Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

lunes, 27 de septiembre de 2021
8.2 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“Cierro los ojos y me imagino lo lindo que va a quedar el barrio que se construirá en la chacra de la Rural”

- Publicidad -
- Publicidad -

El presidente de la Sociedad Rural, Fernando Alzueta (reelecto en marzo pasado, ya en su cuarto mandato hasta 2021), habló con EL MOLINO de aquella asamblea, de lo que dejó la misma, en la que se habló por primera vez ante los socios (no todos, claro, sino los presentes) del proyecto de urbanización de los terrenos que la institución tiene en una zona que desde hace rato linda con el sector urbano de la ciudad.

Has comenzado tu cuarto mandato, serás 8 años presidente de la Rural, muy a disgusto de tu idea del “equipo”…
– Yo me siento cómodo; pero no es bueno, la alternancia es buena. Mientras el cuerpo y la familia aguanten vamos a seguir. Nos hemos trazado algunos proyectos importantes y ambiciosos que me gustaría comenzarlos, no terminarlos porque me eternizaría en la Rural.

- Publicidad -

Es la primera vez que se habla en una asamblea de la Rural del ambicioso proyecto de los terrenos…
– Sí, y gracias a Dios hubo muy buena respuesta. Sin calificar a los socios, hubo algunos muy importantes como ex presidentes, ex vicepresidentes, estuvo Beto Rivas, que fue el síndico de la Rural cuando cambió de Sociedad Anónima a Sociedad de Acción Civil. Es lindo escuchar la palabra de gente con tanta experiencia, es un mimo al alma.

Este proyecto se lo habías comentado a Barrio poco antes de que falleciera…
– Yo encaré a hablar este proyecto con dos o tres socios de los históricos, para recibir la primera cachetada y ver cómo me reponía. Y la verdad que fue todo lo contrario, me dijeron que fuera con cuidado, consultando a los socios, siempre muy precavidos; pero tuve la total aceptación de que había llegado el momento de hacer algo con la chacra de la Rural. Me muero si cometo algún error, hay que tratar de involucrar a más gente y cometer la menor cantidad de errores posible.

El tema sigue siendo la feria…
– La feria forma parte de los procesos que se tienen que ir dando, en la asamblea estaba César Diez (de Ferias del Centro), por suerte hubo socios diversos y por eso se pudo hablar mucho, había cabañeros (Oscar Busquet). No hay que apurarse, la gente va creciendo, no se puede hablar de lo mismo que se hablaba 40 años atrás porque hoy hay mucha reglamentación que te va sacando del sistema; pero me fui recontra contento de la asamblea. Fui claro en lo que dije, a la gente le gustó.

No hubo objeciones…
– No, eso es raro (risas), no sé si es tan bueno. Los invité a empezar a charlar con los socios porque yo de esto no sé nada, uno tiene que conocer las limitaciones que tiene y preguntar cómo seguir. Está la parte legal, para eso están los abogados; está la parte contable, en la asamblea estuvo Ricardo Criado, que es socio desde hace muchos años, que nos va a dar una mano. Además de contadores son parte interesada porque son socios y quieren a la institución.
Mi temor es la politización de los temas, estaban invitados como socios José Gabriel Erreca, Juan Carlos Morán, algunos concejales, y los invité yo personalmente, además de la invitación legal que se hace por el diario. Estuvo bueno que algunos vinieran porque te ponen en el eje de la discusión. No hubo objeciones en la asamblea pero alguna habrá seguro, así que veremos cómo empezamos a recorrer este camino que lleva tiempo.
No hay que politizar, no digamos “el municipio de” o “la Sociedad Rural de”. Con el municipio nos sentamos para armar un proyecto de urbanización; pero acá no se trata de Marcos Pisano y Fernando Alzueta, esto va a llevar mucho tiempo y es probable que ni Pisano ni Alzueta estén donde están cuando esto se concrete. Esto es institucional.

Con estos terrenos eliminamos parte de una barrera arquitectónica que impide hasta hoy el crecimiento de la ciudad hacia un costado…
– Sí, son procesos que se van dando. Nosotros tenemos los servicios al lado, gas, cloacas, ahora empezamos la obra de gas natural para la Rural, y luego dejaremos la boca para el futuro barrio. Se va a armar algo muy lindo, respetando los espacios verdes, los espacios públicos para que a futuro se pueda instalar una escuela, porque cuando esté el barrio habrá 4 ó 5 mil personas de este lado, va a ser un barrio interesante.
Es un desafío enorme, tengo muchos temores porque uno administra cosas que no son propias y no es lo mismo. Pero va a salir bien, más teniendo en cuenta que la gente está a favor del proyecto.

No es alocado pensar con 400 hectáreas propias de la Rural que se podrían comprar con el valor que saquen de esos terrenos…
– No, por eso no quiero ponerle un número a la cantidad de hectáreas; pero no es alocado. Sería parte de un gran futuro de esta institución, que va creciendo, los gastos son cada vez más grandes, hoy se necesita un monto fijo anual importante. Creo que hay que plasmarlo en un pedazo de campo, en una chacra sobre la ruta, y salvaguardar siempre lo que es del socio. Que se queden tranquilos que esta Comisión Directiva hará todo lo posible para que el capital societario de la Rural esté bien cuidado.

Vos hablabas de “a largo plazo”; pero este proyecto surgió en tu anterior mandato…
– Sí, este proyecto tiene una factibilidad muy importante porque el Código de Zonificación va a ser cambiado, tiene 40 años y es bueno que se cambie. Ahora empieza toda la parte burocrática, soy vasco, donde meto la primera voy y voy. Cierro los ojos y me imagino lo lindo que va a quedar el barrio, incluso vamos a proponer un tipo de casa, no un barrio privado; pero que sea un barrio modelo.
Me permití pensar en energías renovables y varias cosas más. En Argentina estamos a años luz de barrios autosuficientes; pero se puede empezar por algo; aunque sea por un sector.

¿Cuántos socios tiene la Rural hoy?
– Más de 800.

¿Los socios van a tener prioridad en esto?
– Soy de la idea que sí aunque algunos piensan que no. La mayoría de los socios tienen vivienda, se tendría que darles prioridad a los que no la tienen, los “hijos de”. El hijo de un chacarero hoy no tiene vivienda y es difícil que llegue a tenerla, a los de las puntas (más adinerados o más pobres) ser les hace fácil; pero a la ancha avenida del medio (clase media) se le hace complicado.
Lo importante es conseguir un terreno, el resto viene después. Y la falta de terrenos que hay hoy en Bolívar es terrible.
Angel Pesce

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img