Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 25 de mayo de 2022
13.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Columnista: De esto y aquello – Nota 1517 (4ª Época)

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez.

- Publicidad -
- Publicidad -

Qué triste esta Argentina del monumental desgobierno, desentendida de todo lo que importa para la nación y cada uno de los habitantes. Qué triste esta Argentina de las continuas rencillas y desplantes de unosy de la desidia de todos. Qué triste esta Argentina pensando en la próxima elección, cuando no hay presente. Qué triste esta Argentina con cientos de argentinos en puestos  de mando con cerebros romos para el ramo. Qué triste esta Argentina donde la cosecha más importante lleva un cuarto de siglo a la espera de que siembre de una buena vez el mérito, porquea pesar de los baradeles y baradelas, bien cuidado es una semilla que crece bien y enseguida. No se  puede pensar con vaguedades en el mañana cuando no existe un hoy que lo sustente.

Qué triste esta Argentina con infinidad de argentinos que esperan el año de elecciones porque todos quieren ser presidentes o al menos un conchabo. Qué triste esta Argentina donde el desgobierno ha puesto infinidad de hombres y mujeres en el Estado y está a punto de explotar. A este paso no quedará nadie para trabajar. Ya hay cosechas que no se pueden levantar por falta de mano de obra; que curiosamente no trabajan de cosecheros ni de nada, porque viven de los demás. O sea de quienes trabajan. Parece mentira adonde se llega en esto de la globalización de la tontería, que por estas pampas está saliendo de maravilla. La verdad que deberían leer las actas del Congreso de hace un siglo, para tomar conciencia de adonde se ha llegado. Y lo peor es que aspiran a más..

Llama la atención que todos tienen plan para dentro de dos años y nada dicen con seriedad hoy. Patético, La patria quemándose y los llegados hace días pensando en elecciones, o mejor dicho en puestos de importancia. Sin embargo basta ver lo acontecido en las dos últimas semanas para darse cuenta que buena parte de ellos y ellas no sabenpor dónde doblan las campanas, y hasta me atrevo a decir que no saben que hay campanas. Tampoco tienen oído.  Con esta tropa como para hacerle frente a los trimillonarios que andan rompiendo pueblos; y a éste, algo de ese néctar envenenado ya le ha tocado. Y para más inri algunos de ellos se creen Richelieu. Y sin embargo, y aunque parezca mentira solo les queda a todos el desastre, que como es de suyo tampoco saben arreglarlo.  Yo no he sido que has sido tú y perdida la fuerza en la cizaña, se desmoronan los grupos.

Estas elecciones solo han servido para hablar otra vez del Fondo y para ver cómo se desfonda el fondo de los que trabajan, que mal que les pese a los políticos, son los que les mantienen. Pues ahora con eso de que todos son marionetas de los locales y extranjeros se ha desfondado el desgobierno. Se ha roto el partido inoperante y enfrente los que deberían dar pautas de verdad, que para eso se les ha votado, se miran de reojo, porque todos quieren ser algo mañana. Se pelean porque unos abandonan la sala y otros se quedan. En política, que yo sepa existe la libertad de votar en grupo o en partido; pero no en rebaño. Se asiste a diario a una incongruencia tras otra, como por ejemplo que los piqueteros en conjunto llenen diez cuadras para pedir aumento.

Para mí los piqueteros son conscientes que trabajan de piqueteros,  que dejando a un lado los incordios que ocasionan, saben que en definitiva ellos, los piqueteros, son la salvaguarda de que no haya  estampidas que pueden terminar en sangre. Porque ese es su papel, atemperar. Hasta se les podría llamar pastores sociales.  Porque han sembrado vientos y están cosechando tempestades. Los señores de los trillones de dólares que andan por ahí medio escondidos rompiendo pueblos, en España, por ejemplo, ayudando a los golpistas que por otra parte solo les interesa el dinero. Los famosos indios de la Patagonia, maloneando al viejo estilo de Cafulcurá; Ucrania que han caído en una tragedia como estaba escrito gracias al cómico, y ahora en una encrucijada de sangre. Y los mismos moviendo los hilos de los medios, para que todos a nivel mundial, digan lo mismo, que curiosamente sale por el revés de la realidad. No ha quedado país hispano americano que no haya sufrido las turbulencias de esta gente.

 Y además vigilando para que no surjan vanguardias patrióticas, que las riquezas vendrán en los próximos quinquenios. Mientras tanto toca hacer trizas países, porque si, porque se les antoja. Y ahora, como ha sucedido durante siglos le ha tocado a Europa, a la cultura. Argentina es un país rico donde los ricos de la política, empobrecen a quienes   trabajan. Y tan ufanos. Aquí solo se ven rencillas, se discuten rencillas pero en ningún momento se les ocurre de quienes se espera, publicitar con bombos y platillos algo que se parezca, al menos, a un proyecto de país para empezar a hablar. Algo capaz de enterrar las cifras del Indec. Y sin embargo, el otro día un diputado médico sale a la palestra a “buscar una mayoría para las próximas elecciones”.

Sería interesante recordarle que las elecciones, justamente, han sido ganadas por los propios  y en consecuencia tiene la mayoría y en consecuencia debería decir, que hay que hacer, sin esperar dos años; porque en ese tiempo se han muerto un montón de personas que no han tenido la suerte de escuchar sus verdades. A mí me interesaría saber, hoy  metidos en esta catástrofe, cuanto debería valer el dólar, y no en el twiter o el face, sino en la banca que ocupan y como un proyecto sin importar si sale o no. Total, entre los ministrillos que abundan y nos pierden, a lo mejor el susodicho nos encuentra. Pero hoy. Por aquí, lo más importante ha sido pelearse por un cohete. Sin embargo, impresentables y pensando en elecciones y cargos. Me parece que esta vez toca mujer.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img