Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 20 de julio de 2021
16.5 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Chiara D’Odorico se presentó en la Rivadavia

- Publicidad -
- Publicidad -

La pianista Chiara D’Odorico, oriunda de Paraguay y radicada en Argentina, se presentó el sábado en la biblioteca Rivadavia, con un recital en el que interpretó piezas de autores de la música académica de su país de origen de los siglos XIX y XX, más un primer segmento dedicado a obras de creadores clásicos europeos.

Fue en el auditorio de la entidad cultural con sede en Las Heras 80, ante un muy buen marco de público. El concierto fue organizado por la Asociación Musical, con el auspicio de la Dirección municipal de Cultura.

- Publicidad -

Scarlatti y Chopin fueron los compositores de alcance mundial elegidos para la primera parte del recital. Para la segunda, la concertista recurrió a compatriotas suyos quizá desconocidos por el ‘gran’ público, tales los casos de Juan Carlos Moreno González, Jorge ‘Lobito’ Martínez y la contemporánea Nancy Luzko (nació en 1974).

D’Odorico nació en Asunción en 1990, y es considerada una de las pianistas paraguayas de mayor reconocimiento a nivel internacional. (No compone ni está interesada en esa faceta, sino en desarrollarse como intérprete de música académica.) Recorre el mundo como concertista (ya tocó en más treinta países), se presenta sola y acompañada por orquestas, y ha recibido importantes distinciones artísticas. La crítica especializada rusa señaló, en ocasión de un concierto en el país del vodka y las mamushkas: “Una digitación llena de vida, un toque capaz de regalar sonoridades múltiples  y un dominio de la dinámica poco común en una artista de su edad”. El periodismo especializado portugués no fue menos elogioso, y tras su presentación en el país lusitano, entre otras cosas destacó que Chiara “demostró su talento y destreza a través de un selecto repertorio de reconocidos compositores europeos y latinoamericanos”.

Mientras se perfecciona como pianista nada menos que con el maestro Bruno Guelber, en Buenos Aires, y con el ruso Denis Lossev en Barcelona, hoy  Chiara sigue presentando Purahéi che retaguá (música de mi tierra, en guaraní), su primer disco, que nació con el propósito de dar a conocer y difundir la música de su patria. “Lastimosamente, la música clásica paraguaya para piano no es conocida ni difundida, generalmente se conocen más las polcas, la guaranias, lo popular”, había afirmado la intérprete unas horas antes en entrevista con el programa radial Fuga de Tortugas. “Depende el compositor, algunas de esas piezas tiene un aire más folclórico, otras, más romántico, y otras más moderno”, describió sobre el material de un disco para el que tuvo que desarrollar una fuerte tarea investigativa sobre el pasado de la música académica de su país. Algunas de las obras “se asemejan al material de Guastavino, o de Ginastera”, linkeó la concertista, para brindar una aproximación a lo que sería su primer concierto en nuestra ciudad. 

El material de Purahéi che retaguá vino a presentar a Bolívar, y tomando en cuenta sus antecedentes, su presente artístico y su proyección, quienes acompañaron su recital pueden sentirse unos privilegiados. “Ser responsable, perfeccionista, tener paciencia, los objetivos claros y trabajar duro”, constituyen su receta para crecer, según contó en el mencionado reportaje, dado que “nada cae del cielo”. Y respecto de qué le gusta que pase mientras toca, explicó durante el diálogo radial que el abandono por parte del público de ‘la pantalla de lo real cotidiano’ para disponerse a viajar de la mano del artista a través de las composiciones, con el corazón y el espíritu libres para disfrutar, es su mayor premio.

La cálida velada del frío sábado por la noche fue abierta por dos ensambles de la Orquesta Escuela municipal, integrada por niños.

Ch.C.

 

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img