Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 05 de agosto de 2022
16.7 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Canciones como manos para ayudar a una amiga

Raúl Chillón dirá presente en el encuentro solidario por Maringer.

- Publicidad -
- Publicidad -

José María Alabart con Borges y yo, por primera vez con música en vivo, a cargo de Diego Peris, y Raúl Chillón con sus canciones, darán forma mañana a la cumbre artística para ayudar a la actriz Ana Laura Maringer, que debe someterse a una intervención quirúrgica ocular en una clínica porteña. Será desde las 21, en la sala de la biblioteca María Alcira Cabrera (Falucho 780), cedida gratuitamente por el grupo teatral Vamos de Nuevo y la gente de la institución, con entradas a 500 pesos.

En voz y guitarra, Raúl Chillón brindará (antes o después de la función de Borges y yo, el jueves a la tarde no estaba definido) un concierto similar al en el mismo escenario ofreció a mediados de junio. Vale decir que visitará algunas canciones de su primer y único disco a la fecha, Cuatro Caminos, y las que ha ido amasando después, que desembocarán en el segundo álbum en el que se enfocará a partir de octubre, una vez ocurra la gran Fiesta de Tambores por los diez años de La Fábrica del Ritmo, prevista para septiembre.

No habrá estrenos, pero sí quizá un invitado: Diego Abel Peris, también parte de la cumbre artística que completa el actor José María Alabart, que tocará con Raúl el tema Intenso, uno de los más nuevos que ha compuesto y que siempre abordó con su gran amigo y ex compañero en los recordados Aparceros. Integrarán el setlist -entre otras- Intenso, Pancarta y Ventanas, del material nuevo, y, de Cuatro Caminos, El río y Prometo, canciones que le gustan mucho a Ana Maringer, en cuyo beneficio se realizará este espectáculo, Riank, una que le piden todes pero que no ha venido tocando en sus últimos conciertos, y acaso Flash, tal vez la piedra de Raúl con más pasta de hit: ‘yo nunca vi /un corazón /que mueva, que baile /como vos’, capaz te suena.

Pampapop a fuego lento

No más estrenos: Chillón prepara hoy unas siete canciones más, que no quiere ‘arrebatar’ sino cocinar a fuego lento, para que queden bien sabrosas, como tiene que ser, ya que el autor advierte que dan para un desarrollo mayor. De momento no puede dedicarse a eso, ya que el aniversario redondo de La Fábrica ocupa casi todo su interés y tiempo artístico, toda vez que se trata de un proyecto innovador y emblemático de su carrera como músico profesional, la chispa que lo trajo de regreso a su ciudad y que hoy se ha hecho carne en la cultura lugareña.

Es tema para otra nota, pero el multiinstrumentista y cantante quiere que su próximo disco sea más expansivo que el artesanal Cuatro Caminos, es decir que haya invitados, más instrumentos y una producción enriquecida con la mirada de artistas colegas con los que gusta intercambiar material. En la placa anterior se quedó con ganas, y se cuidará de que no vuelva a pasarle. Será un álbum más pop y menos folclórico (el candombe, la milonga y la marcha camión cederán territorio), es todo lo que anticipa Raúl, sin llegar a un Harry Styles, se esmera en llevar tranquilidad.

“Va a ser como una suerte de pop pampeano, o pampapop”, dice divertido durante su charla con el diario, mientras reposa en su casa por una fuerte gripe (sí, amigue lector, aún existen la gripe, las anginas, la faringitis y esas típicas pestes invernales de toda la vida, además, no se haga ilusiones, de un covid que, como nos avisaron, venía para quedarse).

Maravillosa fusión

Volviendo a lo del sábado, destacó que “es hermoso” tocar en el escenario de la biblioteca Cabrera, “es muy emocionante laburar con ellos (la gente de Vamos de Nuevo, el grupo anfitrión) codo a codo y a pulmón; me parece maravillosa la fusión artística entre músicos y teatreros, y me encantan cómo encaran la tarea”. También tuvo elogiosas palabras para su compadre Diego Peris, con quien ha recorrido cientos de escenarios desde los tempranos dos mil, y para José María Alabart, con el que no ha compartido territorio artístico pero por fin podrá darse el gustazo.

Por lo demás, va de suyo que quienes militan el arte con espíritu solidario siempre dirán que sí a un convite así, para ayudar a alguien. Más, cuando se trata de una amiga, que además de cumpa de Alabart y Chillón es la compañera de vida de Diego Abel Peris: “Siempre que nos solicitan ayuda estamos, y ahí estaremos nuevamente ahora”, completó el músico.

Chino Castro

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img