Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 18 de julio de 2021
6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Entrevista a Eduardo Real: Bronce en movimiento y armonía

Eduardo Real fue declarado personalidad destacada de la cultura.

- Publicidad -
- Publicidad -

Aunque Fito Páez haya dicho a Página/12 que el rock y el ‘bronce’ son incompatibles, recibió contento su Grammy a mejor álbum de rock latino por La conquista del espacio, y lo mismo ocurre con nuestro Eduardo Real, declarado estos días Personalidad destacada de la cultura bolivarense por la Dirección de Cultura, junto a colegas como los cantantes ‘Bocha’ Crespo, ‘Pipo’ Cupertino y José ‘La Loca’ Marchetti, en el marco del reciente Me EnCanta Bolívar virtual. (Les entregaron una plaqueta.) El experimentado violero está feliz, pero remarca que lo mejor es seguir en la ruta, vigente y proyectando, a buenas con su música, sus afectos y sus colegas.

¿Cómo recibiste este reconocimiento?

- Publicidad -

– Es algo que no tenía en el horizonte, y la verdad que es una caricia al alma. Más allá del aplauso, del afecto que uno recibe a diario, es importante que alguien se acuerde de demostrarte que has hecho algo por la cultura.

No se trabaja para el bronce pero es lindo recibirlo.

– Exactamente. Yo no esperaba este reconocimiento, ni por asomo, nunca me preocupé en mi vida por eso, ni siquiera por un diploma. Sí me preocupé por hacer cosas, he estado activo siempre. Pero está muy bueno que alguien te reconozca, en este caso la municipalidad, por eso les agradezco al intendente Pisano y a Jorge Fernández, director de Cultura. Vaya mi agradecimiento a ellos y también a la gente que me rodea a diario, mis amigos, mis colegas músicos y por supuesto mi familia, sin la cual nada de esto sería posible.

Este premio puede leerse también como una distinción al rock local.

– Sí, si bien han homenajeado también a colegas de tango, de folclore y de tropical. Por el rock me tocó a mí, y bienvenido sea.

A Eduardo Real se lo vincula con el rock, pero antes cultivó otros géneros. Su carrera comenzó formalmente a sus 12 años, en 1975, cuando en el ámbito de la secundaria integró su primera banda. Unos años después, en 1977, se sumó a Frecuencia como tecladista (las teclas estuvieron antes que las cuerdas). Con la banda de ‘Tito’ Siervo trajinaban bailes por los entonces muy concurridos clubes de barrio, pero se guardaban un breve segmento para mechar canciones de rock bailable, de grupos como Queen.

Después, en 1982 a Eduardo lo convocaron para la Guerra de Malvinas, un período perdido o negro para él y para tantos miles de pibes y familias argentinas, una cicatriz que no terminará jamás de secarse. (“Es como el 2020, no se cuenta”, dice, y hemos hablado en estas páginas del trauma que la guerra le provocó.) A su regreso volvió a Frecuencia, pero ya buscaba otra cosa, su cabeza estaba muy revuelta: había decidido ser guitarrista y que su género sería el rock. Su primera experiencia en la nueva etapa fue Generación, un germen de La Fase que compartió con Marcelo Luit, Ariel Cánepa, Antonio Líbero, poco después primer cantante de La Fase, y su hermano Walter. “Hacíamos covers de rock nacional. Fue mi primer avance concreto hacia el rock, más allá de haber tocado el género en los bailes con Frecuencia y también con Galaxia, un grupo que integré ya como guitarrista entre 1984 y 1986, con cosas de Enanitos Verdes y otros temas del rock argentino del momento”. Tiempo después, ya en pleno trance rockero, Real fue violero durante un año de Los Diamantes Negros, donde también logró colar, entre cumbia y cumbia, piezas de su querido rock.

Edu RealFoto Itatí Suárez.

“Con La Fase derribamos tabúes propios y ajenos”

Muchos te identifican con La Fase, pero hay otro grupo en tu historia que, por su duración y vigencia quizá ya sea más importante para vos: Los Cohetes Lunares.

– No, La Fase es La Fase. Es el grupo que me permitió derribar barios tabúes personales y ajenos, sobre todo cierto recelo que había en la época hacia el rock. Algunos muros fueron cayendo. En base a sacrificio, perseverancia y estudio, La Fase fue la banda con la que pudimos alcanzar todo lo que nos propusimos: tocar donde queríamos, cobrar lo que queríamos y que nos vinieran a buscar, desde discográficas hasta representantes y agencias de publicidad. Que aún conservemos algunos de esos contactos, significa que hicimos algo importante.

En 1993, en pleno apogeo de La Fase, Eduardo lanza junto a sus amigos Jorge Suárez-Llull y Jorge ‘Patón’ Moroni Los Cohetes Lunares, otra banda de rock que aún perdura. “Permanece porque somos tres amigos, somos como hermanos”.

Los demás pueden ir y venir, pero ustedes siempre están. Como Arnedo y Mollo en Divididos.

– Sí, pero ojo que hay un par muy firmes también. En realidad Los Cohetes ya somos como una comunidad. Es cierto que con los Jorges somos amigos desde hace ya una ‘bocha’, pero hemos sabido incorporar gente con la que nos da placer tocar: hoy Diego Abel Peris, Pablo Pino, ‘Chiqui’ Suárez, Guillermina Moroni, en su momento Juan Manuel Fagnano. Cada cual aportó lo suyo. Cuando Juan se fue, brevemente se sumó Francis (‘Fratacho’ Di Francisco, como percusionista; sus viejos amigos lo llaman así), y en otro período Adrián Pérez Quevedo con sus vientos. Ya somos un colectivo artístico, y con los años hemos aprendido a sonar bien. En mi caso soy muy ‘hincha’, muy detallista, y antes, durante y después del show me tienen que soportar.

Un Short que se volvió pantalón largo

Con ambas bandas, Real se dio el gusto de grabar discos incluso en estudios porteños, los primeros en épocas muy diferentes, en las que apenas se insinuaba, tenuemente, el desarrollo tecnológico que hoy hace posible registrar un álbum desde casa y en soledad. De todo ese cofre, el volcánico violero rescata el primer material de La Fase, plasmado en el estudio capitalino de Carlos Bisso a finales de los ochenta: Short, demo de seis canciones, dos propias, que vio la luz en cassette. Es amor, una de esas composiciones, volvió a aparecer en Distorsión, segundo opus de La Fase, que salió con apoyo económico de una discográfica y una productora que lo distribuyó. Un álbum o long play, como se los llamaba entonces, que “vendió muy bien”, y que algunos coterráneos aún atesoran en alguna repisa o un cajón.

Respecto de este recorrido rico en mojones de los que dan sentido y sustento a una vida, Real destacó que “tuve amigos muy buenos, que me orientaron y me enseñaron qué había que hacer para lograr algo y permanecer: disciplina, estudio, perseverancia, de eso se trata. Nos costó muchísimo, pero fuimos aprendiendo. Sobre todo con La Fase, ya con Los Cohetes recogimos esa experiencia y tuvimos más claro cómo desembarcar en Buenos Aires para grabar un disco, bien afilados. Con lo que había disponible, siempre hicimos lo mejor posible”, destacó el instrumentista, en vivo siempre en plan ‘guitar hero’, un hombre con los dedos llenos de veloces, casi atropellados gestos, y de música; con un impertérrito aspecto de guerrero del hard de los setenta y ochenta, época de muñequeras y camperas deportivas, de un glamour más rústico, cuando el rock conservaba algo de una inocencia que ya perdió. Aunque ahora ha vuelto a desplegar su faceta de tecladista en La Destilada, donde le deja las seis cuerdas a su cumpa el ‘odontoguitar’ Ariel Adrián ‘Toro’ Tardivo.

Como casi ningún músico del rock vernáculo, Eduardo, o simplemente el Edu, es parte de la religión de los bolivarenses. Sin embargo también ha incursionado en el folclore, en los años recientes con Sandra Santos y La Trova.

Más allá de las distinciones, quizá lo más importante sea estar aún vigente, proyectando cosas.

– Pienso que sí. Uno tiene siempre el ‘bichito’ activo, se mantiene interesado en generar cosas. Por eso más allá de todo el reconocimiento me interesa estar bien con mi música en sí y con todos mis afectos, con mis amigos y los colegas que frecuento, que haya ese feeling, esa interacción. Eso me hace sentir pleno. A veces cuesta, a veces no, pero generalmente me he llevado bien con la gran mayoría, y eso no tiene precio.

Chino Castro

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img