Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 04 de junio de 2021
13.2 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“¿Cómo vamos a hablar de unidad si tenemos tres bloques de concejales?”

Julio Ruiz pretende acercar partes si llega a la presidencia de la UCR.

- Publicidad -
- Publicidad -

Julio Ruiz es el candidato a presidente de la Unión Cívica Radical por el espacio de Evolución, Lista N° 114. El ex intendente (1987-1991) es reconocido por su transparencia en todo sentido, y ahora quiere liderar al radicalismo para enderezar el rumbo que lo ha alejado del municipio hace ya casi una década.

Una campaña distinta en muchos aspectos…

- Publicidad -

– Sí, larga pero no digo que haya sido agotadora, la pandemia por un lado nos condicionó; pero por el otro nos obligó también a regular la tarea. Los talleres estaban previstos hacerse dentro del comité con los jóvenes, que nos ayudó mucho en la campaña, los sacamos del comité para evitar las aglomeraciones y eso permitió la difusión por los medios, que si lo hubiésemos hecho como lo teníamos pensado originalmente hubiera quedado reducido a los 15 ó 20 jóvenes que participaban de los talleres y nada más. Eso nos alivió la otra parte de la campaña, que fue la tradicional de ver tres veces a los correligionarios, primero para presentarnos como grupo y luego para acercarles la boleta y el mano a mano. Vamos llegando a final contentos porque se ha podido desarrollar una buena campaña, conseguimos los objetivos planteados, que era llegar a la mayor cantidad de afiliados y darnos a conocer, y sobre todo que conozcan nuestra propuesta.

¿Cuáles son esas propuestas que quieren llevar al comité?

– Nosotros planteamos que queremos un comité abierto. El comité no es sólo un edificio, es el alma y la escuela del partido; queremos que vayan los afiliados mayores, los jóvenes, las mujeres y los niños, primero a formarse, que fue la tarea que comenzamos a hacer con los talleres, porque necesitamos un partido que tenga claras cuáles son sus ideas. Necesitamos formar radicales y recordarles a los viejos radicales por qué eran radicales, para que vuelvan al partido, porque mucha gente se ha ido, a muchos les han dado de baja de los padrones, muchos se han desafiliado, y tenemos que lograr que vuelvan y que se sientan orgulloso de su partido. El comité también tiene que trabajar con la comunidad, no quedarse encerrado esperando que venga la gente a plantear sus problemas, es al revés, la Comisión Directiva debería funcionar como un Concejo Deliberante paralelo, viendo qué pasa para elevar propuestas a nuestro bloque de concejales. Y ahí tenemos un problema, no tenemos bloque de concejales, entonces tenemos que recordarles a los radicales que están en el Concejo que forman parte de la Unión Cívica Radical, que primero está el partido. Si ahí hay tres bloques, de los cuales algunos son afiliados radicales y otros no, vamos a ver cuáles son los radicales y que vengan para juntarlos para tratar de que vuelvan a ser un bloque, esa es la primera tarea que tendría que haber hecho el comité. No queremos que el comité sea utilizado para fortalecer a una fuerza, a la que llega, porque eso hace que el partido pierda fuerza, necesitamos que el que llegue trate de unir a la mayor cantidad de posible a través de objetivos y tratar de unificar al bloque de concejales, cómo vamos a hablar de unidad si tenemos tres bloques de concejales. ¿Cuál de ellos es radical? No hay una directiva del partido, las decisiones que toman los concejales son individuales o por grupos, ¿y el partido?

Ocurre que en el último tiempo pasó a ser más importante cualquier “ismo” que el radicalismo…

– Y no sólo en el orden local, también en el orden provincial y nacional ha pasado a ser más importante el egoísmo. Tenemos que ver cómo revertimos eso, esto parece la ley de la selva en la que va a sobrevivir el más fuerte de los grupos, ¿y el partido? ¿Quién piensa en el partido? Por eso planteamos una campaña distinta, sin agresividad, porque si planteamos que tiene que haber unidad no podemos salir a desparramar perdigones, nos tenemos que comer todas las que nos caigan encima porque hay un objetivo más importante que es la Unión Cívica Radical.

Carretero decía que cuando fue intendente cada tanto lo llamaban del comité para tirarle las orejas, y a vos te pasó también durante tu mandato…

– Todos los meses nosotros teníamos que ir al comité; pero los concejales también, porque tenía que haber una comunión aunque no estuviéramos de acuerdo en un montón de cosas, por lo menos el partido tenía que saber qué hacía el bloque, y el bloque tenía que saber qué pensaba el partido. Un partido tiene la Comisión Directiva, los concejales, los consejeros escolares, la juventud radical y los militantes, ¿hemos tenido partido estos últimos 20 años? La respuesta es no. Consecuencia de ello es que no hubo internas, lo que hubo fue pensamiento único, el que gana gobierna, no sabemos cómo, ni para qué, ni con quién, y el resto la mira de afuera.

Simón fue el primero en fomentar eso…

– Arrancamos por ahí, sí. Tenemos que entender que una sola lista no significa unidad, y lo que hubo durante mucho tiempo en este partido fue una sola lista, lista única que no era de unidad, no había ni internas, el afiliado no tenía ni la posibilidad de ir al comité a decir “no me gusta”, desapareció el llamado a asamblea, que es el mecanismo legar para que el afiliado pueda expresarse. Todo eso hace que hayan primado los “ismos”. Tiene que haber renunciamiento de todas las partes para que podamos sentarnos a construir algo.

Durante mucho tiempo los militantes se transformaban en empleados municipales, entonces les parecía que ya habían cumplido la etapa de militantes. Cuando perdieron la Municipalidad en 2011 parecía que podían volver los militantes desinteresados de cargos, y sin embargo no pasó…

– Sí, los radicales hemos desperdiciado el tiempo y hemos destrozado el partido, lo desmovilizamos. Tenemos que recuperar la humildad, en alguna época fuimos grandes; pero hoy ya no lo somos, hoy somos como los que les quedó el apellido y las deudas. Bajemos un cacho del carro, tenemos que rearmarnos de nuevo desde abajo.

Seguramente te has encontrado en esta campaña visitando a afiliados a los que fuiste a ver varias veces en las también varias incursiones que tuviste en la política…

– Totalmente, lo que te carga de energía y hace que no te sientas agotado es esa corriente eléctrica que los tipos te tiran cuando te ven, cuando te abrazan, cuando te dan la mano y te miran como diciendo “vamos para adelante de vuelta, a ver si podemos recuperar lo que éramos, vamos por ese orgullo”. Conseguir que la gente vuelva a enchufarse, a participar, es un verdadero triunfo. Vimos esperanza en la gente, por eso para nosotros ya ganamos, si alcanza, genial, y si no, en la próxima alcanzará.

El comité debería empezar a reafiliar gente que no aparece en los padrones y que fue afiliado de toda la vida y quiere seguir siéndolo…

– Exactamente, es otra de las cosas para las que queremos el comité abierto, un padrón actualizado, una campaña permanente de afiliación, mucha gente que nos pide que los volvamos a afiliar, estamos hablando de mil personas que te dicen “yo pensé que estaba afiliado”.

Te hemos escuchado hablar por estos días de la mujer y de mucha historia, la UCR local tuvo en la historia una sola presidenta mujer, María Edith Duverni, a quien le bajaron el cuadro de la galería “Elba Merlino de Ravassi” porque se fue del partido; pero con ese acto se está negando la historia…

– María Edith Duverni fue presidenta del partido y fue militante radical durante mucho tiempo y muy buena mlitante, que después cambió, ¿y cuántos cambiaron? Y hoy vuelven algunos aduciendo que nunca dejaron de ser radicales. No neguemos la historia, es como cuando sacaron el busto de Uriburu, está ahí, dejalo, para que la gente sepa que qué hizo. Acá también, tuvimos una presidenta mujer y porque se fue nos enojamos y le sacamos el cuadro, estamos como el amigo Néstor (Kirchner) que fue a bajar los cuadros (de los represores de la última Dictadura Militar en la ESMA), no se cambia la historia bajando cuadros, se cambia mejorándola y no cometiendo los mismos errores. Eso es de mentes chiquitas.

¿Cuánto se define el domingo y cuánto ya está definido?

– Hay dos cosas, una que ya está definida y la otra que falta definirse. Creo que se definió que por primera vez en mucho tiempo hay esperanza, está en la gente que ve que hay un equipo nuevo que viene con ganas de hacer las cosas distinto. Lo que falta ver es si esa esperanza se materializa en votos, y eso va a depender del tiempo, del coronavirus, de las serruchadas de piso de último momento que las hay siempre. Nosotros preferimos confiar en la gente, no queremos vivir desconfiando del otro, preferimos que nos cague. Si alguno te falló, en ese no confíes más. No podemos obligar a nadie a votar, no podemos apretarlo, no podemos exigirle, no podemos ir a pasarle factura de cuando le dimos algo cuando estábamos en la Municipalidad, no, porque todo eso es inmoral.

¿Qué mensaje le das al afiliado para que el domingo vaya y te vote?

– Nosotros no somos ni mejores ni peores, somos radicales que queremos un radicalismo de verdad para todos y que sepamos por qué estamos en la UCR y para qué queremos llegar a ser gobierno en 2023. Y que trate de unir a los afiliados, a los concejales y a los consejeros en una consigna, que más importante que cualquier “ismo” es la Unión Cívica Radical.

Ángel Pesce.

spot_img
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img