Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 20 de mayo de 2022
6.4 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Columnista: De esto y aquello – Nota 1511 (4ª Época)

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez.

- Publicidad -
- Publicidad -

Bueno después de tanto incordio con el Fondo nadie sabe si  han llegado a nada, a poco,  o a mucho, dependiendo del cristal con que se mira o sea el veneno que se pone en la mirada. O a nada según el hijísimo. Porque sin duda la culpa es del Fondo, que no ha faltado el tramoyista  de turno para amonestar al Fondo. O sea, la misma cantinela de siempre, pero ahora en plan extemporáneo. Es de suponer que el lector sabe, de quien es la culpa; y cuanto hace que se suman culpables. Que es medio siglo pero esto desbarata todo lo visto e imaginado. Pero también sabe el lector que nada, poco o mucho de lo que hay en danzas y son millones y millones de  dólares solo sirven para ayudar a algunas familias  o a otras familias.

Bueno, en una de esas les da por hacer carreteras o ponen fábricas o como las van de experimentados empresarios, compran maquinaria de última generación, digital por supuesto, que el dedo en este país está de moda, que sin duda vendrá bien para las nuevas plantas en la fábrica de pobres.  Pero al grano, que sea lo que sea lo vamos a pagartodos. Todos menos ellos. Todos menos los causantes. Todos los días acordando pagar, pero como al cabo nada se transformay el que está al lado de la vaca, la ordeña. O sea, mejorando los ausentes, igual que desde el fatídico día que les dio por echar a patadas a Illia.Pero no se ven discípulos de Illia o está desdibujados o quizás esperando el momento. Es asombroso ir en plan guerrero a decirle al Fondo que por qué dio el dinero. Por qué nos prestó dinero, o sea, como con el tabaco.Que las tabacaleras son las culpables del fumador.

Y lo de siempre, y en todos los niveles de los últimos tiempos, que antes no era así, bueno también es cierto que no he estado en el antes, pero lo he visto por aquí,cuando se le pide al usurero y te da, escritura de por medio y el usurero es el mejor tipo; y no hay pecado. Pero cuando vuelves de Punta, porque estos van a Punta, y te viene a cobrar y hasta te saca la casa es un guacho; como poca cosa. Pero claro estos lo hacen con la nación, es decir con cada uno de los más de cuarenta millones. Y ahora con cara de circunstancia ya se están enojando por el mal comportamiento de esa gente,  se han enojado porque los tratan mal, justo a ellos que son maestros en dictar a diario clases magistrales de maltrato a todos; y todas, faltaba más. Esa es su índole y les importa tres pimientos si el diálogo es con la Iglesia, con otro país, con los militares, con el presidente de la Corte o con la tía Eufemia.

Y qué decir de ese atropello para la bandera, que cada tres meses vengan a ver como se hacen los deberes. Y a esto uno de los adalides  del desgobierno lellamaba un atentado a la soberanía. Y como a todos estos se les conoce por los hechos, pues, como buenos reincidentes lo han de hacer mal,  salvo que en el medio de una buena vez se metan la media docena de radicales que lo pueden hacer y saben lo que hay que hacer. Y  mejor sería sumar alguno de los buenos tres o cuatro que andan por ahí, para ponerlos a diario, en la picota si es que se salen de madre. Que dos años más, otra vez esperando son mucho; y no solo porque cada día producen más pobres sino que cada vez se cae más gente afuera o abajo y cada vez más la grieta y más imposible vivir. A  la gente cada vez le importa menos lo que dicen los buenos y los malos y se salen por la suyas basta con ver el descuido campal de la pandemia. Espero que el rebaño no se espante.

Porque ya están cansando  de los unos  y los otros o de los Hunos y los casi hunos por ausencia, o aquello de en comisión o por omisión. Es vergonzoso que las Cámaras tengan ahí sentados la hez de los políticos argentinos. Aunque también es cierto que algunos de ellos  ni siquiera son políticos, pero forman parte del conchabo mostrenco. Y con el Fondo lo de siempre, que los quetrabajan a fondo a prepararse para pagar, más la cantidad sideral de empleados que chupan de las ubres del estado. Un gentío, que este desgobierno ha introducido en cuanto sitio puede introducir y  al cabo, todos,se llevan por delante  porque están al reverendo por los pasillos; y algunos, los más juiciosos no van para no chocar con el otro, y algunos, ni siquiera van a fin de mes porque se lo depositan.

Pues bien,  eso hay que pagarlo y le toca al que trabaja, que ellos no van a poner un peso y en cualquier momento, y dada la inflación que ellos no han causado, se suben los sueldos; porque no se puede vivir con trescientos a quinientos mil por mes. Y a vivir que se acaba el mundo, el nuestro, que el de ellos empieza, salvo que los radicales, otra vez a colación, se sienten y distiendan sus neuronas y tomen conciencia que ahora no se van los jóvenes sino los adultos y de más de cincuenta años. Sería muy interesante que también se vayan ellos, los causantes del destrozo, afuera, a vivir a Venezuela de la que tanto gustan y que es muy bonita, al menos por Maracaibo y los Llanos;  y nos dejarían tranquilos.Total, si hay que pagar, mejor sin ellos porque día a día ahondan el mal; son maestro del mal. Muchos Judas por estas pampas. Y si gustan del buen cine salgan a la calle. Andamos por el Neorrealismo.  Continúan robándole  la bicicleta a quien la usa para trabajar.  ¿Recordáis?

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img