Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 02 de junio de 2021
13.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“Antes, se creía que lo raro y lo misterioso debía ir a un corto”

- Publicidad -
- Publicidad -

Jorge Candia está de nuevo en Bolívar. Y de nuevo en el festival de cine argentino que lleva el nombre de su viejo amigo Leonardo, de quien fue cercano colaborador durante los años setenta, como parte de su equipo de producción cinematográfica y compositor de canciones para sus obras. (En Juan Moreira, estrenada en mayo del ‘73 en cines porteños, Candia tuvo su primera participación junto a Favio, y ya para Nazareno Cruz y el lobo intervino como compositor de la banda de sonido del film, si bien el director no lo incluyó en los títulos, clavándole una espina que aún le duele.)

Es su tercera vez consecutiva en el encuentro que la municipalidad realiza cada agosto en el Cine Avenida, vino por primera vez en 2017 invitado por Nico Favio, el hijo del director. Hoy, en un nuevo rol: jurado de cortometrajes, convocado por Pablo Bucca, creador y director del festival bolivarense que hoy desplegará en la sala Domeño su día 6 de esta octava edición, acercándose al final. Sin embargo, Candia ya conocía Bolívar desde los años setenta, cuando viajó a acompañar el estreno, en el Coliseo, de Nazareno Cruz y el lobo, una película ‘tanque’ cuando los tanques eran los de las guerras y las dictaduras.

- Publicidad -

“Estoy viendo material interesante, propuestas nuevas realizadas por gente joven que me gustan mucho”, dijo a este diario, en el hall del Cine donde esta semana se quedará a vivir, metafóricamente hablando. Anda casi todo el tiempo junto a su amigo Raúl ‘Archy’ Peret, a quien conoció aquella primera vez en el Coliseo, y con el que se volvieron compinches en los setenta en Buenos Aires.

 

“LOS REALIZADORES JÓVENES QUIEREN QUE EL CORTO TENGA UN CIERRE”

¿Qué le mirás a un cortometraje?

-Tres cosas: el contenido, porque en ese escaso tiempo debés plantear una idea que atrape; el sonido y la imagen y la luz. Lo primero es la idea, que cuente algo. A veces en el cine argentino dejan planteada la historia y tenés que imaginar lo que sigue, te cuentan algo sin final.

 

¿Eso te gusta?

-No tanto. Que tenga un cierre me gusta, una definición, aunque después puedas hacer una progresión, un análisis sobre lo que viste y lo que podría pasar con esa historia. En el cine argentino se creía que lo raro y lo misterioso tenía que ir a un corto, pero hoy eso ha cambiado: los jóvenes realizadores quieren que haya una definición, que la cosa se plante y tenga un ritmo. (…) Yo creo que el cine argentino ha progresado mucho, a pesar de los inconvenientes que hay en cuanto al uso de las nuevas técnicas y tecnologías, internet, cámaras con celulares, etc.

Chino Castro

 

Favio a medias

 

¿Qué te pareció el documental Favio: crónica de un director, que se emitió en la apertura de esta edición? Vos fuiste amigo de Leonardo, trabajaste con él varios años.

-Me gustó el enfoque del hermano, de Zuhair Jury, el negrito. Describe sabiamente, como hombre de campo casi, con metáforas de dos palabras, lo que hacía Favio. Y así eran sus guiones. Y me gustó también el aporte del otro hermano, que da cuenta de la parte más humano de Leonardo. No tuve ocasión de hablar con el director (Alejandro Venturini) y el productor, que se fueron muy rápido tras la proyección. Iba a decirles que valoro que el documental está bien realizado, pero que creo que faltó mucha información. Tomaron Juan Moreira y Nazareno sin profundizar, nosotros con García Caffi hicimos las músicas… Sí se ocuparon más a fondo de Aniceto, porque fue lo último, pero no fueron hacia atrás, se saltearon toda esa pate, no buscaron suficiente información. (…) Como películas, trascendieron más Juan Moreira y Nazareno, ahí está la revolución cinematográfica que Favio produjo. Y en Crónica de un niño solo, que esa sí está en el documental. 

Además, en dos horas de película se podrían haber ocupado también del Leonardo cantante. Pero ya encontré la explicación, algunos me ayudaron a verlo: yo no soy mediático, y Leonardo me hizo mucha sombra, yo aparecía como un pariente o amigo que estaba ahí, y no se veían todas las cosas que hacía…

Candia de neón

 

Jorge Rafael Candia Cappello es paraguayo, músico. Entre sus oficios en el mundo del espectáculo figura que es productor general de TV, productor de documentales y productor de promociones institucionales para TV y cine. Además, aportó a Favio ideas para sus canciones fuera del cine, donde el mendocino desarrolló también una próspera carrera.

Suya son las cortinas de Hombres de ley, La barra de Dolina, Reina en colores, Cristina y sus amigos. Pero con Raúl Portal la cosa fue quizá más gruesa, ya que en el recordado Noti Dormi, que para la historia oficial de la televisión argentina ‘inventó’ entre 1988 y 1990 el horario de la medianoche que desde los noventa capitalizaría Tinelli, hacía música en vivo para diferentes secciones, aparecía como alumno de La escuelita y hasta salía por la calle cámara al hombro junto al productor Gastón Portal, a elaborar disparates.

(Este aparte, y algunos datos de la nota principal, pertenecen a la entrevista a Candia titulada A la sombra del árbol mejor, que este diario publicó en el otoño de 2017 y puede leerse completa en la edición digital de LA MAÑANA.

spot_img
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img