Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 06 de abril de 2021
17.6 C
San Carlos de Bolívar

Con los niños en las aulas vuelven las clases el lunes

Algunos ya habían vuelto para el proceso de intensificación o de revinculación, el resto regresará el lunes tras un año en casa (pero no de gusto).

 

El ciclo lectivo 2021 comenzará con todos en el aula, en todos los niveles en el caso de Bolívar, con excepción del terciario, que continuará funcionando bajo régimen virtual al menos hasta agosto.
Lo confirmó ayer en conferencia de prensa Liliana Díaz, referente del gremio docente SUTEBA. En soledad, no estuvo acompañada por dirigentes de los gremios colegas que nuclean al sector, por nadie del Consejo Escolar ni de Jefatura de Inspección, ni tampoco representantes del gobierno municipal.
Horas después de oficializado por provincia de Buenos Aires el protocolo sanitario que da marco al regreso a las aulas para iniciar este lunes el ciclo lectivo 2021, Díaz dijo que “cada institución va a atender al plan jurisdiccional, que por su parte contemplará las particularidades de cada institución” conforme los requerimientos de las normas sanitarias marco. Por caso, uno central: entre estudiantes deberá haber un metro y medio de distancia, y en función de ello cada escuela deberá definir cuántas ‘burbujas’ puede montar en sus salones, según sus dimensiones. “Todo dependerá de cada plan institucional, y de cómo asegurará la continuidad pedagógica. Ese plan jurisdiccional del que hablamos irá actualizándose minuto a minuto, sobre la marcha”, advirtió la dirigente.
A nivel distrital, “ha sido garantizado el inicio en todas las instituciones”, incluso en aquellas que fueron el paradigma de escuela rota desde que se comenzó a hablar del retorno a las aulas, como la 7. “La 7 la 9 están pendientes de obras. Los chicos empezarán en el establecimiento, y cuando empiecen las obras grandes se ha previsto su traslado a instituciones con espacio”, anticipó la educadora. Otros colegios tienen problemas con el suministro de agua, “pero desde el Consejo Escolar se está regularizando la situación. Los directivos están yendo a buscar los insumos, que han sido enviados por la provincia”, informó.

El régimen presencial se complementará con el recurso de impartir contenidos a través de plataformas virtuales, que fue el empleado durante todo el 2020 para que los chicos no perdieran el año de aprendizaje. “En algunas instancias se apelará a lo virtual: en el caso de los alumnos dispensados por alguna enfermedad, o que estén transitado el covid. O si las burbujas no dan abasto, es decir para los estudiantes que dentro de la presencialidad programada no puedan asistir por razones de espacio. Durante un tiempo se mantendrá un sistema dual”.
Los maestros y los estudiantes compartirán cuatro horas en el aula, según el protocolo establecido. Con el alumno o docente que contraiga el covid, se procederá con la elemental medida de aislarlo durante catorce días.
Díaz agregó que en estas semanas un alto porcentaje de los docentes ha sido vacunado contra el covid, y el resto recibirá su primera dosis muy pronto. “Tienen prioridad los de Inicial y Primaria, luego les tocaría a los de Secundaria y por último a los de Superior, nivel que trabajará desde la virtualidad hasta agosto, según los comunicados que nos han llegado”, indicó.
“Tranquilidad, calma y paciencia para un buen inicio” en un “tiempo complejo”, fue el deseo para todos los docentes expresado ayer por Liliana Díaz, en nombre de SUTEBA.

“Ansiedad” de cara a “otra nueva normalidad”
¿Cómo están los docentes hoy, cuál es su sentimiento, de cara a este regreso a las aulas tras un año de trabajo a distancia, a través de lo virtual?
-Hay ansiedad, muchísima, y también cierto desconcierto. Hay situaciones que generan incomodidad, por no saber cómo va a ser. La realidad es que el trabajo virtual fue un desafío para todos, si bien Superior ya estaba acostumbrado. Pero para Inicial, Primaria y Secundaria fue todo un desafío, fue aprender junto con los chicos. Creo que ahora también habrá que aprender, en esta otra nueva normalidad. El docente está con ganas porque se le dificultaba mucho dar la clase el año pasado, junto a su propia familia y entorno, con la conectividad no garantizada, lo que implicaba poner sus propios recursos para poder trabajar. Y obviamente faltó el vínculo humano, que ahora será con distanciamiento, y pienso en el nivel Inicial, para el que constituirá un gran desafío. Quizá dentro de quince días podríamos hacer otra entrevista preguntándoles a los docentes qué sintieron, porque es algo inédito.

Volverán las clases el lunes con un regreso a una semi normalidad, que como bien dice Liliana Díaz, será otra nueva normalidad en este tiempo tan cambiante.

Chino Castro

Más Leídas

Edición Impresa