Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 20 de mayo de 2022
5.5 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Columnista: De esto y aquello – Nota 1510 (4ª Época)

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez.

- Publicidad -
- Publicidad -

Los votamos para que arreglaran el presente y se van de vacaciones y dejan las instituciones al garete que, curiosamente, hemos visto casi siempre son familiares. Y se enojan porque el pueblo les reprende, Lo único que falta es que esperaran que las señoras dijeran que morenita está la niña. Los votamos porque los actuales no sirven ni servirán, y se sientan a esperar que se caigan, sin tomar conciencia que pasan por ser lo que mejor agarrado está. Sin embargo, en la política de estas latitudes nadie se cae si no se lo saca, o surgen cuestiones de peso que indirectamente los echan. O sea, que los votamos para arreglar y esperan que se desarregle y mientras tanto, trabajan para dejarlos arreglarse a sí mismos de aquí a dos años. Salimos a la calle a comprar un alfajor con un billete de mil y el tonto del nobel dice que ha sido un milagro la recuperación de Argentina. Creíamos eran serios y resulta que se pisan el morro y no se dan cuenta; y algunos hasta las van de bufones, que históricamente, siempre se ha pagado bien. Inclusive en especias.

Lo que se ve en todo el país, e incluso en el mundo y en demasía, es lo depreciados que están los políticos  y las políticas;  y por desgracia la Política.  El último malversador en ejercicio de la economía sale para arreglar con el Fondo y desde el fondo de la patria le dicen a los chinos y rusos que nos salven, negocios mediante. Mientras unos quieren una Argentina fuerte otros quieren que los fuertes de Venezuela nos rompan Argentina a la fuerza. Se ha llegado a ver tanta insidia y tanto odio en dos docenas de argentinos, que por desgraciason los que desgobiernan pero nadie les pone tope;y para más inri los ha votado la gente sin darse cuenta que ellos los han de botar a la calle. Es la nueva movida por Hispano América,elegir dictaduras o dictablandas desde la democracia. Algo muy meditado que forma parte sustancial de la ingeniería social  Mediante el voto, y en un futuro corto, que las masas cada vez más masas pican en el acto. Da pie para pensar como escribiría hoy Ortega y Gasset la famosa rebelión de las masas, porque las masas actuales son masa.

Es todo tan extraño y descuidado que lo más llamativo es que la gente siga en sus casas. Al revés que los jueces de la verdad que salen a la calle a romper a quienes están por encima de ellos, que curiosamente forman parte de Corte Suprema. No deja de ser estupefaciente que en este país cualquiera pueda insultar a un fiscal o a un juez, y por gente que de nada sabe, salvo pisotear lo que venga. Ni idea de lo que significa justicia, pero examinan a los jueces de acuerdo al palo. Pero por todos lados es lo mismo porque son lo mismos, en todos lados donde están los que no deberían estar, incluso, por aquí, que también abundan.  Cobran tasas para arreglar los caminos y hasta el Camino Real se angosta.Se las dan de importantes y resulta que no les importa ni se interesan por la cosa pública. El marquitos le ha echado la culpa a los de arriba y de golpe acaece que el EDEN no era el paraíso;y entonces ante este acontecimiento aciago  se ha dado cuenta que ha perdido y cae en la cuenta que es hora de revolver el gabinete. Por lo que se ve parece que atrasa.

Es que pocos, a nivel mundial, como todos estos para echarle la culpa al otro. Parecen esos filósofos, muy serios, dedicados a destajo a la alteridad. Votamos para tener un gobierno y resulta que tenemos varios y lo único que les une es la zancadilla a toda hora. El presidente sale a la palestra, y dice lo que ha dicho la oposición hace meses y lo tiraban abajo, a grito pelado, y hasta en las Cámaras, claro que desde la casa, que igual se cobra. Pero ahora es él, el que lo dice por primera vez. Y algunos le creen y le aplauden. No deja de ser llamativo y preocupante que nunca les interesó la escuela y ahora resulta que son los adalides del pupitre; y los que de verdad queríanlos pupitres en otras ocupaciones.  O sea, que ahora baradel quiere ir a la escuela que frenó por meses; falta que se nos aparezca de traje. Inquietante.

Sucede queno tenemos gobierno ni vergüenza  y todos tan campantes, viendo si el otro o la otra se han tostado. Todo el mundo espera que la oposición eche al ruedo un plan y se discuta y se apruebe o no; para que de una buena vez bailen al sonde la oposición y nada; han perdido el metrónomo y  todos bajo la batuta de una  persona y todos los días afinando los instrumentos, pero o no entienden la partitura, o peor, no hay partitura y confunden la clave de sol con dibujitos inclusivos; o ven los timbales con perspectiva de género. O sea, desafinan, pero hacen ruido y como si fuera música electrónica. Total nadie entiende nada o peor, todos se desentienden. Que la gente oiga que algo se hace, aunque solo sea ruido; les falta el balcón. Y decirnos con cariño como aquella famosa señora, “mis grasitas”.

Que todo se andará, si no andan los que deben andar que se les votó para que anden y hagan canino.Todo lo resuelven con la fábrica de pobres  a tope y con eso ganan. No deja de ser un esperpento nacional. Me acuerdo cuando se hacían a nivel mundial preguntas de alta moral ética y filosófica de si primero los viejos,después los que estaban en primera fila atacando al bicho, luego los  de alto riego; y cuando tomabas conciencia del asunto en danza, resulta que el riesgo eran ellos. Los que se suponía manejaban el riesgo.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img