Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 05 de diciembre de 2021
14.7 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

¿Caminos? A donde vamos no necesitamos caminos

Escribe sobre cine, Ariel Dadante. Parte 1.

- Publicidad -
- Publicidad -

Si hablamos del cine de los ´80, hay una película que marcó la década y se convirtió en un film de culto, no es otra que Volver al Futuro (Back to the Future, 1985). Martin McFLy (Michael J. Fox) y el Doc Brown (Christopher Lloyd), nuestros viajeros en el tiempo más queridos, se convirtieron en personajes de la cultura pop. Hay muchas curiosidades de este clásico que la convirtieron en ese film de culto que tanto nos gusta, desde una idea inspirada en un sótano, hasta el cambio del protagonista ya comenzado el rodaje y una máquina del tiempo muy diferente a la que todos conocemos.

La idea de volver al futuro provino del productor Bob Gale cuando fue a visitar a sus padres y ellos habían estado ordenando el sótano, allí se encontró con un álbum de fotos de la escuela de sus padres y se preguntó si él hubiera sido amigo de sus papás. Ese fue el disparador para esta icónica historia de viajes en el tiempo.

- Publicidad -

Antes de poder llevar a cabo el proyecto, el guión del film fue rechazado 44 veces por los estudios. Zemeckis contó que la entrevista más corta que tuvieron fue con Disney, que cuando terminaron de leer el guión la reacción de los ejecutivos fue: “ustedes están locos, esto es Disney, una madre besando a su hijo en el auto, eso es horrible!!”. Pero todo cambió cuando Spielberg entra al proyecto y pudieron conseguir la financiación.

Hoy nadie podría imaginar a Marty McFly con otro rostro que no sea el de Fox. Aunque siempre fue la primera elección del director Robert Zemeckis, al actor no podía participar del film porque ya estaba comprometido con una serie semanal, Lazos de Familia (Familie Ties, 1982). El elegido fue Eric Stoltz, y le dio al personaje un tono más severo y dramático cuando en realidad tenía que ser más torpe y entusiasta. Esta lectura no le gustó a Zemeckis, y después de varias charlas entre los dos y ya comenzado el rodaje varias semanas, la producción decide despedir a Stoltz e ir con todo para contratar a Fox. La solución para poder tener a la joven estrella, fue rodar la película de noche y la serie de día. Por lo que Fox dormía entre los descansos del rodaje, y en alguna entrevista confesó que el chofer que le habían asignado, a veces entraba a su casa y lo despertaba para llevarlo a filmar. Como el rodaje había comenzado hacía unas semanas, se terminaron usando algunas tomas de espalda de Stoltz. Como dato curioso, Ben Stiller, Jhonny Depp, John Cusak, entre otros, realizaron el casting para interpretar a Marty McFly.

El DeLorean es la máquina del tiempo por excelencia, pero la primera versión nada tenía que ver con un auto. Una heladera iba a ser la máquina que les iba permitir viajar en el tiempo, pero luego de darse cuenta lo peligroso que podía significar para los niños si querían imitar a los protagonistas al meterse a una heladera. Y es ahí donde surge la idea de que fuera un auto. Pero no fue sencillo encontrar uno, intentaron con diferentes marcas de automóviles, pero ninguno quería prestar sus autos para este tipo de producción, hasta que dieron con el DeLorean. La marca no estaba pasando un buen momento y la producción aprovechó para realizarles un pedido por varias unidades. Convencidos que el diseño futurista y las puertas que se abrían en forma de alas de gaviotas sería el indicado.

En esta época donde todo es remake de películas que fueron éxitos en su momento, muchos pensaron que Volver al Futuro sería una de esas víctimas, pero tanto Zemeckis como Bob Gale son los dueños de los derechos de la franquicia. Cuando en el 2015 surgió un rumor del reinicio de la franquicia, rápidamente Zemeckis salió a desmentirlo y aclarando que mientras él viva, nunca habrá una remake de Volver al Futuro. Gracias Bob.

Volver al Futuro se convirtió en una trilogía, aunque ninguno de sus creadores la habían imaginado como tal. Tal fue el éxito de la primera que el estudio le encargó realizar la trilogía. Pero esa es historia para la segunda parte de esta columna, porque Volver al Futuro es demasiado grande para ser contada en una parte.

El próximo jueves les contaré muchas más historias alrededor de esta trilogía que todos amamos y está en nuestros corazones por diferentes motivos y volveremos a viajar en el tiempo. Encendamos el condensador de flujos y aceleremos a 88mph, que la aventura aún no termina, y que nunca lo haga.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img