Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 02 de junio de 2021
7.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Recomendaciones de Bomberos para prevenir intoxicaciones por monóxido

Ante la llegada del frio como prevenir accidentes.

- Publicidad -
- Publicidad -

Muchas personas mueren cada año como consecuencia de una intoxicación por monóxido de carbono. La mayoría de estos casos está relacionada con el uso de braseros o de artefactos de gas instalados de forma incorrecta o deficiente, o ubicados en ambientes carentes de la ventilación adecuada.

Con la llegada de las bajas temperaturas aumentó el uso de los artefactos de calefacción y no todos están en óptimas condiciones. Desde Bomberos lanzaron una campaña de concientización para prevenir intoxicaciones.  Los bomberos Franco Rojas, Soledad Sardón y Angel Medrano hablaron con La Mañana al respecto y brindaron una serie de recomendaciones para evitar intoxicaciones con monóxido de carbono y sobre el correcto cuidado de calefactores, calefones y fogones.

- Publicidad -

La inhalación e intoxicación por monóxido de carbono produce que se emplace al oxígeno en el torrente sanguíneo por este gas. En consecuencia, la falta de oxígeno daña el corazón, el cerebro y otras partes del cuerpo.

Los síntomas pueden variar de una persona a otra, pero quienes tienen mayor riesgo de intoxicación son los niños pequeños, los adultos mayores, las personas con enfermedades cardíacas y/o pulmonares, los fumadores y las personas que habitan en zonas de gran altitud.

El principal riesgo de este tipo de intoxicación es que en muchos casos la persona no es consciente de los síntomas.

¿Qué es el monóxido de carbono?

El monóxido de carbono es un gas muy tóxico para las personas y los animales.

Ingresa al organismo a través de los pulmones y desde allí pasa a la sangre, ocupando el lugar del oxígeno. Reduce la capacidad para transportar oxígeno de la sangre y hace que las células no puedan utilizar el oxígeno que les llega. La falta de oxígeno afecta principalmente al cerebro y al corazón.

Puede provocar intoxicaciones graves, incluso la muerte.

Se lo llama “asesino invisible” porque no tiene olor, color, sabor ni irrita los ojos ni la nariz.

Las intoxicaciones con monóxido de carbono son más frecuentes en épocas frías, porque aumenta el uso de todo tipo de calefactores y porque suelen cerrarse las puertas y ventanas impidiendo la llegada de aire fresco, y también la salida de los gases tóxicos que se acumulan en el interior de las viviendas (deficiente presencia de oxígeno).

¿Cómo se produce la intoxicación por monóxido de carbono?

El monóxido de carbono se produce por la combustión incompleta de cualquier material que contenga carbono: gas, petróleo, carbón, kerosén, nafta, madera, plásticos, etc.; en un ambiente con una concentración de oxígeno escasa o insuficiente.

Cualquier artefacto que utilice material combustible (gas, petróleo, carbón, kerosén, nafta, madera, plásticos) puede producir monóxido de carbono cuando se quema en forma incompleta.

¿Cuáles son sus síntomas?

Se debe sospechar una intoxicación con monóxido de carbono cuando una o varias personas al mismo tiempo, que estuvieron en un ambiente cerrado, presentan dolor de cabeza, mareos, somnolencia, debilidad, cansancio, náuseas/vómitos, pérdida del conocimiento y/o convulsiones, palpitaciones, dolor de pecho o paro cardiorespiratorio.

Ante  la sospecha de estar sufriendo intoxicación por monóxido de carbono: abrir ventanas y puertas, salir a tomar aire fresco inmediatamente; apagar los artefactos de gas y concurrir con urgencia al hospital.

¿Cómo se puede prevenir?

Existen distintos signos que muestran que un artefacto no está funcionando bien y vuelve urgente hacer revisar la conexión por un gasista matriculado:

Comprobar que la llama de estufas y hornallas sea siempre de color azul. Si les anaranjada es señal de mal funcionamiento. Lo más notorio en un conducto de gas que no esté bien puesto o mal tapado, es el rastro de una mancha negra en el techo y en la pared (en el recorrido que hace el caño)

Es elemental el control de las instalaciones y el buen funcionamiento de artefactos así como es importante mantener los ambientes bien ventilados:

Controlar la correcta instalación y el buen funcionamiento de los artefactos tales como: calefones, termotanques, estufas a gas, salamandras, hogares a leña, calderas, cocinas, calentadores, faroles, motores de combustión interna en automóviles y motos, braseros

Examinar especialmente las salidas al exterior de hornos, calefones, estufas y calderas para asegurarse que están permeables y en buen estado

 Hacer una verificación de las instalaciones con personal matriculado que pueda identificar y corregir los desperfectos de la fuente generadora de monóxido de carbono

Ambientes bien ventilados

Comprobar que los ambientes tienen ventilación hacia el exterior

Ventilar toda la casa una vez al día, aunque haga frío

Dejar siempre una puerta o ventana entreabierta, tanto de día como de noche, y aun cuando haga frío

Si se encienden brasas o llamas de cualquier tipo, no dormir con éstas encendidas y apagarlas fuera de la casa

No usar el horno u hornallas de la cocina para calefaccionar el ambiente

No mantener recipientes con agua sobre la estufa, cocina u otra fuente de calor

El calefón no debe estar en el baño, ni en espacios cerrados o mal ventilados

No encender motores a combustión (grupos electrógenos, motosierra, etc.) en cuartos cerrados, en sótanos o garajes

 No mantener el motor del auto en funcionamiento cuando el garaje está cerrado. Si su garaje está conectado al resto de su hogar, cierre las puertas.

No arrojar al fuego plásticos, goma o metales porque desprenden gases y vapor que contaminan el aire.

spot_img
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img