Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 29 de mayo de 2022
5.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Cuando las segundas partes son buenas: Aliens, El Regreso

Columna de cine de Ariel Dadante.

- Publicidad -
- Publicidad -

En 1986 llegaba a las salas de cines, Aliens, El Regreso (Aliens, 1986), un film con un rodaje cargado de controversias, un director con muy poca experiencia y una protagonista que no quería volver. James Cameron venía del inesperado éxito de Terminator (Teminator, 1981), y quería hacerse cargo de la secuela de Alien, pero el problema con el que se encuentra es que el primer film no había recaudado tanto como para que los productores pensaran en una segunda parte.

Pero Cameron no bajó los brazos y acudió al productor David Giler que había quedado fascinado con el film protagonizado por Schwarzenegger, le dio la oportunidad al director de presentar un borrador de noventa páginas del enfoque de Aliens. El productor quedó asombrado por la visión de Cameron, y dio luz verde al proyecto.

En un principio, ni SigourneyWaever ni los productores estaban muy interesados en que la única sobreviviente de la Nostromo, volviera a interpretar a Ripley. Pero Cameron entendía que sin ella no había secuela, que era crucial como nexo de ambas películas. Entonces el joven director se reunió con Waever y la convenció (ella hizo algunos retoques a su personaje en el guión).

En una entrevista ella contó que una de las cosas que la convenció a volver, fue la relación que su personaje tendría con la niña, Newt. Todo terminó valiendo la pena, ya que terminó siendo nominada en los Oscars a Mejor Actriz Protagónica, la primera en la historia de los premios para una mujer por un personaje de acción. Hablando de Newt, quedó en manos de CarrieHenn, la joven actriz casi se presentó de casualidad ya que no tenía ninguna experiencia delante de cámaras.

El padre de Carrie era militar y estaba en una base cerca del lugar de rodaje y se acercó con su hija. Fue su única participación en un film, ahora se gana la vida como maestra de escuela. Michael Biehn interpreta al cabo Hicks, pero él no fue la primera elección. El rodaje había comenzado con el actor James Remar, pero en el momento que la producción decide despedirlo, se había dicho que era por “diferencias creativas”.

Años después, en una entrevista el actor declaró que lo que había ocurrido realmente, era que la policía lo había detenido y lo encontró con drogas en su auto. La producción decidió despedirlo y llamar de último momento al actor Michael Biehn. La famosa escena donde Bishop, el androide tripulante de la nave (el gran Lance Henricksen), hace el truco del cuchillo, la cara de terror que pone el fallecido Bill Paxton, es absolutamente real.

La escena ya se había rodado, pero Cameron no había quedado contento con el resultado, por lo que decidió volver a rodarla al día siguiente, cosa que Bill Paxton no sabía, y a eso sumándole que Henriksen había llegado con resaca, la escena fue difícil de realizar, que terminó con un pequeño corte en el dedo de Paxton. Hubo muchos enfrentamientos en el rodaje, entre el equipo técnico y el director, pero el más resonante fue el que tuvo Cameron con el compositor Horner.

Cuando el compositor llegó a Londres para trabajar en la composición de la banda sonora, se encontró con que no tenía escenas con las que trabajar, ya que las escenas n estaban editadas. Fox ya había determinado la fecha de estreno y Horner no había podido componer nada porque Cameron no le entregaba el material.

Horner empezó a increpar al director porque sentía que estaba perdiendo el tiempo. Después de varias semanas, pudo empezar a componer sobre el material entregado y en pocas semanas creó, escribió y orquestó una de las bandas sonoras más reconocibles y aplaudidas de su carrera (con nominación al Oscar incluida).

Despúes de esta experiencia, el compositor no volvería a trabajar con el director, hasta que Cameron, diez años después lo volvería a llamar para que componga la banda sonora de su film más exitoso: “Titanic”.

Contra todo pronóstico, Aliens, El Regreso, logró estrenarse y terminó recibiendo siendo una de las películas más taquilleras de ese año, y aclamada por la crítica y el público. Recibió 7 nominaciones a los Oscars de los cuales ganó dos (efectos especiales y efectos de sonido).

Aliens nos entregó un nuevo universo expandido del clásico de Ridley Scott, un universo que está lejos de terminarse. Una heroína implacable y uno de los monstruos más reconocibles del cine. Y nunca olvidemos que “en el espacio, nadie te escuchará gritar”.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img