Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 13 de octubre de 2021
19.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Con el concierto de Dafne, comenzó una nueva Semana de la Diversidad

Ofreció su espectáculo Latinoamérica Resuena.

- Publicidad -
- Publicidad -

Junto a su compañera y socia artística Victoria Gallegos, y en una nueva visita de la dupla a la ciudad, Dafne Usorach presentó el sábado su espectáculo Latinoamérica resuena, que sirvió de puntapié inicial a una nueva Semana por el Respeto a la Diversidad. Fue en el salón del club Buenos Aires (originalmente iba a realizarse en el patio del lugar, a modo de inauguración para esta temporada), donde tienen sede la Dirección de Cultura y otras reparticiones comunales. Justamente este concierto y todo lo relativo a la Semana es organizado por el colectivo Mujer Originaria y la Dirección municipal de DD.HH., con el aporte de Cultura.

En un salón casi en penumbras, la cordobesa (sin tonada) empuñó su viola para desgranar, con su cálida y afinada voz, las canciones de un espectáculo que va al hueso para desnudar, a través del filoso vehículo del arte, una usurpación de tierras y recursos que la historia ‘oficial’ presentó y sigue presentando como la civilización de los pueblos de la América profunda. Con breves y precisas intervenciones de la artista entre una pieza y otra. A un costado, la siempre eficaz Victoria Gallegos disparaba las imágenes alusivas, proyectadas en la pared de fondo y cuyos créditos corresponden a Melina Serra. El acompañamiento musical incluyó una loopera, que salpicaba las canciones con sonidos que les otorgaban matices y profundidad.

- Publicidad -

La apertura fue con una del invencible Ramón Ayala, a la que le siguió una de título elocuente: Latinoamérica, de Dafne Usorach. Esa musiquita, de Teresa Parodi, y Rara, también de la protagonista de este espectáculo, marcaron la continuidad del recital. “Rara, loca, rea, revirada, feminista, mal vestida, marimacho, descuidada, pseudo hippie, pobre chica, incomprendida, despeinada, desprolija, antimoda, descuajeringada”, escribió Dafne, en una auténtica declaración de principios que no necesita gritar.

Floreció luego Soy pecadora, de la uruguaya Ana Prada, un tema que se compró todos los boletos para integrar un espectáculo de esta naturaleza, y que es bandera del feminismo. Y vendrían más música, más emociones y más denuncias que arrojan luz sobre asuntos que la historia establecida como la verdad ‘oficial’, escrita por los que impusieron sus intereses a sangre, fuego y todo tipo de atropellos, se ha esmerado en ocultar y/o falsear, y que explican casi todo del momento presente a nivel continental. La que nos trae Dafne con su música es la otra cara de esa moneda, vale decir la verdadera historia. Quien quiera oír, que oiga.

Latinoamérica resuena. No suena, resuena, sutil pero profunda diferencia. Resuena, que es lo mismo que decir que cruje. Cruje porque late. Y para cuando los pueblos de este lado del mundo se decidan por fin a hacer tronar el escarmiento, ya tienen su banda de sonido: las canciones de Dafne, y muchas otras más.

La Semana de la Diversidad finalizará mañana a las 18.30, con el conversatorio Repensar el mapa cultural de nuestros antecesores originarios que habitaron en el ahora llamado territorio de Bolívar, que los profesores Pablo Corbera y Jorge Lapena llevarán adelante en el Aula Magna del CRUB.

Chino Castro.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img