Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 05 de diciembre de 2021
12.9 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Bolívar y Villa Devoto

Escribe: Mario Cuevas.

- Publicidad -
- Publicidad -

Nací y pasé mis primeros años en el Hotel Español de Bolívar. En esa esquina de Las Heras y Roca y sus aledaños, a dos cuadras del Cine Avenida, funcionaba mi mundo rodeado de vecinos. En esos días la familia Scenna me abrió las puertas de su casa y me permitió construir una amistad con Alejandro. Tiempo después nuestros caminos se bifurcaron, luego, como tantos bolivarenses, disfruté de las clases de su padre, Miguel Ángel, oculista, historiador y melómano, autor de una docena de títulos y publicaciones en la revista Todo es Historia, dirigida por Félix Luna.

Gracias a la música, hace poco tiempo volvimos a encontrarnos con Alejandro Scenna, tuvimos varias charlas telefónicas prometiéndonos un encuentro que no pudo ser, en una de esas charlas me confesó que escuchaba y seguía con atención dos programas de radio bolivarenses: Ay Rock Mío, con Miguel Ángel Gargiulo, José Luis Montoya y Valentín Mega (jueves de 16 a 18 horas por FM La Portada, 95.5 Mhz); y Sin Fronteras (sábados de 19 a 21 hs, por Radio Federal, 101.5 Mhz).

- Publicidad -

Conservo de esos encuentros su verba apasionada acerca de su concepto de lo que es ‘Rock’, y ahora recuerdo no sin mucha gracia su férrea negativa ante mi insistencia que me cediera la única grabación de un ensayo de su grupo de adolescencia. “El sonido es muy deficiente…”, se excusó Alejandro.

La historia de Senex Gens comienza un verano del Bolívar de 1973 cuando cuatro estudiantes del Colegio Nacional decidieron formar un grupo de rock bajo los influjos de Crucis, The Beatles y otras luminarias del rock de esos días. Luis Alberto Lozano (batería y voz), Luis Rojas (primera guitarra) Martín Ferrer (segunda guitarra) y Alejandro (bajo).

Senex Gens, que versionaba temas de Crucis, Beatles, Porsuigieco y también material propio escrito por Luis María (los instrumentales ‘Primer Movimiento’, ‘Segundo Movimiento’, y un tema con letra, ‘La Inglesa’), se disolvió en 1978 cuando sus integrantes terminaron el secundario.

Entre 1979 y 1980,ya instalado en Capital, Alejandro tocó en algunas bandas que devendrían en Crisis, cuyo líder era Marcelo Castagnola, compositor y guitarrista. Junto a Omar Melinkfueron los integrantes estables del grupo. Alejandro los acompañó mucho como espectador, recorriendo el circuito de la banda. En 1985 Crisis grabó para Del Cielito Records un ep de cuatrotemas (ahí estaban ‘Gato oscuro’ y ‘No más’). Alejandro ingresó a la banda un mes después, en 1988 grabaron algunos temas, como ‘Solo en la estación’, ya con la participación de Alejandro en el bajo.En ese mismo año ingresó como baterista otro bolivarense, Daniel Topo Crespo.‘CrazyArms’, un cover de Jerry Lee Lewis y un par de zapadas, todas grabadas en 1992.

En noviembre del año pasado trabajamos juntos con Alejandro para mostrar en Sin Fronteras la música de Crisis, él participó activamente en la producción.Alejandro Scenna dejó su huella y su pasión musical en Bolívar y en Villa Devoto, una de las pruebas es el texto que escribió para retratar su participación en Crisis.

La década en la que fuimos freaks. El underground porteño de los 80’Crisis es rock n’ roll

Crisis fue una banda de rock n’ roll de los 80’ que tuve el placer de integrar. Formada en los meses previos a Malvinas, tocamos mucho en el underground porteño de esa década hasta fines del año 92’.

Con Crisis nos presentamos en prácticamente todos los lugares emblemáticos de aquel circuito under de Buenos Aires, muchos de los cuales cristalizaron con el tiempo en leyenda. Sitios como Prix D’ami, Café Einstein, Freedom, Montana, Nastase, Gracias Nena, Cemento, La Isla, Parakultural, Stud Free Pub, La Esquina del Sol, A Todo Tren, etc. En ese circuito cruzábamos caminos con bandas que irrumpían con fuerza en la escena del rock local, como Virus y Soda Stereo de sus inicios, Sumo, Redonditos de Ricota, Don Cornelio y la Zona, La Sobrecarga, Los Violadores, Trixy y los Maniáticos, Flema, Los Twist, Los Auténticos Decadentes, etc, y sobre todo con los Ratones Paranoicos, con quienes compartimos escenario varias veces en su etapa under.

También interactuamos con músicos ya consagrados en la década anterior y que fueron habitués de ese circuito, particularmente Charly García, Miguel Abuelo y Negro García López, con quien tuvimos el placer de compartir escenario.

Crisis fue una banda porteña de Villa Devoto. Basados musicalmente en rhythm and blues y rock n’ roll, teníamos una marcada influencia de Rolling Stones y de Beatles tardíos, con matices inspirados en Luca Prodan hacia los últimos años. La banda giraba sobre dos guitarras entrelazadas, con reminiscencias Richards-Taylor, apoyadas en bases de bajo, batería y saxo. En algunos temas se agregaban piano eléctrico e instrumentos de percusión.

Aquella fue una época intensa y de mucha bohemia, en cuyos pubs y reductos confluían expresiones muy diversas. Escritores, pintores, periodistas, mimos, actores, músicos y otros artistas, intelectuales o simples exploradores, generaban un entramado cultural muy creativo. Algunos de los referentes vanguardistas y disruptivos que cruzamos en aquellos espacios fueron Tom Lupo, Lalo Mir, Bobby Flores, Fernando Peña, Batato Barea, Alejandro Urdapilleta, las Gambas al Ajillo, Humberto Tortonese, ViviTellas, Los Melli, las BayBiscuits, KatjaAleman, Omar Chaban, Sergio Aisenstein, Enrique Symns, etc., a los que iniciados los 90’ se sumaron MexUrtizberea, Diego Capusotto y otros.

El underground porteño de los 80’ reflejó una intensa búsqueda de libertad por parte de la juventud, impulsada por la transición entre dictadura y democracia en el país. Esa búsqueda experimental, a veces desordenada y concebida como contracultural, se manifestaba en múltiples expresiones que surgían a borbotones, de manera anárquica. Así, los shows de una banda de rock podían verse matizados por mimos que actuaban entre canciones, actores mezclados en el público interpretando papeles desconcertantes, poetas leyendo sus obras en las previas o periodistas que debatían sus críticas con el público en los cierres. Los climas que se generaban eran impredecibles, y podían abarcar desde el sentido de pertenencia de los rituales ricoteros, pasando por estados de profunda sensualidad y llegando en el extremo a eventuales batallas campales. No se buscaba entretener al público, sino sumergirlo en una experiencia transformadora y de final incierto.

Aquel underground vertiginoso dejó el legado de un cambio profundo en nuestra cultura. El teatro incorporó nuevos lenguajes, se reformuló el modo de hacer radio y TV con una profunda renovación de estilos y contenidos, cambió la estética de ciertas artes plásticas, cambió el modo de hacer humor en los medios de comunicación. Y por supuesto, la música se expandió. La obra surgida de ese under sería bisagra en el rock argentino.

Con Crisis navegamos aquellas aguas y fuimos parte de esas olas.Participamos también en diversos programas televisivos y radiales de la época, tales como Submarino Amarillo de Tom Lupo, Radio Bangkok de Lalo Mir y Elizabeth Vernaci, y Feedback de Mario Pergolini y Ari Paluch.

Si bien Crisis se focalizó en el under porteño, hizo varios shows en otras localidades del interior.

Luego de la disolución solamente los dos guitarristas, Omar Melink y Marcelo Castagnola, siguieron ligados a la música hasta el día de hoy. Omar es actualmente violero en la banda trash metal de Larry Zavala (ex líder de Nepal), mientras que Marcelo es músico sesionista y autor de la música de la película Historias Cotidianas.

Soy Alejandro Scenna y escribo esta reseña en Villa Devoto, octubre 2020.

Hasta hace poco tiempo y apenas a unas cuadras de aquí, cerca de la esquina de Navarro y Allende, un viejo tapial de mampostería había resistido el paso del tiempo luciendo un extraño graffiti que de manera también extraña había traspasado las décadas. Ese graffiti recordaba que Crisis es rock n’ roll.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img