Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 27 de agosto de 2021
13.4 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Conversatorio sobre sociedad y pandemia: Una invitación a la esperanza

Expuso Miguel Gargiulo.

- Publicidad -
- Publicidad -

Convocado por la comisión de Asociados del Banco Credicoop de Bolívar, el sociólogo Miguel Ángel Gargiulo expuso sobre Sociedad y pandemia, en un conversatorio abierto a través de la plataforma Zoom el martes por la noche.

Gargiulo, que también es investigador, historiador y escritor, dejó una invitación a la esperanza sustentada en señales positivas que advierte en medio de la negra noche de una pandemia que se resiste a abandonar a los pueblos del mundo. Esos indicadores se basan por ejemplo en lo mediático, ya que aunque el espectro comunicacional siga dominado por los mismos emporios económicos, que jamás pierden y tampoco en pandemia, las redes sociales vienen filtrando otras voces que auguran que un nuevo futuro, vale decir un nuevo mundo, es no sólo necesario sino posible. También distingue signos alentadores en materia de solidaridad. El analista ve fortalecidos y renovados los lazos entre pares, en su barrio pero también en general, empatías surgidas de la urgencia que tal vez superen el escalón de lo circunstancial. Y fundamentalmente en el nuevo vínculo entre comunidad y estado, que relegó incluso la incidencia del mercado en la vida de todos los días, toda vez que aquél, con diferencias según la óptica y el compromiso de cada gobierno, salió a hacerse cargo de la salud y le salvó la vida a millones de personas mediante las campañas de vacunación. Es, sin ir lejos, lo que ha ocurrido en Argentina, en contraposición a lo que ha padecido y padece Brasil, donde el gobierno nacional tiene sobre la pandemia una mirada muy distinta en relación a la que impera en nuestro país y en una mayoría de naciones. Un enfoque que prioriza el yo sobre el nosotros, se monta en el viejo axioma del ‘sálvese quien pueda’, traducido aquí en un ‘que se mueran los que se tengan que morir’, que también tiene sus adeptos en la Argentina.

- Publicidad -

Del encuentro participaron integrantes del grupo convocante, que preside Elbio Fabián Sarnari, funcionarios y autoridades del Credicoop a nivel local y regional y público en general, como algunas docentes y otros/as. Tras la presentación de la jornada por parte del presidente, Gargiulo desarrolló su mirada respecto de los que advierte como cambios sociales introducidos por la pandemia, y luego fue el tiempo de las preguntas y el intercambio con los participantes.

Promediando la charla, y en respuesta a interrogantes/disparadores, el invitado afirmó que la izquierda ya no es más la corriente de pensamiento que ofrece utopías a la sociedad, y que curiosamente esa oferta es realizada hoy por los grupos libertarios o de ultraderecha, por delirantes que resulten sus planteos. Esa sería la razón por la que consiguen interpelar a las juventudes, mientras la izquierda se rasca la cabeza, aturdida y sin nada nuevo que convidar. Amplificadas sus figuras referentes y sus “propuestas” por la sempiterna massmedia que pesca ‘gordo’ en todo río revuelto, como en el caso de Javier Milei, quien en horario central de la tv llegó a enfatizar la necesidad de incendiar el Banco Central.

Otro signo que convoca a la confianza, o aunque más no fuera a la calma de la que podría brotar aquella, el también poeta y periodista lo encuentra en el actual resurgir de la actividad artística montado sobre la bajante de la ola de contagios que se consolida en Argentina y en Bolívar, con el regreso de la labor presencial que estimula al ensayo, la producción y a seguir reflejando/pensando este tiempo y lo que vendrá. Los teatreros ya han vuelto a la escena, y quizá lo mismo ocurrirá muy pronto con los músicos. Allende la actividad económica en general, que poco a poco reenciende sus motores.

Con todo, y a pesar de las históricas injusticias y desigualdades -básicamente económicas- producidas por el orden global en detrimento de los pueblos que la pandemia no hizo más que pronunciar, la charla cerró con una invitación a la esperanza, entendida no como la espera de un milagro sino como la plataforma de lanzamiento hacia la construcción de un mañana mejor, en lo individual pero fundamentalmente en lo colectivo. Un patear el tablero a partir, precisamente, de oportunidades que surgen de esta inédita crisis, y que las sociedades deberían saber cultivar para, más temprano que tarde, cosechar.

Fue el tercer conversatorio organizado este año por la comisión de Asociados del Banco Credicoop a través del Zoom, la herramienta de la que organizaciones de este tipo se valen para continuar haciendo cosas y desarrollando sus propósitos en este período excepcional. En la primera, la secretaria de Salud municipal, María Estela Jofré, habló sobre el trabajo que los equipos de esa área, particularmente en lo que respecta a Bolívar, despliegan en la atención de los pacientes de covid y en prevención. Una tarea que la magnitud de esta hecatombe tornó heroica. En la segunda, la comunicadora social María Virginia Grecco Escobar compartió su experiencia personal sobre cómo es cursar la enfermedad del momento -estuvo internada en el hospital y contó esos días en un estremecedor relato publicado en estas páginas-, más algunas reflexiones referidas a las conductas sociales en pandemia.

Chino Castro

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

spot_img
- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img