Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

lunes, 11 de octubre de 2021
18.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Columnista: De esto y aquello Nota 1494 (4ª Época)

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez.

- Publicidad -
- Publicidad -

A mí a esta triste altura de los nefastos acontecimientos, no me cabe duda alguna que  si Pedro despertara, me refiero  al Pedro que dijo sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, pues con la piedra les daría en la cabeza a unos cuantos y en particular a Jorge que curiosamente desde que es Papa trabaja a destajo con las impuestas obligaciones que en este mundo actual piden los señores y señoras dedicados a implementar los populismos, básicamente por Ibero América y que a este Papa le sale de maravilla. Desde antes del humo. Y parece mentira que para cumplir con semejantes fines ande del bracete con lo peor de dichos territorios empezando por los que moran en el que lo vio nacer. Por eso que al verlo andar eso del famoso humo tan esperado y trajinado casi ni me lo creo. De manera que se eligen personajes acorde a las necesidades y hoy en día pasan por romper la España de ambas orillas. Que no es humo.

Y como están al llegar los cinco siglos y cuarto del Descubrimiento de América hay que tirar abajo a tan magna obra. Y lo primero que le diría a este Papa que yo no necesito arrepentirme de nada y valoro al máximo aquellos hombres y mujeres que fueron haciendo minuto a minuto lo que nunca antes se había hecho, ni después. Así de sencillo, ahora bien, si tiene que pedir perdón y desconozco a quien, no estaría demás para empezar por la Iglesia, pero la de hoy, la actual, que la de aquellos tiempos se palpan  los resultados. Y si él es un pecador, pues a toda prisa vaya contrito y los descargue en Dios; y no en los hombres y mucho menos en los de hace siglos. Que no por algo pocos le quieren en Europa.Y recordar que los acontecimientos transcurren cuando acontecen; y no cuando los populistas quieren que transcurran, porque, curiosamente, ya han acontecido.

- Publicidad -

Y si bien este Papa no tiene la cultura que suelen tener desde Íñigo los jesuitas, si sabe, pero no quiere, que para hablar del pasado hay que mirar por la ventana que da al pasado y salir a las calles y caminar con ellos y analizar la realidad con ellos. Que aunque parezca mentira, se puede. Pero insisten en lo contrario y no cejan en construir grietas sociales porque al cabo sus oficios son destruir  conciencias presentes; que es una buena manera de destruir el pasado. Y en este caso se asiste de un esmerado lugarteniente como es López Obrador que, con ese apellido no parece muy azteca y al ver la realidad actual de ese querido país a lo mejor tiene muchos más pecados él que aquellos, que alguno habrán tenido, claro. Que los imperios no se hacen a los besos.

A este señor se le ha metido en la cabeza y pocos le atienden pero martilla y hunde el clavo y sus fuerzas apuntan al rey que a toda costa debe el rey pedir perdón. Y la pregunta es a quién. Siempre he sostenido que los presidentes por lo regular de buena parte del mundo y casi todos los americanos deben pedir perdón a sus pueblos por lo que transcurre hoy. Por lo que sucede ahora. Seguramente el mejicano no debe saber cómo eran los aztecas, ni como se las traían. No era para aplaudir. Lo que deja España si es para ensalzar. Se trata de una de las hazañas más altas de la humanidad y curiosamente les guste o les disguste la hazaña es española y los que despotrican contra aquellos están calumniando a mis ancestros; y curiosamente no me gusta ese trato. Por otra parte quienes son estos hombres o mujeres sin importar cargo que hoy les da por sacar la estatua de Colón, mañana despotrican contra Magallanes y El Cano, o escupen a Sarmiento. O como por estos lares derribar a Colón para erigir alguien que no tiene su altura,pero que pueden estar juntos. Que no se van a comer entre ellos. Los comilones de pasados por lo regular no son los que están en los monumentos sino quienes los tiran abajo. 

Lo que ha pasado aquí con Colón es lo mismo que pasa en España con el pasado porque aquellos y estos son los mismos. Por eso interesa traer a colación el Descubrimiento; que es lo que fue. Si cada una de las naciones empezamos a pedir perdón  maldiciendo sus ancestros hasta rebajarlos; es desconocer que los pueblos se han idohaciendo con las cruzas y avances  de usos y costumbres que cada uno poseía; Pero se empeñan en bordar  gigantesca cadena abstrusa y ridícula para volver  a las cavernas. Que es lo que pretende esta gente bien pagada vestida  de indigenista; que es lo mismo que no contar para nada con ellos y dejarlos que vivan de forma miserable como sucede por América. Algo parecido a los indigenistas nacionales que contentos, después de trocear  a Colon, van del brazo con los okupas patagones, quede indios nada, porque los indios están en el norte, pero nadie los ve, y cuando sucede les secan  los pozos de agua,  Algo que nunca hizo España.

Por lo demás toda la descendencia de Moztezu mantuvo títulos nobiliarios al punto que el duque de Ahumada fundó la Guardia Civil. Se trata, en definitiva que, “Su obra civilizadora cumplida en tierras de América no tiene parangón en la historia. Es única en el mundo. Constituye su más calificado blasón y es la mejor ejecutoria de la raza, porque toda la obra civilizadora es un rosario de heroísmos, de sacrificios y de ejemplares renunciamientos. No aspiraban a destruir al indio, sino a… dignificarlo como ser humano. Era un puñado de héroes, de soñadores desbordantes de fe… su empresa fue desprestigiada por sus enemigos, y su epopeya, objeto de escarnio… se tejió en torno suyo una leyenda plagada de infundios y se la propaló a los cuatro vientos…” Ya sé que no quedan  peronistas, pero lo entrecomillado le corresponde al General Perón en un discurso de 1947.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img