieron en que armáramos “el 22, que supuestamente iba a ser más fácil porque tenía menos publicidades, pero no lo fue porque también llevaba sus detalles… También quedó lindo y diimos “listo, terminamos acá”; pero apareció Mario con la Taunus y después apareció otra gente amiga que compró un Falcon y quería hacer la réplica del que usó Traverso en el ´80, con la publicidad de West. A ese lo terminamos a principios de año. Ahora la idea es terminar la Taunus y decir “basta”, porque no nos dedicamos a esto.

 

¿Vendrán antes de fin de año otra vez?

– Todo depende de cómo se organicen Leandro, Livia… A ella le prometí que la próxima vez yo iría del lado derecho y a ella le tocará ir al volante. Quedó entusiasmada, así que algo vamos a hacer….

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img