Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 24 de septiembre de 2021
9.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Axel Kicillof: La inclusión social es la mejor política de crecimiento

- Publicidad -
- Publicidad -

“Habrán escuchado que algunos dicen ´unidad hasta que duela´´; a mí lo que me duele es la división”, fue la frase con la que el diputado Axel Kicillof eligió abrir la charla que brindó ayer en el aula magna del CRUB.

Invitó a la mesa al intendente Marcos Pisano, con quien había mantenido una reunión previa. También estaban junto al ex ministro de Economía, el diputado César Valicenti y el diputado Cuto Moreno. El único orador fue Kicillof, ante una multitud congregada en el CRUB. “Lástima, el día está feo, mucha gente hubiera querido venir”, bromeó.

- Publicidad -

Decenas de fotos en la previa, demoraron unos minutos el ingreso al aula magna, donde militantes, vecinos, vecinas lo recibieron con un cerrado aplauso y mucho entusiasmo. En principio agradeció la presencia de los legisladores que lo acompañaron y “del intendente que lo recibió y formó parte de la organización del acto”.

Entre los presentes, hubo militantes de distintas agrupaciones kirchneristas, del Partido Justicialista, integrantes del Ejecutivo municipal, concejales y dirigentes de la ciudad de Olavarría, entre otras.

“Es un enorme orgullo estar en la universidad, por la resistencia que ha tenido la universidad pública argentina ante los ataques de todo tipo, no sólo presupuestario, sino también simbólico”, señaló en relación y en respuesta a lo que afirmado en algún momento por María Eugenia Vidal cuando la gobernadora aseguró que los pobres no llegaban a la universidad.

“Parece que todavía no hemos terminado de tomar medida del grado de cinismo que incluye el discurso político oficial. Al principio nos parecía una novedad esto del marketing políticos, de las pantallitas transparentes donde los funcionarios del macrismo en los discursos. Y nos preguntábamos por qué tanto couching, tanto Durán Barba, tanto marketing, tanto focus group. Hoy lo sabemos muy bien y es porque esos dispositivos son para ocultar en campaña, lo que iban a hacer en el gobierno y para ocultar lo que realmente piensan”, aseguró.

En ese sentido, agregó que la sociedad, después de “este shock prefabricado, amoldado a un objetivo político, a mí me da la impresión que de cara a la elección de 2019 vamos a encontrar una sociedad que “harta de estos montajes, va a querer de nuevo apostar y apoyar a lo genuino, a lo verdadero, la ideología, a las banderas históricas, a las tradiciones, a eso que representa la identidad de nuestro pueblo”.

A propósito de lo anterior, el ex ministro le pidió a la gobernadora Vidal que salga de las redes sociales y del mundo virtual y pisar las universidades para ver que en esas 19 nacionales que se abrieron, cuando se hace una encuesta se encuentra que el 80, 90, 95% de quienes asisten a las universidades son hijos de trabajadores y son primera generación de universitarios en sus familias. “Esto explica un poco sintéticamente, dos formas de ver el país, el gobierno, la Argentina y su futuro”, dijo.

Para Kicillof, “el problema ahí es que no quieren que los hijos de los trabajadores pisen las universidades; no es su proyecto de país, no es lo que piensan para la Argentina”. Por eso manifestó la alegría porque que el centro universitario “fue inaugurado por los compañeros de nuestro gobierno. Argentina tuvo un gobierno que sabía cuáles eran las prioridades”, sintetizó.

En importantes segmentos de la charla, el diputado se refirió a datos específicamente de economía que reflejan la realidad de la provincia que viene recorriendo desde hace tiempo. “Cuando uno mira las estadísticas ve que lo que ingresa, lo que hay que distribuir, desde que llegó Macri hasta que se vaya habrá caído, en términos reales un 4% pero en términos per cápita, Argentina va a ser un 8% más chica, en el mejor de los escenarios”.

Esa es la clave para saber qué hacer, señaló el diputado, porque si en promedio cayó un 8% el ingreso, a algunos les cayó mucho más. La economía se comprime un 4% pero no está distribuido de manera igual. “El desastre económico que Macri ha generado es bastante democrático porque prácticamente no hay grupo social, que no se haya visto afectado”. Sin embargo aclaró que eso tampoco es del todo cierto porque si se miran los balances y las cuentas del sector financiero, se ve que han crecido. Lo mismo los balances del sector energético concentrado.

“En el último trimestre hay balances enormes… si uno mira los balances de los grandes exportadores e importadores, también hay ganancias extraordinarias. Entonces, cuando uno observa lo que paso con este gobierno, ve que la riqueza es menor pero está. El problema vuelve a ser cómo está distribuida. Y ese problema de distribución no es un tema de la mano invisible del mercado o de que no hay estado. Cuando el sector financiero cobra tasas de interés del 70 y pico por ciento, es porque todos los días hay un estado presente. No es que no está, sino que está presente para sostener el negocio de la especulación financiera. El estado trabaja para favorecer a los que más tienen”.

Al respecto, Kicillof enfatizó: “La plata tiene que ir a las grandes mayorías populares. Porque la redistribución del ingreso, la inclusión social, no son sólo banderas, principios, objetivos que tiene nuestro movimiento en su génesis, es mucho más que eso y creo que ese punto que es necesario volver a conversar con esos sectores que fueron permeables a las ideas (que planteó el gobierno).

En cuanto a las políticas del gobierno actual respecto de los trabajadores, el diputado kirchnerista dijo que desde que asumió Macri, trabajó incansablemente para que los salarios bajaran. “Desde el día 1, cuando devaluaron el 60%, no sólo perseguían a los sindicalistas que trataban de pelear por salarios mayores, sino que además no convalidaban esos acuerdos que estaban cercanos a lo que finalmente fue una inflación del 40%”.

En línea con lo anterior, se preguntó si la gobernadora se ha hecho presente en esta ciudad, cuando cerraron las tres fábricas o los comercios.

El ex ministro de Economía volvió a defender la teoría del crecimiento del país a partir de la distribución del ingreso, que llevó adelante el gobierno de Cristina Fernández: “primero hay que crecer para poder distribuir. La inclusión social es la mejor política de crecimiento, la industrialización, el desarrollo, el fortalecimiento, el capital nacional también lo son. Era por ahí”.

“Llegar a tener bienes básicos, pero también de disfrute, este gobierno dijo que eran una fantasía y hoy, como está la cosa, vamos entendiendo. Me parece que lo que ellos han llamado el problema de ´los 70 años´ o del populismo, indica que para ellos lo que es una fantasía es que las mayorías en este país, puedan acceder a las cuatro comidas diarias, que puedan tener un trabajo digno, una obra social, un convenio colectivo, una jubilación que alcance, los remedios, para ellos eso es un despilfarro”, señaló. “Eso no son fantasías, son derechos”, dijo parafraseando a Eva Perón al tiempo que ratificó su “compromiso para garantizar esos derechos”.

Por espacio de poco más de una hora, Axel Kicillof desmontó las expresiones del gobierno actual antes de asumir, en contraposición con lo realizado. Tarifas, inflación (“nunca tiene que ser más alta que los salarios”), impuesto a las Ganancias (“Nunca me van a ver atacar a un trabajador que reclama ganar más”), sentido común y dejó en claro que para el proyecto político que encarna la centralidad la tienen los trabajadores, las empresas argentinas, las pymes, los sindicatos, la tecnología nacional, la industria y el mercado interno.

También dijo que el gobierno atentó mayormente contra la clase media y aseguró que es el peronismo el movimiento que genera las clases medias. Y cerró con un llamado a la unidad de todos los sectores sociales afectados por el modelo implementado por el macrismo. “Estos tres años vimos aplicar un programa económico antiguo, vetusto y desastroso, donde la culpa no era del gobierno anterior, ni de la economía internacional, ni de los últimos 70 años, ni de todos los argentinos, ni del gobierno que viene… pretendieron hacernos olvidar a todos que para tener todo lo que teníamos: trabajo, salud, salario, paritarias, educación, satélites, ciencia, tecnología, tiene que haber un gobierno que se ocupe”.

“No se trata de discutir quién va a volver, sino que se tiene que discutir que tiene que volver el salario, el trabajo, los sindicatos, la dignidad, la industria nacional, la soberanía energética, un país libre, justo, soberano. Para que vuelva a gobernar la fuerza política que conduce Cristina Fernández de Kirchner. A militar, a juntar a todos los sectores que necesitan un gobierno nacional, popular, democrático”.

D.R.

N.d. R: La Mañana realizó una entrevista exclusiva con Axel Kicillof, que será publicada en edición posterior.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img