Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 03 de agosto de 2022
10.7 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Columnista: De esto y aquello – Nota 1530 (4ª Época)

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

- Publicidad -
- Publicidad -

Estos asuntos que han llegado casi de casualidad a la población, los extraordinarios  que tienen que ver con el avión, como los que tienen que ver con  lo cotidiano, bastante ordinario en los últimos tiempos. Y por otra parte en una cosa o en otra lo berreta. Una cosa que me ha llamado la atención cuando se habla del gas o de la electricidad o de petróleo, es decir de la energía, lo que produce desazón es que toda la energía nacional esté en manos de un joven treintañero, porque guste o disguste no tiene la energía intelectual necesaria para semejante tarea, y además de la campora, no puede traer mucha energía,  salvo el chisporroteo de la desilusión. Para la pareja  todos estos jóvenes pueden tener en sus  manos las fuerzas integras de la nación, aunque a poco andar surge el fracaso de todo lo tocado. Todo lo que tocan roto esto está, y todo lo que tocarán irremediablemente se romperá. Y buena parte de los políticos tan campantes. Unos aplaudiendo y otros mirando. Pero los de a pié sin tiempo para esos asuntos, porque el asunto es que ni siquiera tienen mil por día para vivir. En cualquier momento aparecen las ollas  gigantes y en la foto se verán señores y señoras importantes cuchara en mano.

Y es todo tan espantoso que semana a semana la pareja inviable es cada vez más inviable, y todo por emperramientos nefastos y evasiones de la justicia. Produce carne de gallina pensar a donde han llegado cerca de cincuenta millones de habitantes,consus instituciones desarboladas;y todos presos de un proyecto irremediablemente fuera de lugar y poniendo al país fuera de lugar. Y todos esperando las elecciones. Pero si las elecciones son más o menos como las últimas donde todo depende delas Cámaras pues  irremediablemente seguirá esta funcióndesnortada y fuera de madre, porque para cualquiera, con dos dedos de frente,verá con asombro que la conjunción de estas instituciones no salvará a nadie; salvo a los conocidos.  Y dado el barranco en que ha caído Argentina es imposible subir con las instituciones actuales, que no sirven o no quieren que sirven;ni quieren servirse de la Constitución que les da la herramienta para salir del paso, con el juicio por mala praxis, por la excelente puesta en escena para hacer el mal.

 Es decir, son tan poca cosa, que  prefieren que todo se vaya al garete;y está todo tan trillado que hasta les sale por inercia. Lo insólito es que una nación está decidida a penar quince meses más. Un tiempo enque van a tener tiempo de romper lo poco que queda. Que por otra parte tampoco quede un solo dólar; y que por si no bastare, se las arreglen para que todo siga igual; y la nación al tacho sin llanto alguno. Al contrario seguramente habrá risas de alegría, que para eso han venido y para eso están.Por ejemplo entre otras cosas para romper el idioma, para continuar rompiendo el pasado hispano americano, para continuar enredando la historia y dándole más importancia a un caudillo que a un emblema patrio, al cual por otraparrte le tienen pavor. Se alejan de la bandera porque la odian y cuando llega el caso de recordarla levantan una parodia.

Son tan pequeños  que no pueden sufrir un prócer grande, con tan poco seso que aborrecen a Sarmiento, y son tan, pero tan jodidos, que se quedan con baradel. Al punto que con los inclusivos convertidos en exclusivos no saben cómo quedar bien, como arreglarlo de alguna manera para que en el primario no y en secundario si y en el terciario se verá. La verdad, que desnortados en todo no podían acertar en el lenguaje; por otra parte no les pagan para embellecerlo sino para afearlo, que curiosamente no sabrán enseñar, pero en afear son maestros, y en esto de excelencia; y se creen los bellos del mundo, los elegidos de los dioses y son inútiles inclusivos y porque se les canta. Pero los demás no quieren esa canción.

Pues bien, son tontos porque se les canta y a otra cosa. Les parece que son los que han descubierto la arroba, y se lo creen; pues a mí de pequeño me pesaban en arrobas. Son los mismos papanatas que quieren que Carmen termine como a ellos les gusta porque les disgusta lo hecho por otro porque saben que son romos que nunca podrán hacer  una Carmen ni un Principito.ni tantas obras con las que se meten. Vacíos de cultura pero en un descuido les da por decir que Dulcinea  era feminista. Y cambian el libro inmortal. Y por otra los señorones del mundo que rompen porque gustan de ver morir gente o queden con secuelas en una pandemia. O que digan que en dos meses llega otra pandemia y surge la pregunta de rigor ¿y cómo la saben? Todo muy extraño pero la respuesta es que se les ve la marca en el orillo.

Como si decir gerenta tuviera algo que ver con los signos intercalados o con niñes. En una palabra que para introducir lo femenino no es necesario romper lo masculino y la belleza de siglos. Por otra parte no es necesario alertar que los mismos corruptos que andan sueltos son los que tiran coces en el idioma. Y estos mismos, que no son peronistas se han subido al caballo de pintas porque ya estaba ensillado. Y no está demás recordar que la ineptidud es la siembra de los ineptos. Y en el lenguaje inclusivo abundan, al punto que las maestras en serio, se alejan del asunto así las penalicen. Está todo tan enrevesado por la costumbre anómala de un cuarto de siglo, que el otro día un espía nacional hablaba a los medios como si fuera un político, lo cual viene a demostrar que tampoco es espía, o al menos un buen espía, porque desde siglos y siglos hay que recordar que los espías trabajan para su patria; y no contra su patria. 

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img