Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 27 de enero de 2022
11.7 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Con purismo no hay país

- Publicidad -
- Publicidad -

¿Cuál es el juego de Macri al incorporar a Pichetto? ¿O recurrió a lo que había disponible, frente a la negativa de Urtubey?

-Si es como se lo cuenta, Pichetto llega por descarte y no por elección directa, aunque sería una línea de interpolación de una especie de peronismo de derecha para completar una fórmula y darle un contenido que atraiga a un sector del electorado, aunque seguramente le complicará la vida con sus votantes más fieles y reaccionarios.

- Publicidad -

La idea primigenia entiendo era incorporar a una mujer joven y radical, pero no había tiempo de instalarla de acuerdo a las formas en que se maneja la coalición gobernante para con su marketing, que es su punto más fuerte. Frente al descalabro económico, a la caída de todos los índices, necesitaban una especie de golpe de efecto que se asemejara a la movida de Cristina, y creo que vieron la posibilidad con Urtubey primerio y con Pichetto después de producir ese pequeño temblor. Y digo pequeño porque me parece que la novedad se agotó en sí misma, no creo que Pichetto les aporte muchos votos, creo que en definitiva es posible que les reste algunos. Y si la movida apuntaba a debilitar a Ramos Padilla en el Consejo de la Magistratura, la respuesta rápida de todo el arco político opositor indujo a Pichetto a la renuncia a su lugar.

De modo que me parece que es una novedad que se agotó en sí misma, y que de frente a las PASO de agosto, la ecuación para la coalición gobernante va a ser la misma: tendrá que traccionar demostrando algún tipo de logro que en lo económico está sumamente complicado de mostrar. Si bien han cuidado bastante, no digo del todo, las tarifas, los índices macro y micro siguen siendo espantosos, y a medida que vayamos avanzando hacia fin de año la situación se agravará más.

Pero más allá de los índices, lio preocupante me parece cómo afecta este cóctel al bolsillo del ciudadano común. Y si el bolsillo está enojado, el voto será con bronca, aún en el caso de aquellos que sufragaron convencidos en el 2015 por un cambio que en definitiva resultó un regreso al neoliberalismo.

En sus primeras declaraciones como precandidato a vicepresidente, Pichetto se ubicó a la derecha del mismísimo Macri, como si apelara a fortalecer el vínculo con el votante más duro de la coalición gobernante, que ya está fidelizado. ¿Qué se pretende?

-Seguramente son declaraciones para evitar fugas hacia José Luis Espert, por ejemplo, que en un imaginario arco estaría ubicado a la derecha de Macri. También entiendo que apuntan a polarizar no ya desde los nombres, sino desde la ideología o la postura frente a determinadas situaciones. El ataque al inmigrante, todas estas posturas que atrasan muchos años, declaraciones para los setenta, ni siquiera para los noventa. Y apuntarán a ver si en los nuevos tiempos pueden atraer a quienes se han puesto más reaccionarios. No sé si las redes sociales, si cierta falta de filtro para decir las cosas, ha hecho que mucha gente se haya ubicado más a la derecha de lo que realmente siente. A lo que van es a confrontar dos modelos de manera cruda y violenta: al neoliberalismo más rancio y más ‘facho’, con el proyecto de los Fernández-Fernández.

 

“AHORA VIENEN POR EL CAMBIO; A LA PLATA GRANDE YA SE LA LLEVARON”

En su nueva denominación, Cambiemos insistirá con la palabra cambio. ¿Cambio con respecto a qué, al gobierno de ellos mismos?

-Dos cosas: ahora vienen por el cambio, lo que quedó, porque a la plata grande ya se la llevaron. La otra es que haber instalado esa palabra les significó una gran cantidad de votos: cambiamos porque la gente se había cansado de doce años y medio de kirchnerismo; porque proponían una innovación, por más que era lo mismo que había estado en el 2001. Van a sostener esa idea de presentarse como lo nuevo, y tratarán de construir otra vez desde lo mediático la nueva política con sentido antipolítico, contra la ‘vieja’ política. Pero se les hará muy difícil con Pichetto en la fórmula. Pichetto viene desde hace mucho tiempo siendo oficialista, posiblemente él no tiene la culpa de que cambien los oficialismo, él es oficialista. En concreto, todo eso es construcción pura, que se podía hacer con una situación económica distinta en 2015, ahora se complica mucho más porque el horno no está para bollos. Al que no le alcanza para pagar el gas, la luz, no llega a fin de mes y se le complica con los medicamentos, le pueden hablar de cambio e inventar una palabra, pero en definitiva lo que quiere son soluciones para su vida cotidiana.

 

ANTIPERONISTAS ‘AL HORNO’: “EN TODAS LAS FÓRMULAS HAY PERONISTAS”

Mencionaste a Urtubey. Su alianza con Roberto Lavagna no ganará, ¿pero a quién le restará más votos, a Macri-Pichetto o a Fernández-Fernández?

-Es probable que sea repartido, pero supongo que aquel desencantado con Macri que no tenga ganas de votar a los Fernández, recurrirá al ‘mal menor’ de sufragar por Lavagna.  Pero el antiperonista furioso se encuentra en una situación sin salida, porque en todas las fórmulas hay peronistas. Eso les ha complicado la vida a los antiperonistas. Es probable que por lo menos en las PASO, haya muchos votantes de Macri que, enojados por la situación económica o porque lo lleva a Pichetto, se vuelquen hacia Lavagna-Urtubey. Pero seguro en proporción mucho menor que la que imaginamos ahora, porque me parece que se va a polarizar mucho la elección.

¿Cuál es el rol que le cabe a Schiaretti en esta elección, que ganó muy cómodo en Córdoba, con la influencia nacional que eso tiene?

-Por lo menos con lo que significó en la elección de 2015. En Córdoba, donde la política del cordobesismo fue instalada por De la Sota y continuada por Schiaretti, se da una anomalía: por lo menos por lo que he charlado con amigos de allá, los cordobeses se aíslan del resto del país, y tienen mucho resquemor y bronca con el porteño, y el porteño somos todos, n sólo los de capital sin los que vivimos en la provincia de Buenos Aires. Seguramente llevar boleta corta implica que Schiaretti se da cuenta que pone en riesgo lo que construyó si adhiere, por ejemplo, a Lavagna-Urtubey. De hecho, dejará que cada uno vote libremente. Creo que Córdoba esta vez tendrá menor incidencia,  o que al menos no tendrá la incidencia que tuvo en 2015.

¿Qué le dirías al votante duro kirchnerista al que no le gustan Alberto Fernández, Massa ni otros, y que ya enciende luces de alerta sobre cómo se gobernará con esas figuras en el caso de ganar las elecciones?

-Es una foto, la actual, similar a la anterior a 2013. Los que están, ya estuvieron. No hay mayores sorpresas, salvo la incorporación de Pino Solanas o la aparición de Matías Lammens. Los demás que integran el Frente, Fernández, Massa, Donda y los Moyano, son toda gente que volvió y que se incorpora frente a una situación externa que es altamente compleja. Me parece que más allá de los gustos personales y del purismo, que es algo complejo en política, la hora histórica determina que o se enfrenta al neoliberalismo con todos los recursos a disposición, o hay neoliberalismo por cuatro años más, lo que no nos asegura que haya país. De modo que más allá de lo que yo opine sobre Massa, sobre Alberto Fernández, sobre Felipe Solá, Victoria Donda o Víctor De Gennaro, por nombrar a varios de los que han vuelto, creo que fue Cristina la más clara en ese sentido: es con todos, con un nuevo contrato social, porque el enemigo nos llevará puesto el país. No hay otra solución. Hacerlo por la del purismo ideológico no asegura ningún resultado positivo, y como decía Perón, si vamos a llegar sólo los buenos, vamos a llegar muy pocos.

 

LA PATA NEGOCIADORA

Se pone mucho la tilde en la incorporación de figuras por derecha, casos Massa y Fernández, y poco en el desembarco de gente por izquierda, que quizá hasta hace uno pocos meses nadie vislumbraba en un frente junto a Cristina: Pino Solanas, Victoria Donda, MIcheli y Víctor De Gennaro.

-Más allá de la situación que llevó a la ruptura y la salida de Alberto Fernández del kirchnerismo, no podemos dejar de lado el hecho de que es uno de los miembros fundadores del Grupo Calafate, ni que la mesa chica durante años fueron Néstor, Cristina y Alberto. Fue explicado por Cristina en su libro Sinceramente y también por el propio Alberto. El perfil de él puede parecer más de derecha, aunque no necesariamente lo sea. Es probable que sea menos confrontativo en relación a lo que estamos acostumbrados a ver, que el kirchnerismo tenga con él una pata más negociadora, más ‘rosquera’. Después, seguramente hay -seguramente, digo- un proyecto que debería ordenar. El tema va a ser construir ese poder, si se logra ganar las elecciones, a partir del 10 de diciembre con un panorama económico, político, social de la Argentina altamente complicado. Si es la fórmula Fernández-Fernández, tendrán una tarea titánica; si es Macri-Pichetto, tendrán una tarea fácil, porque terminar de destruir es mucho más sencillo que construir.

Chino Castro

Afuera morocho

Uno que quedó afuera es D’Elía, líder del partido Miles. Dijo que le habían dado ‘un tiro en la nuca’ dejándolo afuera, después de que haber acompañado al kirchnerismo en todas las batallas.

-Hay una búsqueda de bajar el perfil confrontativo, que quizá tenga que ver con aprender de los errores del pasado. De hecho, Felipe Solá salió a retar a Dady Brieva y Mempo Giardinelli, y más allá de que yo coincida o no con ese reto, creo que tiene que ver con la impronta de bajar el perfil confrontativo y captar a la avenida del medio, que sí existe, constituida por los que un día votan a Cristina y otro día a Macri, que son muchos y a los que hay que seducir. Uno entiende que el sector más puro y duro está fidelizado, que es el treinta y pico por ciento, pero con eso no alcanza, por lo que hay que salir a buscar los votos que darían la posibilidad de ganar. Y para conquistar esos votos, por ahí hay que asumir un perfil mucho más conciliador que aquél al que estuvimos habituados hasta diciembre de 2015.

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img