Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

sábado, 29 de enero de 2022
14.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Columnista: De esto y aquello – Nota 1502 (4ª Época)

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez.

- Publicidad -
- Publicidad -

Hay hechos que ocurren que no debieran ocurrir. Y hay hombres o mujeres que no debieran estar prendidos en esas cuestiones que, al cabo, se convierten en problemas por mal actuar en comisión o por omisión. Además  de violentar las reglas más antiguas que son las del respeto. Y dichos actos se convierten en descortesía como mínimo porque también puede ser un insulto. Después de todo se puede insultar sin gritar y hasta sin hablar. Quiero decir que no dar un informe médico en tiempo y forma y cuando es de rigor sea lo más rápido posible bien puede ser un acto brutal. Esto viene a cuento de que a una señora se le indica una tomografía abdominal y pélvica. Nada extraño, se pide todos los días y no por antojo, pero hete aquí que cuando se pide, se espera un diagnóstico en tiempo correspondiente y  lógico, y que por otra parte por tardanza o lo que sea se convierta en más enfermedad, que la que puede tener o no. Pues esta variable, de toco madera, es lo que esperaba esta señora, que curiosamente es mi esposa.

Para dar comienzo a la puesta en escena de este clásico cotidiano se le da una fecha que es justamente de veinticinco  (26) días. Y al término de la prueba se le dice que el informe estará a los  siete (7) días.  Cuando se cumple este calvario y concurre, resulta que se produce olvido de carnet y a casita a buscarlo, y cuando vuelve se le informa que siete (7) días más. Porque el doctor si ve algo raro lo informa enseguida, por el contrario tarda en informarlo. Y uno se pregunta, entonces el drama de esta señora no será malo,aunque también se puede pensar,si  lo ha visto o no lo ha visto. Y uno que es médico sabe que los informes se hacen en el acto o al día siguiente, porque el que ha visto muchos casos lo hace rápido; o sea, hay que trabajar y poner empeño en esto que no es venta de tomates.

- Publicidad -

Porque tal hecho en definitiva muestra y demuestra un desprecio por el que espera que, además sufre, justamente porque espera; lo bueno o lo malo. Y no puede ser que como acontece a diario haya un desprecio por el prójimo que de verdad ha sido asumido como normal por mucha gente y sobre todo por lo peor de la sociedad y estas cuestiones malsanas no deben ocurrir en estos ambientes donde se habla de salud, porque por otra parte, no está de más recordar queel médico siempre lleva sus actos por niveles que no pueden salirse de los límites de la moral y del Juramente tantas veces arreglado y tergiversado en los últimos tiempos.

Y no hablo de la capacidad científica que en este momento no me meto, porque tampoco viene al caso, aunque me consta es excelente. Si, traigo a colación estos descalabros bolivarenses porque llegado el momento te encuentras con alguien que harto y cansado termina poniendo nombre de abandono de persona a lo que estoy describiendo; pues no hay que olvidar que es el pecado más grande que puede cometer un médico; mucho más, que si ha hecho las cosas bien o mal, pues se cae de maduro que nunca, un médico quiere hacerlas mal. Pero lo que se cuestiona es otra cosa,son lostiempos que caben en un desaire, que se está convirtiendo en algo normal por todas partes incluida la local. Se puede convivir mejor y en el caso  que he despertado simplemente acortar los tiempos de esperaporque quien sufre no sabe qué padece y y entiende la cuestión como un ataque inhumano.

Ahora bien, todos los que se dedican a hacer política con el hospital cuando es municipal viene de lejos, desde que a bereciartúa que en paz no descanse, le dio por inventar el municipal pensando en los partidos vecinales y rompió sin que le temblara la mano, el que podía ser restaurado; pero claro, entonces no cundía la obra pública, con la cual muchos se han hecho ricos. De todas maneras todos los que han pasado lo han dejado tal cual, singularmente los actuales que lo manejan a merced de sus vientos políticos. Y por si fuera poco ha quedado como el único efector, y en consecuencia tiene que cubrir la totalidad de la población.

Y sucede que si se pone como ejemplo lo que aquí se trae a colación cabe tocar algunos aspectos que bien pueden ser espinosos. En primer lugar o no se da abasto por exceso de trabajo o no se trabaja lo necesario y se da menos abasto. Y todo se resuelve trabajando las horas pertinentes de que habla desde más de un siglo atrás Carrera Médica Hospitalaria, o se nombran más médicos o la aparatología trabaja más horas, como en los grandes centros de imágenes en cuya categoría se inserta este nosocomio por su capacidad de trabajo.  Y los informes no han sido dados en tiempo y forma porque así acostumbra en el Servicio. Pero creo hay que tomar nota y en consecuencia  la dirección y el intendente deberán hacer lo que en estos casos se hace. Y como si bien los Servicios no son todos iguales ni deben; tampoco estaría mal curar a los desiguales.

Pues bien hace años dije que no iba a hablar de los médicos y he cumplido, porque ni siquiera estoy hablando directamente de médicos, porque en este caso ni sé nombres, ni si  son altos o bajos. Estoy hablando de un Servicio de Imágenes y por encima de las imágenes de la manera malsana, justamente en un centro de salud, de manejar los turnos. Y como esto está dirigido y controlado por médicos deberían  sentarse a la brevedad para ver cómo disponen a futuro. En consecuencia es de esperar, esto sirva para mejorar los turnos, porque no se puede esperar un mes para el trabajo y quince días para el informe. Porque la espera también es enfermedad.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img