Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 01 de diciembre de 2022
13.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Cosas de la Rural

Particularidades de otro día de Expo.

Unos nuevejulienses que están exponiendo en el predio le narraron a nuestras vendedoras de publicidad un caso sucedido en su pueblo que perfectamente puede replicarse en Bolívar. Dicen que allí hay un hombre al que sus padres le pusieron de nombre Aleto, bastante raro por cierto. Pero aseguran que ello se debió a un error cometido por el jefe del Registro de hace una punta de años. Parece que llegó el padre del pequeño Aleto a la dependencia y al llegar fue preguntado: “Qué anda haciendo por acá don Servando?” A lo que éste respondió: “Vengo a anotar al Hétor”. Un problema de audición, aseveraron los de 9 de Julio que, como todos sabemos, no mienten.

El Colorado Gallo estaba parado en medio de la multitud arriba de un banquito de plástico. Parecía el viejo zorro gris bolivarense (algunos re cordarán a González, el que una vez cayó en el badén de la 25 de Mayo corriendo a un evadido a bordo de su Gilera) dirigiendo el tránsito. Como es un hombre conocido cada tanto tenía que agacharse a saludar a gente que lo identificaba. ¡Vaya ocurrencia de Gallito! Hizo más abdominales que Maravilla Martínez un mes antes de pelear.

Estacionamos bastante temprano a la mañana en inmediaciones del Centro de Camioneros. El lugar es atendido por gente vinculada a la Escuela 40. Se nos ocurre que eran maestras del establecimiento y es notable la simpatía y la cordialidad de las chicas. Daban ganas de salir y entrar varias veces sólo para gratificarnos con sus sonrisas.

Ya se comentará en otro espacio con mayores precisiones pero la multitud que llenó el predio de la Rural es comparable con la de años muy pasados, aquellos en que la economía general permitía darse algunos gustos y gastarse unos cuantos pesos comiendo, bebiendo y comprando en la exposición. Un verdadero éxito porque de alguna manera asegura que este retorno de la fiesta mayor luego de dos años marca el rumbo de los años venideros. “Ojalá este país se acomode, reflexionaba un amigo. Mirá qué pueblo tenemos!”

Dicen que el humorista que actuó en la noche del sábado, Andrés Teruel, “la rompió” con su participación artística en el marco de la cena show que, por cierto, ocupó todas las sillas disponibles. Nos lo contó una señora que -según ella misma- no paró de reírse. Viniendo de él hay que creerle porque tienen menos risas que la misa de 11.

Nos pasó algo el viernes, mientras finalizábamos el armado de nuestro stand. Dos hombres bajaban cajas de una combi con marcado acento cordobés uno de ellos. A viva voz, claro que en tono de broma, nos quejamos por la llegada de tantos cordobeses a la muestra. Uno de ellos giró sobre los talones con más agilidad que el Potro Rodrigo medio enojadito. Pero rápidamente nos hicimos amigos. Resultan ser la gente de La Quinta, una importante fábrica de productos alimenticios que, entre otras delicias, tienen unos alfajores que son exageradamente ricos. Pero también dulces, mermeladas y otras delicias que exponen en el pabellón Althabe, al lado del de la Dirección de Cultura, muy cerquita nuestro. Le damos un buen consejo: no se gaste toda la plata. Guarde un poquito aunque sea para una caja de alfajores. No se va a arrepentir.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Más Leídas

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Edición Impresa

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img