Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 27 de enero de 2022
14.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Conformidad y confianza: Las Rosetas toma impulso

- Publicidad -
- Publicidad -

Conformidad y confianza son las dos palabras que resumen lo que sienten hoy Angie Mandrini y Enzo Miramón, tras la inauguración el viernes pasado de su patio multiartístico Las Rosetas.

Conformidad porque todo salió como lo soñaron, en una noche amable para un espectáculo que resultó tan cálido como se esperaba, con el nuevo trío de Maia Acosta-Franco Exertier-Diego Peris y el trovador Alejandro Ávila descorchando folclore del interesante, complementado por un servicio de cantina puesto de relieve por todo el mundo. Y confianza porque sobre el plafón del debut hay mucho por hacer, y planes no les faltan.

- Publicidad -

“Fue hasta más de lo que esperábamos. Veníamos de bajas temperatura y ese día hizo mucho calor; tuvimos para mí una noche mágica”, marca su entusiasmo Angie, días después en charla con este diario.
Las devoluciones del público, uno de los alimentos principales de todo organizador de espectáculos, “fueron todas positivas, la gente re agradecida”, destacó.
Uno de los puntos altos de la primera fecha de Las Rosetas fue la cantina: un riquísimo asado, más choris y hamburguesas. Nada nuevo, pero sí elaborado con mano sabia, a un nivel de restorán. Ante la mención interviene Enzo, el parrillero a cargo: “Amo la parrilla y amo la carne. La intención fue brindar una rica comida, algo esencial y básico que saliera bien, y así resultó. Con alguna demora lógica, porque había que atender a mucha gente (una sesenta personas) en ese segmento horario en el que todo el mundo quiere cenar”, explica el nuevo gestor cultural, que encendió el fuego a las cuatro de la tarde y se ocupó personalmente de todo, con la asistencia de allegados y allegadas que generosamente se brindaron a trabajar como mozos/as.
El patio de Rivadavia 1002 nació por idea de Alejandro Ávila, un trovador hendersonense que se radicó hace meses en Bolívar. “En encuentros familiares y visitas a casa él siempre tomaba la guitarra y terminábamos todos emocionados”, destaca Enzo. Ese resultaría el germen de Las Rosetas.

NO SÓLO MIÚSIC
¿Qué proyectan?
Mandrini: -Estamos charlando de hacer algo medio pronto.
Miramón: -Tiramos la idea a la calle, y enseguida recibimos propuestas de artistas de otros pueblos. El ambiente artístico poco pudo desarrollar lo suyo el año pasado, y por cuestiones económicas o de placer muchos necesitan que la actividad vuelva a ponerse en marcha. Y sí hemos recibido dos o tres contactos de gente que quiere hacer cosas, para que los tengamos en cuenta. Si nos preguntabas el sábado no sé si te decíamos que haríamos otro patio, por el furor y el gran trajín, pero una vez que empieza a bajar la adrenalina la respuesta es que sí, sobre todo porque encontramos un montón de hermosas devoluciones. (Ponen de relieve que también fueron muy positivos y generosos los comentarios de los propios artistas que nutrieron la fecha inaugural.)
Mandrini: -Y en medio de esta pandemia, es muy importante tener presente el arte en nuestra vida. A mí, por ejemplo, la música me sana, y sé que lo mismo les pasa a muchos. Por eso es importante tener la posibilidad de promover arte, de darle un lugar en la vida de cada persona.
Los hacedores de Las Rosetas quieren seguir pero saben que en esta época del año “vendrán noches más frías”, por lo que quizá los espectáculos del nuevo patio sean organizados en otros segmentos horarios. No se descartan un sábado o domingo al mediodía, o a media tarde en los meses del otoño. “Personalmente, cuando organizamos algo en casa nosotros disfrutamos mucho del mediodía, para aprovechar el sol y el aire libre de esas horas de la jornada”, afirman los gestores, dando pistas.
Otra intención de la dupla es dar cabida en Las Rosetas, que es la casa donde viven y también un lugar con cómodas instalaciones y un patio que parece diseñado para organizar eventos y juntadas, a otras disciplinas artísticas, además de la música. “Nos interesa el teatro, no estaría nada mal una obra al aire libre”, dicen. “Pero siempre con este espíritu de proponer cosas a compartir que se disfruten desde el alma”, completa Miramón.
Chino Castro

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img