Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 21 de julio de 2021
8.5 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Con Ringo y con El Diego

- Publicidad -
- Publicidad -

Escribe: Mario Cuevas

La agrupación lleva el nombre de un ícono de la cultura popular argentina, tienen una obra titulada ‘Las piernas del Diego’ y cultivan con exquisitez un tango instrumental con una formación un tanto inusual para el género.

- Publicidad -

Con el nombre de Bonavena  el grupo nació en 2013 como cuarteto con Pablo Manccini en viola, Martín Pey Rodríguez en guitarra y composición, el bolivarense Nicolás Plácido en bandoneón y Federico Nuñez en clarinete bajo.

Con este formato grabaron “Duelo criollo” (2017) con temas propios como la citada ‘Las piernas del Diego’ y ‘Ascensores espaciales’, y versiones de ‘Comme il faut’, de Eduardo Arolas y ‘A don Pedro Maffia’, de Aníbal Troilo. En 2019 iniciaron un espectáculo titulado Postales Tangueras y para la ocasión invitaron a un pianista y un contrabajista. Cuenta Pey: “Quedamos muy copados con el sonido, fue como una expansión sonora, una conjunción más poderosa, y eso nos llevó a repensar la formación, así que a mediados de 2019 sumamos al pianista Sebastián Boeris y al contrabajista Luis Carcacha y pasamos a ser Sexteto Bonavena.”

El nombre del cuarteto, luego sexteto, tan emblemático para los argentinos, nació de una anécdota que ocurrió en una cervecería del barrio Hipódromo de La Plata, lugar de encuentro de los músicos luego de los ensayos. Dicho lugar fue testigo del debut del cuarteto, antes de iniciar ese show Pablo Manccini se encontraba mirando un afiche de la histórica pelea de Cassius Clay con Ringo Bonavena cuando el mozo del lugar salpicó involuntariamente con cerveza a los músicos. El poder de observación del vilista, la torpeza de un barman apurado y los clásicos nervios del debut se conjugaron para  bautizar la formación como Bonavena.

El bolivarense Nicolás Plácido, bandoneonista del Sexteto, le confesó a Daniela Roldán en La Mañana que estudió piano con la profesora Pilar Ané, y fue quién le prestó “Adiós Nonino” de Astor Piazzolla, disco que le influyó mucho. “Mis referentes del bandoneón, de los clásicos, de los históricos, para mí los más grandes son Pedro Maffia, Aníbal Troilo y Astor Piazzolla – cuenta Nicolás – Cada uno de ellos consiguió con el instrumento una marca registrada, una forma inconfundible de tocar dónde uno escucha cualquier grabación de cada uno de ellos y uno se da cuenta enseguida quién es el que está tocando. Eso permitió la evolución del género tanguero porque el surgimiento de semejantes personajes hizo que no se agote el tango y la forma de tocar el bandoneón. Actualmente hay muchísimos bandoneonistas muy grosos, uno de los que más me gusta es Julio Coviello, tuve la oportunidad de tomar clases con él, es un gran maestro del instrumento. Formó parte de la Orquesta Típica Fernández Fierro, que es una referencia obligada para todos los tangueros de nuestra generación, recomiendo el disco que más me gusta que es “Destrucción masiva”.”

En you tube se puede ver al Sexteto Bonavena en su presentación en el Me Encanta Bolívar de este año interpretando ‘Aquello’, el clásico de Jaime Roos, con la voz de Mirta Rivero (artista invitada, casi la séptima integrante), y ‘Bluserito’, de Pey Rodríguez.

“Para mí fue una gran alegría poder compartir con mis amigos y mi familia el festival Me Encanta Bolívar de este año – dice Nicolás – fue nuestra última presentación en vivo porque luego vinieron las restricciones por la pandemia.

Para mis compañeros del Sexteto, los que no conocían Bolívar, fue una gran experiencia, quedaron todos muy contentos y agradecidos con la organización de ese tremendo festival.”

Nico también dirige la Orquesta Típica La Manzana de Las Luces. En you tube se puede apreciar a esta orquesta típica en un recital del año pasado en La noche de los museos interpretando ‘Felicia’, de Enrique Saborido; ‘El entrerriano’, de Rosendo Mendizábal y ‘Corazón de oro’, de Francisco Canaro.

Martín Pey Rodríguez, docente y guitarrista, es el compositor de la agrupación y nos cuenta sobre el material que muestran. “El repertorio del sexteto es principalmente instrumental, de hecho todos nuestros temas nuevos los son, a partir de los cuales buscamos un poco expandir los límites del género, límites rítmicos, formales incluso los tímbricos. Creo que va un poco en línea con algo que es propio del género que hizo que melodías instrumentales se hayan hecho muy populares, por ejemplo ‘La yumba’, ‘Adiós Nonino’ incluso ‘La cumparsita’. Son melodías instrumentales que se volvieron muy populares sin tener la necesidad de poseer una letra. Creo que la música instrumental no suele ser una excepción dentro del tango sino que va más o menos en paridad con la música cantada.”

Una muestra de esa búsqueda es ‘Ascensores espaciales’, uno de los primeros tangos que compuso para el cuarteto y que luego hizo un arreglo para el Sexteto. “La idea fue hacer un tango un poco más raro, tiene un compás de cinco tiempos – dice – piensen ustedes que el tango por lo general tiene un compás de cuatro tiempos, así que el tema es medio rengo en algunos tramos. Hemos tenido reprimendas de algunos bailarines con respecto a eso. Pero la intención fue ésa, quebrar un poco esa inercia del compás.”

El título de la composición surgió de una idea de Federico Nuñez, el clarinetista del grupo, lector de ciencia ficción y un apasionado de los avances tecnológicos y futuristas. Entre esas lecturas estaba la novela ‘Contacto’ (1985), de Carl Sagan, donde el autor describía dichos ascensores que llevaban elementos desde la Tierra hacia el espacio. Explica Pey: “Me pareció que esa idea, de ir subiendo, elevándose desde la Tierra hacia arriba iba un poco en línea con cómo está planteada la composición y lo eso quedó titulada: Ascensores espaciales.”

Por último, le preguntamos a Pey cómo es escribir para un grupo de tango, si todas las músicas que escribe van para el sexteto, o qué elementos tienen que tener para integren el repertorio del grupo.

“Nuestra formación es un poco atípica por la presencia del clarinete bajo y en cierta medida también por la presencia de la viola, eso hace que ya desde movida la cosa sea un poco más rara tímbricamente, por el sonido de los instrumentos.

Escribir tangos nuevos es un desafío, sobre todo por la vara tan alta que hay de composiciones que son verdaderamente magistrales. Creo que por ahí lo difícil es encontrar una voz propia en ese asunto. Me lleva bastante tiempo encontrar esa idea y desarrollarla, tratar de no imitar y que, a la vez, se siga escuchando tango, es difícil a veces encontrar ese equilibrio pero a la vez es un lindo laburo, muy interesante.

No solamente escribo tangos, hago canciones, escribo para otras formaciones, actualmente también estoy escribiendo para un dúo de música clásica, de piano y viola. Hemos tenido un grupo con un amigo de Bolívar, Raúl Chillón, un dúo de canciones de raíz latinoamericana que se llamó Ventolera, que ya lo volveremos a armar en algún momento. Mi veta tanguera de compositor va por ese lado, también la de hacer arreglos de guitarra y para cantantes, es un poco eso.”

Ringo Bonavena, ‘Adiós Nonino’, Carl Sagan, ‘La yumba’, Troilo y Piazzolla, Diego Maradona, ‘La cumparsita’ el pasado y el futuro del tango, todo está resumido en el Sexteto Bonavena que integra esta ola tanguera con nuevos exponentes, solistas, cantantes y diferentes formaciones que revisan las raíces y crean un nuevo horizonte musical para que nuestro tango siga más vivo que nunca.

 

 

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img