Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 12 de agosto de 2021
7.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Cine: Amigos son los amigos

Escribe sobre cine, Ariel Dadante.

- Publicidad -
- Publicidad -

Hace unos días me encontré con una efeméride que decía que se cumplían 35 años de Cuenta Conmigo (Stand By Me, 1986), quizás una de las mejores adaptaciones de una novela de Stephen King y dirigida por Rob Reiner. En estos momentos donde mucho pasa por la virtualidad, donde los “amigos” los vemos en pantallas, es bueno rescatar estas joyas sobre la amistad, la niñez y el paso a la adolescencia.

En 1982 Stephen King publica una colección de cuatro novelas entre las cuales se encuentra “El Cuerpo”, que sirvió de base para la realización de Cuenta Conmigo; con un tono más dramático que el usual terror que caracteriza los relatos de King.

- Publicidad -

Protagonizada por River Pheonix, Corey Feldman, Will Weaton, Jerry O´Connel, kiefer Sutherlan y Richard Dreyfuss, Cuenta Conmigo es la historia de cuatro amigos que emprenden un viaje por las vías del tren, para buscar el cuerpo de un niño desaparecido. En este viaje viven todo tipo de aventuras y van descubriendo que la niñez va quedando atrás y con ella algo tan importante como la amistad.

La novela transcurre en la ciudad ficticia Castle Rock, donde suceden todas las historias que publica Stephen King, tal fue el éxito de la película que el director de la cinta Rob Reiner, le puso a su productora Castle Rock Enterteiment. Reiner no es un director que sea conocido por el gran público, pero tiene grandes títulos que todos hemos visto, desde “Cuando Harry conoció a Sally” (When Harry met Sally, 1989), hasta otra gran adaptación de King, “Misery” (Misery, 1990). Cuando hicieron la Avant Premiere del film fue invitado el mismo Stephen King, quién venía de una polémica con la adaptación en manos de Kubrick por “El Replandor” (The Shinnig, 1980). Cuando salió de ver la función confesó que se había emocionado y le dijo a Reiner que era la mejor versión de una novela suya jamás realizada.

Para que realizara la narración de la historia, Reiner tuvo muchos problemas para encontrar al actor justo para que diera con el papel, hasta que recordó a uno de sus antiguos compañeros del instituto, un tal Richard Dreyfuss.

En la escena icónica del vómito, fue un momento difícil para el director ya que en la novela era mucho más oscuro el relato del protagonista, Gordie, como nos tiene acostumbrados King, pero Reiner decidió rodarlo de forma muy exagerado, más cerca de la comedia negra. El vómito estaba hecho de queso fundido y arándanos, creando una escena memorable disparando litros de esta mezcla que en la pantalla se ve asquerosa.

Otra de las escenas que más se recuerdan es la de las sanguijuelas, se decidió hacer un estanque artificial para cuidar a los cuatro protagonistas, una vez armado, la fecha de rodaje se retrasó y el estanque se volvió casi natural y cuando llegó el día de rodar la escena se tuvieron que meter en aguas muy turbias y de un olor muy feo.

Muchas de las historias que aparecen tanto en la novela con en la película son basadas en la infancia del escritor, como la del tren, donde un amigo de la infancia casi muere atropellado en unas vías cerca de su casa. Esta escena fue grabada con mujeres dobles de riesgo para que pudieran dar con el físico de los niños, y la escena donde el tren se lo ve tan cerca de los dos niños, en realidad se usó un lente de cámara especial para que el objeto del fondo, en este caso el tren, se viera más cerca de lo que realmente estaba.

Cuenta Conmigo es un canto a esa época que todos recordamos con cariño y a la que volvemos cuando queremos reencontrarnos con nosotros mismos. Como dice el personaje de Dreyfuss al final de la película: “Nunca más volví a tener amigos como les que tuve a los doce años. Cielos, ¿acaso alguien sí?

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

spot_img
- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img