Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

viernes, 04 de junio de 2021
11.9 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Aprobaron la adenda para reanudar la obra de la Línea 132

La 2da. Sesión Ordinaria se realizó ayer.

- Publicidad -
- Publicidad -

Rara vez el Honorable Concejo Deliberante de Bolívar tuvo dos sesiones ordinarias tan seguidas. Sí ha habido sesión y a los pocos días asamblea de mayores contribuyentes; pero dos sesiones en menos de 48 horas, no que se recuerde en la era moderna, desde 1983 para acá. “En este Concejo puede pasar cualquier cosa”, dijo alguien al pasar, al enterarse de lo seguido de las sesiones, más cuando con la virtualidad se ha espaciado más todavía que cuando eran presenciales.

Lo cierto es que el punto 14 de los asuntos entrados por el Departamento Ejecutivo del orden del día que se trató el lunes poco antes del mediodía y que pasó a comisión, ayer volvió rápidamente de comisión para que le dieran despacho y así el intendente Marcos Pisano puede avanzar con las gestiones que pongan en marcha nuevamente toda la estructura que conforma la Línea 132 K.

- Publicidad -

Antes de la sesión, y enterado de la celeridad con que debían despachar el expediente, Nicolás Morán, presidente del bloque opositor mayoritario dijo que era “un atropello y una falta de respeto”. Si le sirve de consuelo, no es la primera vez que en la historia del HCD se le pide al deliberativo que apresure algún tratamiento en comisión.

Y otra vez de manera virtual, y otra vez con el presidente Luis María Mariano y Marcelo Valdez en el recinto (Leandro Berdesegar, secretario político del Cuerpo está aislado con Covid-19) como únicos presenciales, se desarrolló la sesión que tuvo el reemplazo en el bloque moranista Eliel Nabáez, que ya había jurado en la sesión preparatoria que abrió el período legislativo 2021 con el discurso del intendente Pisano.

Chamaco Valdez volvió a izar la bandera de ceremonias previo al tratamiento, que venía para largo, porque todos iban a querer hablar sobre el tema, tal como pasó con la addenda anterior, la que se aprobó casi de la misma manera que la de ayer para la reanudación de la estación transformadora.

Erreca y la expectativa de la gente

José Gabriel Erreca, del bloque de la Unión Cívica Radical, fue el primero en argumentar y rescató “la expectativa que tiene el vecino del Partido  de Bolívar con esta obra que se ha comenzado a realizar en etapas, que por todos los motivos conocidos no se pudo finalizar. Que el vecino tenga la esperanza de mejorar la calidad de vida de todos los bolivarenses en distintos aspectos, desde la simple e importante provisión de energía sin inconvenientes, de poder ir pensando emprendimientos pequeños, medianos y mayores que como sociedad iremos desarrollando”.

Parafraseando a Roque Gómez, Erreca dijo que “no tenemos que perder el tren y saber bien cuál es nuestro rol como concejales, estamos en un momento puntual por una función determinada para hacer lo que nos corresponde, más allá de los apuros, de los tiempos, de todo, y tenemos que estar a la altura de las circunstancias”.

Respecto al convenio marco, Erreca propuso la aprobación en general. Y sobre el convenio específico, manifestó el rechazo a la cláusula tercera, la cual dice que el municipio se compromete a aportar por sí o por terceros la cifra necesaria para finalizar la obra. Algo similar ocurrió cuando se trató el expediente que inició la obra de la Línea 132, y por aquel entonces la voz cantante fue del concejal Gustavo García, haciendo alusión a este mismo tema, que el municipio no puede ser garante porque su presupuesto no le permite serlo.

Andrés y Hernández, en la línea de Erreca

Alejandra Andrés dijo que “desde nuestro bloque siempre hemos trabajado en pos de mirar cuáles son las necesidades del vecino de Bolívar, en el desarrollo productivo de las industrias y las economías regionales, y sabemos que tenemos la necesidad de este tendido de red eléctrica y la finalización de esta obra. Pensando en la post pandemia, la población de Bolívar, muchas familias que no vivían acá se han instalado, muchos jóvenes han apostado por volver. Siguiendo nuestra votación del 30 de diciembre cuando acompañamos en general y rechazamos en particular a otra Adenda, sin dejar de ser críticos en algunos puntos, nuestro despacho es aprobar en general y rechazamos la cláusula tercera del convenio específico”.

Morán otra vez abstención

Todos estaban esperando las palabras de Nicolás Morán, que se sintió atropellado antes de la sesión, y lo hizo saber a la hora de tomar el micrófono para argumentar su despacho: “En coherencia con lo que expusimos a fin de año con respecto a la etapa que se reanudó en enero, nos vamos a abstener”. Y reflexionó sobre cómo se llegó a la sesión de ayer: “Hay cosas que me generan muchísima tristeza, de cómo nos estamos manejando en este Cuerpo deliberativo. Este proyecto ingresó el lunes y suena increíble que hoy miércoles, 48 horas después, ya estemos tratando y yendo a votar, sin cumplir con los criterios mínimos de recorrido legislativo que debería tener el expediente, importante expediente, porque siempre hemos marcado la necesidad de la obra, fundamental para el desarrollo y el futuro de Bolívar”.

Morán reconoció que recibieron algunas respuestas a los pedidos de informes solicitados; pero “faltas de análisis, son expedientes que tienen más de mil páginas de documentación, es lamentable que no cumplamos con estas cosas y siento que hay un atropello institucional y una falta de respeto al Honorable Concejo Deliberante con estas formas, y acá hago responsables a todos los concejales, es una lástima que haya una doble vara, una doble moral, esto no ocurre con todos los expedientes, hay algunos que duermen en las comisiones, no estamos siguiendo un criterio y eso me pone muy triste”.

Y ya embalado, Nicolás siguió: “El argumento es que necesitan que se vote para que la obra se retome, y es mentira, porque empezaron los movimientos antes que esto se trate en el Concejo, como ocurrió en la etapa anterior y como sucede con infinidad de obras que supuestamente necesitan la aprobación del HCD para ser llevados a cabo, sin embargo no ocurre esto, empiezan mucho antes de que el Concejo convalide. Esta obra ya arrancó mal barajada, tiene infinidad de irregularidades, estoy convencido de que hay estafas a los bolivarenses en esta obra. Cómo puede ser que una obra que hace 3 ó 4 años cuando se paralizó faltaban 18 millones de pesos para terminar etapa y ahora hacen un acuerdo por 405 millones de pesos, 20 veces más, aumenta un 2.000 por ciento el valor de la obra, ¿y no decimos nada, no preguntamos nada, no nos interesa saber por qué se da esta diferencia?”.

Beorlegui culpó a Macri y realzó la gestión de Pisano y Bali

Marcos Beorlegui, ausente en otros debates desde que dejó la presidencia del bloque, esta vez desenvainó: “Estamos tratando una de las obras más emblemáticas e importantes de la historia del Partido de Bolívar, entiendo que el concejal Morán esté triste, lo entiendo pero no lo comprendo; yo estoy triste de que esta obra se paralizó durante el gobierno que él representó, de eso tenemos que estar tristes, de que hace más de tres años que esta obra tendría que estar terminada, y que por una decisión política del gobierno de Macri que su bloque representa, los ciudades de Bolívar no cuentan con esta obra, tenemos que hacernos cargo. A esta altura del partido no voy a esperar el respeto que como concejales nos merecemos porque nos siguen tratando de mentirosos, ya no espero, eso hace al respeto que uno le tiene a otro concejal”.

Beorlegui destacó que “si esta obra se puede reactivar es gracias a tres actores que nunca dejaron de gestionar: Bali Bucca, Marcos Pisano y hoy el gobierno nacional, porque Bali y Marcos es encargaron durante los 4 años del gobierno de Macri de golpear todas las puertas, y habiendo funcionarios bolivarenses en cargos importantes, no lograron destrabar esta obra. A un año del gobierno de Alberto Fernández, en plena pandemia, está el financiamiento para culminar la obra más importante y emblemática del Partido de Bolívar, eso se llama gestión y querer el progreso de una comunidad”.

Y así tuvimos casi dos horas de debate por un solo punto, parecido al que se trató en diciembre

Luego asistimos a los típicos cruces chicaneros entre Nicolás Morán y los concejales oficialistas, algo similar a lo que pasó cuando se trató la adenda de la estación transformadora a fines de diciembre del año pasado. Morán atribuyó el apuro de sacar rápido el expediente al año electoral que estamos transitando. Laura Rodríguez, ahora presidenta del bloque del Frente de Todos, adhirió a las palabras antes dichas por Beorlegui y mostró la auditoría que se hizo en su momento por parte de la Secretaría de Energía, e insistió en que “no hubo ningún tipo de irregularidad en la obra como quiere instalar el concejal Morán”. Y al igual que Beorlegui, dijo que no son mentirosos, ni los concejales ni el Ejecutivo, y negó que haya habido irregularidades locales en cuanto a la obra, y mostró los papeles. “Dejen de confundir a la gente”, pidió.

Mónica Ochoa, del Frente de Todos, por su parte, haciendo uso de su oficio de abogada, explicó los alcances de la adenda y qué se convalidó ayer con el voto a posteriori. “Estamos convalidando industrialización y futuro”, dijo.

Laura Hernández, de Juntos por el Cambio, argumentó por qué su bloque acompañó la adenda.  “Queremos que ese dinero venga para Bolívar”, y les preguntó a sus pares si sabían la cantidad de fondos que el campo del Partido de Bolívar tributa en retenciones sobre los granos  al gobierno nacional. “Ese número ronda anualmente los 5.000 millones de pesos, es decir que en un solo año podríamos hacer diez obras como la Línea 132”. Agregó: “Nuestra obligación es que las gestiones se realicen, que la obra llegue a Bolívar y que finamente pueda ser concluida”. Y cerró diciendo: “Nos gustaría que se conformase una comisión especial del HCD con el objetivo de controlar los fondos destinados para esta obra, y también el acompañamiento de todas las gestiones que sean necesarias para su finalización. Tenemos que dejar de declamar para empezar a ser parte y comprometernos con acciones, al margen del Ejecutivo que gobierne”.

También argumentó Patricia Ponsernau del Frente de Todos, previo a que Morán regresara con sus misiles y a coincidir con las concejales Ochoa y Hernández en algunas de las apreciaciones que se dieron en el debate.

Beorlegui festejó concidir, quizás por primera y única vez con Morán en que “las obras son de la gente y no de los políticos”. Pero pronto volvieron las discrepancias cuando dijo que “molestan las fotos, yo vi al espacio político de Morán entregar las casas del Procrear cuando no hicieron nada por esas viviendas. Entregaban las llaves en un local del Renaper que después cerró y que era un reducto político”.

Mónica Ochoa continuó con el debate y Morán dijo que no le molestaban las fotos. Y dejó en claro que “este bloque quiere con todas sus fuerzas que esta obra se haga, que sea una realidad en poco tiempo y que sea con transparencia”.

María Laura Rodríguez continuó con el debate, habló del spott de un spott de campaña que decía “hacer lo que hay que hacer” y castigó diciendo “de los 3.000 jardines que quería hacer Macri, en Bolívar no pudo terminar uno”

Erreca, dolido por algunos dichos de Morán, apuntó para ese lado: “Nos responsabilizaba como bloque por haber habilitado el tratamiento de este expediente, y finalizando sus alocuciones con idas y vueltas termina hablando del acompañamiento de la obra, que están de acuerdo. No entiendo esta postura. Creo que la obra es necesaria para Bolívar y voto afirmativamente, no me abstengo, para mí es sí o no, blanco o negro. Quieren quedar bien por un lado, por el otro, no es así”.

Morán no se podía quedar callado, tenía un vuelto para devolver: “Hubo dos bloques que habilitaron que esto pudiera dares en un tiempo express y que previo a este tratamiento había movimientos en la obra”.

Pero a Hernández no le gustó lo de “despacho express”, y pidió la palabra: “El reglamento establece un término de 30 días para el tratamiento de un expediente, y si demora más tiempo que eso un bloque puede pedir su tratamiento.  No habilitamos ningún despacho express, estamos dentro del procedimiento reglamentario y tuvimos tiempo suficiente de lectura, análisis y de elaborar una propuesta”.

Sin más que decir, se pasó a la votación en general de la adenda de la Línea 132, que fue aprobada por mayoría 11 votos positivos contra 5 abtenciones. En cuanto a lo particular, el convenio específico fue aprobado en particular por 8 votos a favor, 3 en contra de la cláusula tercera y otras 5 abstenciones.

Angel Pesce

spot_img
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img