Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 24 de septiembre de 2021
15.1 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Carta abierta de ex empleados de IE Bolívar que perdieron su trabajo

Tres enfermeros firman la carta abierta, en la cual dan cuenta de la pérdida de sus puestos de trabajo.

- Publicidad -
- Publicidad -

Paola Ortiz, Raquel Rubio y Darío Basile Cardoso firman la carta abierta, en la cual dan cuenta de la pérdida de sus puestos de trabajo al rescindir el contrato la Cooperativa Eléctrica de Bolívar Ltda. a IE Bolívar para hacerse cargo de la prestación del servicio.

A continuación, compartimos la carta recibida por esta Redacción:

- Publicidad -

“Desde la experiencia  personal queremos expresar lo que vivimos desde hace unos meses atrás, donde todo inició cuando muy livianamente se nos comunica a los empleados, que la empresa IE Bolívar tiene fecha de cierre. Pese a la notoriedad de la situación, no tomó relevancia por parte siquiera de los afiliados a dicha empresa y menos de los afiliados a la Cooperativa Eléctrica, los cambios y manejos que se gestionaron por parte de las mismas.

“La realidad consta en que dieron continuidad a un servicio de Emergencias ya plantado, pero con cambio de nombre y ubicación, sigue siendo lo mismo. Desde IE Bolívar nos piden que renunciemos a la Empresa confiados en que tendremos continuidad laboral con la Cooperativa, quienes nos llamarían uno por uno para ofrecernos trabajo, pero que ni siquiera nos ofrecieron, sino que nos preguntaban que hacíamos, a que nos dedicábamos en nuestros puestos laborales, innecesario, ya que sabían bien que había gente sin registrar en AFIP y todo lo que se nos abonaba sin declarar en el recibo de cobro.

“El actual consejo de la Cooperativa, más precisamente 3 integrantes, eran los encargados de manejar todo a su antojo. Como exigir que el personal ingresante estuviera vacunado contra el Covid 19, como así también que teníamos que renunciar para poder tener un puesto, que ni detallaban.

“IE Bolívar siempre imponiéndonos que renunciáramos, ya bajo presión que si no lo hacíamos no íbamos a cobrar nada, se lavaba las manos a tal punto que pretendían que embalemos sus inmuebles, porque sí, obvio, ¡se llevaron hasta las biromes! Prestando servicio hasta las 00 hs. del 21 de febrero del corriente año, todos colaborando para realizar el traspaso de líneas y personal en ese horario, corrección; el personal brindando servicio, ya que ni siquiera nos abonaron las horas extra que laburamos en enero y en febrero; sí, lo que no estaba en el recibo, lo perdimos, todo. Nos dejaron de la noche a la mañana a merced de un Abogado que nos llamaría para hablar, el cual no estaba dispuesto a negociar ni indemnizar por que no tenían plata. 

“Paralelamente la Cooperativa Eléctrica se manejaba libremente sin dar detalles de lo que iniciarían, ni el puesto de trabajo que tendríamos. Al ser los únicos 3 que no presentamos renuncia a diferencia de los demás 10 compañeros, nos ignoraban. Hasta que pedimos por favor que necesitábamos el trabajo, que nos permitieran hacer lo que hace mas de 9 años sabemos, en otra situación más de 16. Siempre aclarándonos que rompiéramos relación laboral con la empresa anterior, sabían perfectamente lo que nos hacían, querían que presentáramos baja laboral antes del 22 de febrero, mientras nos capacitaron, con lo básico que ya sabemos con nuestra experiencia, nos hicieron probar hasta los ambos, para que finalmente después del 22, nadie nos llamara.

“Esperamos… esperamos… Nunca nos llamaron ni de una Empresa ni de la otra. Incertidumbre total como el primer día, ¡nos dejaron sin trabajo!

Pese a las promesas del presidente del consejo, la justificación insólita de un abogado reconocido por ejercer otra función en el mismo horario que debería cumplir con sus obligaciones públicas y la total ignorancia de una mujer que solo es un puesto acomodado con el dedo, jamás nos volvieron a llamar. Jugaron con todos nosotros en plena pandemia, fiestas navideñas, donde deberíamos estar celebrando el año entrante, nos torturaron con la incertidumbre de no saber si el siguiente mes nos quedaríamos sin trabajo.

Esta es la verdad que vivimos 3 familias que nos quedamos sin trabajo, sin ingreso en una casa siendo sostén de la misma, sin cobertura médica, en esta terrible situación mundial, no les importó nada, desintegrar un grupo, un capital humano de elite, porque sí, funcionaba por sus empleados, por su humanidad y responsabilidad puestos allí, ¿ahora que tienen? Más del personal acomodado por amistades propias de quienes conforman el consejo, sin conocimiento alguno de lo que significa salvar una vida, conocer al paciente o saber actuar en situaciones críticas.

“Tristeza absoluta, 3 familias en la calle, ¿Que nos responden a eso? Legalmente ya iniciamos los procedimientos correspondientes a ambas empresas. Nuestra intención es que se sepa la verdad, que dejaron en la calle al personal que casualmente no renunciaron.  Justicia legal tendremos pero también la social”.

Firman esta carta Paola Ortíz DNI 35.409.207, Raquel Rubio DNI          16.862.059 y Darío Basile Cardoso DNI 26.906.818.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img