Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 18 de julio de 2021
7.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Columna teatral: Aquel viejo criado, por Mario Cuevas

Escribe: Mario "Chiqui" Cuevas.

- Publicidad -
- Publicidad -

Soy amante del teatro, lo disfruto cada vez que concurro a ver una obra. Formar parte de Artecon como sonidista me permitió ser un hombre de teatro durante un tiempo compartiendo experiencias invalorables con gente muy querida. Estuve en varias obras pero hay una en particular que sigue muy presente en mí: El viejo criado, de Roberto Cossa, que en la segunda puesta de Artecon se estrenó el 3 de abril de 1987 en la Sociedad Italiana.

“Mi acercamiento a Roberto Cossa y su dramaturgia proviene de mi paso por la Escuela de Teatro La Plata dónde tuve como profesor de Arte Dramático, quien fuera mi mentor, mi guía, mi amigo, Yirair Mosian – nos comenta Santos Vega, director de las dos puestas – En nuestras charlas después de las clases en un barcito cercano a la Escuela de Teatro, con una ginebra de por medio, me contaba sus experiencias teatrales, su relación con Roberto Cossa. A treinta y cuatro años de aquellos sucesos teatrales en mi vida, he tratado de olvidar todas las vicisitudes de más de treinta y cinco años de teatro en Bolívar y sólo me guardo los lindos recuerdos que me unen sólidamente con aquellos compañeros de aventura. Aventuras y sueños que hoy no veo por ningún lado, pero no me den la razón, estas elucubraciones hace mil años que la pronuncian como una letanía los viejos, pero no se me han ido del corazón ni Duilio, ni Chamaco, ni Walter, ni Liliana, ni Erika, ni Huguito, el Negro Pérez, Fernando y toda la gente que por suerte el teatro pude conocer por el teatro y enriquecerme con sus propias historias de vida.”

- Publicidad -

“Era el trío más mentado que pudo haber caminado por esas calles del sur / ¿Dónde andarás, Pancho Alsina? ¿Dónde andarás, Balmaceda? / Yo los espero en la esquina de Suárez y Necochea…”

En 1944 el poeta Enrique Cadícamo estrenaba ‘Tres amigos’, más de tres décadas después el dramaturgo Roberto Cossa se inspiraba en la letra de este tango, entre otros, para escribir El viejo criado.

“Tenía veinticuatro años cuando estrenamos la obra – recuerda Duilio Lanzoni – A mí me tocó el personaje de Alsina, y referirme a la edad que tenía entonces no ese menor porque el texto de Roberto Cossa es una obra bellísima con muchísimas lecturas, es muy rica en capas de interpretación pero requiere, esto lo digo hoy, tantos años después, de una experiencia de vida en los actores que por lo menos yo no tenía, y que me dificultó el abordaje y la comprensión corporal, no la intelectual sino la del cuerpo puesto a jugar en el escenario con ese personaje, que en definitiva, fue uno de los más complejos, difíciles y quizás el que me dejó con regusto amargo porque tiempo después entendí que podría haberlo hecho mucho mejor.

El viejo criado significó muchas cosas para Artecon, entre otras, comenzar a andar el camino de fuera de Bolívar, recorrer distintos escenarios y fue la obra que representó a nuestra región en el primer Festival Provincial adonde fuimos a la ciudad de La Plata sobre fines de 1987 en una función que recordaremos porque los jurados demoraron más de dos horas en llegar y cuando salimos a escena las más de cuatrocientas personas que había en esa sala, nos silbaron.

A Alsina lo recuerdo porque me faltaron años para hacerlo aunque hace muchos años que lo hice.”

“Hay en la casa un hondo y cruel silencio huraño, al golpear, como un extraño, me recibe el viejo criado / Habré cambiado totalmente, que el anciano por la voz tan sólo me reconoció.” ‘La casita de mis viejos’ (Cobián-Cadícamo).

“Veinte años no es nada dice el tango, treinta y cuatro son algunos. La memoria suele ser, en estos casos, un poco tramposa, por supuesto que es selectiva, guarda aquello que eligió recordar o que la vida le lleva recordar -dice Walter Álvarez – Hacer un ejercicio sobre la memoria, en este caso, estar al frente de una obra, la puesta en escena, que en el caso personal fueron dos las puestas de El viejo criado. En los dos casos yo hice el personaje de Balmaceda, Roberto Cossa lo define como un ex boxeador, pero no da muchas pistas en cuanto a la composición del personaje, sí creo que el resultado de ése personaje dependió mucho de la puesta que se eligió en cada oportunidad, del elenco y de las improvisaciones que fueron surgiendo a través de los ensayos terminaron de configurar a Balmaceda: un boxeador que se encuentra con su amigo Alsina en un bar y pasan las horas jugando al truco. Con las cartas como excusa van contando la vida, historias, que son las mismas que se repiten una y otra vez, y dónde los personajes de Ivonne y Carlitos aparecen en distintos momentos de la puesta y entre los cuatro componen la historia de El viejo criado.”

“Ya no es la papusa del barrio latino, ya no es la mistonga florcita de Lis / Ya nada le queda, ni aquel argentino que entre tango y mate, la alzó de París.” ‘Madame Ivonne’ (Pereyra-Cadícamo)

“Me emociona mucho repasar mi paso por el teatro en estos tiempos tan especiales porque hay muchos seres queridos y amigos que ya no están entre nosotros pero que fueron parte muy importante de mi vida y de mi trayectoria en el teatro – nos cuenta Liliana Coviella – Haber actuado en esa obra maestra de Cossa fue todo un desafío para mí. Con dieciocho años y siendo la única mujer en la obra representé un personaje contradictorio y a la vez muy difícil de hacerlo, incorporarlo y ponerlo en escena, pero gracias a la excelente dirección de Santos Vega pude lograrlo. Hice de madame Ivonne, una prostituta que había venido de Francia con Carlitos, un cafishio que se creía Gardel. En realidad madame Ivonne era una prostituta llamada Porota pero se hacía pasar por una madama. Fue hermoso trabajar en la segunda versión de esta magnífica junto a Walter, Chamaco y Duilio, tengo el mejor de mis recuerdos de esa época de Artecon.”

Un entrañable acontecimiento que tiene esta puesta en escena es que marcó el debut actoral de Marcelo Chamaco Valdez: “Para mí es muy especial hablar de esa puesta de El viejo criado – cuenta – Reúne un montón de situaciones que hacen que sea imborrable. Si bien todas las obras me generan recuerdos, El viejo criado fue mi primera obra. Yo venía de ser un fiel espectador de Artecon pero nunca se me había pasado por la cabeza actuar, pero faltaba un actor, me preguntaron y sin pensarlo demasiado dije que sí.

Esa puesta en escena, esa música, veníamos maravillados con ‘El exilio de Gardel’, con todo lo que significó esa película de Pino Solanas. Cada situación, ese clima que le daba la música, la puesta en escena del Negro hace que sea tan especial para mí. Yo estaba pasando un momento difícil en mi vida y con el personaje, Carlitos, tuve un amor a primera vista porque sobre llevaba los fracasos de una manera que yo envidiaba. Tuve una simbiosis terrible con ese personaje, al día de hoy lo recuerdo con mucho cariño.

No fue solamente haberme enamorado del personaje sino que el teatro para mí fue una pasión que no abandoné, ni ahora que estoy un poco alejado por temas de salud y demás, no siento al teatro como algo lejano para mí. El viejo criado fue un giro en mi vida y me permitió ser actor.”

Elenco de El viejo criado: Santos Vega (dirección), Liliana Coviella (Ivonne), Dulio Lanzoni (Alsina), Marcelo Valdez (Carlitos), Walter Álvarez (Balmaceda), Erika Klappenbach (escenografía), Hugo Garay y Néstor Pérez (asistentes), Mario Cuevas (sonido) y Fernando Valdez (diseño gráfico).

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img