Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 09 de septiembre de 2021
10.7 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Cine: Cinema Paradiso “Hagas lo hagas, ámalo”

Escribe de cine, Ariel Dadante.

- Publicidad -
- Publicidad -

Con un nuevo aniversario de nuestro Cine Avenida, no podía evitar no hablar de esa película que nos robó y roba el corazón a los amantes del cine cada vez que la vemos, Cinema Paradiso. Difícil no trazar un paralelismo entre nuestro cine y este film, tal es así que, en la reapertura en el 2013 del Cine Avenida, fue la elegida para que el cine vuelva a brillar en Bolívar.

Cinema Paradiso, estrenada en 1988, con guión y dirección de Giuseppe Tornatore, es una declaración de amor al cine. Es la historia de Toto, un niño que ama el cine y vive yendo a el único que existe en el pequeño pueblo italiano ficticio llamado Giancaldo, y comienza una relación paternal con Alfredo, el proyectorista de la sala del Cinema Paradiso.

- Publicidad -

El film fue rodado en Bagheria, Sicilia, el pueblo donde Tornattore pasó su infancia. Muchas de las locaciones que se pueden ver en el film, quedaron en la memoria y el corazón del director, de ahí esa aura nostálgica de la película. Muchas escenas del film son las propias vivencias del director durante su infancia en el pueblo, como la más notoria del film, el amor por el cine.

Tornatore fue gestando esta idea, cuando él era proyectorista a finales de los ´70, en el cine de su pueblo, cuando una de las salas más emblemáticas cerró sus puertas. Este hecho disparó la historia del director de cine goza de gran éxito y vuelve a su pueblo a despedir a su viejo amigo proyectorista de la sala.

El actor francés Phillipe Noiret, quien interpreta a Alfredo, grabó todos sus diálogos en su lengua natal, ya que él no hablaba italiano. Sus diálogos fueron doblados por Vittorio di Prima, actor de doblaje, que hizo un trabajo excepcional para que no se note.

Para la elección de Toto, no fue una tarea sencilla, el director entrevistó a más 300 de niños sicilianos, hasta encontrar al pequeño Salvatore, y el papel fue interpretado por Salvador Cascio, que, en palabras del director, el pequeño actor lograba transmitir la presencia y el aura perfecta para ser el pequeño Toto. Como nota de color, cuando el director le preguntó que significaba el cine para él, Cascio de 8 años, le contestó que era como un televisor gigante y el director miró desconcertado y luego estallo en una carcajada.

Siguiendo la línea de Hitchcock y Shyamalan, Tornatore hace un cameo en su película. Es el hombre que maneja el proyector al final del film, en el momento que se proyecta la recopilación de todos los besos que Alfredo le hizo y podemos ver en la secuencia final del film.

El dato más llamativo que rodea a esta obra maestra del séptimo arte, es que existen tres versiones o cortes de diferente duración. La versión de 1988 duraba 155 minutos, fue la versión que se estrenó en cine y fue un fracaso de taquilla. Pero tuvo una segunda oportunidad para presentarse en el festival de Cannes, pero Cristaldi, el productor le pidió a Tornatore que corte el film y de muy mala gana el director aceptó y quedó con una duración de 121 minutos. Esa es la versión que fue ovacionada de pie en el festival y es la versión que todos vimos en el cine. La última versión fue remasterizada por el director con una duración de 172 minutos, versión que también pudimos desfrutar en el Cine Avenida. De la primera versión no existen copias.

            Ennio Morricone fue el compositor de la inolvidable banda sonora del film, su melodía y la combinación con esas imágenes que se nos grabaron a fuego en el corazón, hacen de esta película una maravillosa obra de arte para disfrutar y emocionarse cada vez que uno se sienta a verla, produce la misma emoción que descubrir la mágica pantalla de cine por primera vez.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img