Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 16 de junio de 2024
15.9 C
San Carlos de Bolívar

Con un brillo en la voz

Marcos Tamborenea deslumbró en el auditorio.

- Publicidad -
- Publicidad -

Una voz privilegiada, por potencia y color, y una exquisita interpretación, pletórica en matices, destreza técnica y sentido actoral, se conjugan en Marcos Tamborenea, el cantante de tangos que el sábado brilló en un colmado auditorio de la Biblioteca Rivadavia en la que ya es una de las cumbres artísticas de este año en la ciudad.

Junto a Rubén Exertier en bandoneón y Juan Caracotche (es de Bahía Blanca) en teclados, el intérprete hendersonense se lució durante casi dos horas de concierto, con el escudo de un repertorio infalible de clásicos del género: Me han prohibido quererte; Soledad; Uno; Volver; Afiches; Cafetín de Buenos Aires; Pasional; Qué me van a hablar de amor y La última curda compusieron la primera parte, tras la introducción al espectáculo, realizada por Caracotche y Exertier a través de un delicioso diálogo instrumental de piano y ‘fueye’ que retomarían, con Taquito militar, para iniciar la segunda parte.

El escudo es el repertorio, pero la ‘Espada del Augurio’ son su voz y su interpretación, que ‘dan la talla’ en relación al poder de los cantores íconos de un género que pierde terreno entre las preferencias de las nuevas generaciones pero sigue dando batalla en resguardo de su lugar en nuestra historia y cultura, y mientras sigan surgiendo artistas como Tamborenea, Gardel puede descansar tranquilo. Por algo el intérprete nacido en Nueve de Julio y radicado de pibe en Henderson con su familia, forma parte del espectáculo Esa mujer es tango, de la Compañía Argentina de Tango, encabezado por Mora Godoy.

Grisel; Sur; Balada para mi muerte; Malevaje; El corazón mirando al sur y Qué tango hay que cantar, nutrieron el lapso final, que incluyó a ‘Pepe’ Marchetti como cantor invitado (ver aparte).   

El bis fue con el desgarrador y aún urgente El amor desolado, de Dicenta y Cortez, que clavara como un puñal en la carne del país el invicto Jorge Falcón.

Marcos Tamborenea se había presentado en el auditorio de la Rivadavia en octubre pasado. Fue un recital sobresaliente, según los que tuvieron el privilegio de estar. Ese mismo público que pedía/exigía a la comisión que preside Fal que volviera a programar un concierto de Tamborenea. Muchos de ellos habrán estado el sábado, junto a gente que lo escuchó por primera vez. El deslumbramiento fue general, así que seguramente habrá más. Suele decirse, y a menudo en vano, livianamente, que tal noche será inolvidable, como si alguien pudiera manejar las coordenadas del tiempo; sin embargo, y aunque el transcurrir de los años con su océano de vicisitudes y perlas siempre tendrá la última palabra, a la noche del sábado ese gastado caramelo parece quedarle como bombón al paladar.

Chino Castro

Pepe Marchetti fue el cantor invitado.

‘Pepe’ corazón de león

Conmovido y humilde, como pidiendo disculpas, José ‘Pepe’ Marchetti pasó al escenario. Lo convidaba Marcos Tamborenea, que lo conoció en este viaje a Bolívar para cantar en la Rivadavia, seguramente a través de Rubén Exertier, su amigo y colega de toda la vida.

Uno de nuestros tangueros de siempre la emprendió con Garúa, y enseguida se advirtió que tamaño compromiso le quedaría bien, y no sólo porque su entrañable figura en una noche de corazones calientes llevaba a tope la aguja de la emoción, sino sencillamente por el poder de su interpretación. Cantó luego Milonga de corralón, siempre custodiado por los maestros Exertier y Caracotche, y con Tamborenea de nuevo en escena hicieron Tinta roja, emocionados, felices y llenos por este abrazo artístico que incluyó a la platea.

Afuera hacía mucho frío, en alguna plaza alguien dejaba a alguien y un pibe no podría dormir ni parar; adentro mandaban la ternura, la pasión y el orgullo, incluso la fe. 

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img