Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 26 de septiembre de 2021
17.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Aprender a volar

- Publicidad -
- Publicidad -

Escribe: Mario “Chiqui” Cuevas

Vicki Ané nació en Bolívar, creció rodeada de música en su seno familiar (sus padres hermanos, tíos, primos, todos de alguna manera u otra están vinculados con la música).

- Publicidad -

 

Su primera experiencia musical consistió en tocar la guitarra con Javier Chávez en la parroquia de nuestra ciudad. Ya adolescente fue parte de las Debotchas, banda integradas por chicas de catorce y quince años que hacían canciones propias y versiones de temas conocidos. Su debut fue en el Club Empleados de Comercio. Micaela González, Jazmín Woyzick, Maia Acosta, Eugenia Ruiz y por supuesto, integraban esa agrupación que dejó una linda huella en una generación de bolivarenses. “Todas son músicas tremendas – dice Vicki – Además de ser mis amigas.”

 

Con Debotchas Vicki se encontró con el bajo, instrumento que no conocía y comenzó a familiarizarse con él. “Tocamos en muchos lugares, fue una época hermosa y muy intensa – cuenta Vicki – En Olavarría grabamos un demo de cuatro canciones, en ese momento el formato era en casete. Cuando nos fuimos a estudiar no tocamos más, pero hasta el día de hoy nos seguimos viendo y haciendo música cuando nos encontramos.”

 

Cuanto terminó la secundaria Vicki se fue a estudiar a Mar del Plata, allí formó parte por varios años de Forasteros, una banda de rock. “Era un proyecto de canciones más bien acústico – cuenta – Tocábamos canciones rioplatenses y del rock nacional, temas tranquilos, con algunos clásicos, de ésos que nos gustaban mucho. En ese momento grabamos un disco,       ‘Forasteros Acústico’.”

 

Luego Vicki comenzó a participar en ‘Somos Canciones’, un proyecto musical, que incluye también poesías, creado por la cantautora Daniela Tomé. Silvia García, Verónica Rozas, Patricia Martínez, Silvina Monterubbianesi y la propia Tomé son algunos de los nombres que junto a Vicki cantan sus composiciones en diferentes formaciones.

 

También integra un dúo con Germán Cichelli, interpretando canciones de la trova latinoamericana con bajo, guitarra y voces; actualmente forma parte de Las Veci (Vicki Ané, bajo y voz; Mumi Moyano Ruiz, violín y voz; Dani Osuna, guitarra y voz; y Nati Ané, percusión y voz). “Es una banda de folklore sin patrones, así la definimos – explica Vicki – es un proyecto de canciones propias, con ritmos fusionados del folklore latinoamericano. Recientemente hemos grabado un disco, “Dicen las flores”, donde las canciones dicen lo que sentimos y plantean temas de nuestra tierra y el compromiso social.”

 

Berenjenal

Llegamos a “Berenjenal”, el disco doble que editó Vicki Ané como solista con treinta y cuatro canciones propias, excepto ‘Duende de la codicia’, dónde musicaliza la letra de una amiga.

 

¿Cómo nació este ambicioso y variado proyecto? La propia Vicki nos cuenta: “En 2018 tuve la oportunidad de grabar una canción en Mar del Plata, en Casa Caracol, con un grupo de cantautoras marplatenses en un proyecto que se llamó La Trova Subterránea. Ya venía pensando grabar mis propias canciones, y en medio de músicos, músicas y canciones volvió a surgir esa inquietud. La idea inicial era grabar cuatro, cinco canciones en un lapso de dos, tres meses como para tener un registro de esos temas que yo venía cantando con Somos Canciones y con otras bandas. Me di cuenta que tenía canciones que tenían veinte años, pero también había otras que me iban surgiendo y entonces me dije, ¿por qué no grabarlas? Llevé a un estudio de grabación mis canciones grabadas en forma rústica en un casete y a partir de ahí empezamos a grabar en Some People, el estudio de Luciano Longobardi, me dieron ganas de agregar arreglos a los temas, invitar amigas y amigos, gente con la que hemos compartido la música a lo largo de la vida. Así fue que convoqué para armar esas canciones: a mi familia de músicos, mis hermanos, mi mamá; amigos de otras bandas, pasadas y actuales.

 

De esa forma nació ‘Berenjenal’, el nombre viene de la expresión que se usa en Bolívar, que la usa mi mamá; ‘¡Qué berenjenal!’ Parece que la planta de berenjenas se hace más entreverada y complicada a medida que crece y así le pasó a mi proyecto, que se fue enriqueciendo a medida que crecía. Fue sumándose gente, instrumentos, horas de estudio de grabación en Mar del Plata, y hubo quienes grabaron en las ciudades en las que viven porque se complicaba juntarnos.”

 

Por supuesto que en la grabación hay muchos bolivarenses, sus hermanes Nati (voz, flauta traversa) y Pancho (voz y percusión), que participan en varias canciones, también Lucía, que canta en ‘Un sabio que conocí’, canción inspirada en su abuelo. (“Un sabio que conocí está en la felicidad de la conciencia limpia y en la paz del alma / un sabio que conocí me dijo que los amigos son las perlas de la vida que no se cambian, que no se olvidan / un sabio que conocí me enseñó el don de la calma aunque él era un torbellino, supernova en el infinito…”).

 

No podía estar ausente la guitarra de Jorge Godoy adornando ‘Un hada solitaria’; Lucas Giarola, que toca guitarra y sintetizador en ‘Mientras todo parece nada’; ‘Milena Plácido’ con su guitarra en ‘Siempre la Soledad’; Franco y Mauricio Exertier en ‘Seguir la utopía’; las integrantes de Debotchas en diferentes temas; Javier Chávez, cantando en ‘Árbol y voz’, y en ‘A la gente simple’, canción que Vicki le dedicó a Bolívar (“Qué difícil resulta siempre una partida cuando se trata de gente tan particular / cuando no alcanzan las palabras den una despedida para explicar por adelantado si se va a extrañar / por eso voy, por eso vuelvo a este lugar, por eso te llevo conmigo Bolívar / aunque vuele por otros cielos o pise otros suelos, es el lugar donde nací y me espera…”)

“La temática de ‘Berenjenal’ es variada – continúa Vicki – hay temas que son los de siempre, los que nos preocupan y nos atraviesan: el amor, el sentido de la justicia, la trascendencia, la muerte.

 

Las canciones van surgiendo a lo largo del camino y hablan del camino mismo, de todo lo que es vivir, y entre idas y vueltas, en un año y medio más o menos se grabó el disco. La presentación estaba organizándose porque no era con una banda ya armada que se junta a ensayar, eran canciones grabadas con diferentes formaciones y costaba bastante. Estábamos en ese camino para hacer alguna presentación en Bolívar o en Mar del Plata, vino la pandemia y quedó todo postergado, no sabemos cuándo podremos juntarnos.

 

‘Berenjenal’ se terminó de grabar, de mezclar, salió en el formato físico, después en Spootify y Bandcamp, pero quedó la presentación pendiente que en algún momento va a surgir, ojalá que así sea. Si no, las canciones seguirán su curso, siendo cantadas y tocadas en diferentes espacios como ha sido hasta ahora.”

 

Nati, su hermana, por su parte dice: “Bernejenal no tiene explicación y a la vez tiene todas las respuestas. Siempre le digo a Vicki: todo lo que nos pasa lo tenemos que ir a buscar ahí, en cada canción del disco.”

 

A Vicki Ané le llevó un año y medio grabar “Berenjenal”, pasó muchas horas en el estudio para darle forma a un proyecto en el que participaron ¡122 artistas!, y entre ellos, docenas de bolivarenses.

 

Semejante tarea sólo la puede plasmar alguien con mucha pasión, con una gran capacidad de trabajo y seguramente muy querida para lograr reunir a semejante cantidad de artistas.

 

“Tengo que aprender a volar entre tanta gente de a pie…” canta Luis Alberto Spinetta, y Vicki lo hizo, “Berenjenal” contiene las canciones de los días de su vida, esas canciones con las que aprendió a volar entre tanta gente de a pie.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img