Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 29 de mayo de 2024
14 C
San Carlos de Bolívar

Ana Lisa Leonetti ostenta la presidencia de la Sociedad Rural desde la partida de Fernando Alzueta

Las mujeres al poder.

- Publicidad -
- Publicidad -

La Sociedad Rural de Bolívar comenzó desde el final de la pasada Exposición a despedir a su presidente, Fernando Alzueta, quien se está radicando en la República Oriental del Uruguay.

Hasta que se realice la próxima asamblea, en marzo de 2023, el sillón principal de la avenida Mariano Unzué lo ocupará Ana Lisa Leonetti, la vicepresidenta.

En el salón de los presidentes, donde otrora se vieran las paredes cargadas de cuadros con la cara de los que gobernaron la institución desde sus inicios (hoy todos en el museo), Ana Lisa habló con LA MAÑANA de esta nueva responsabilidad.

¿Sorprendida por esta llegada a la presidencia?
– En realidad ya hace más o menos un año que lo hablé con Fernando, me comentó de su idea de irse de Bolívar y me preguntó cómo veía estar de vice para quedar luego en su cargo. Sí me sorprendió cuando me lo ofreció porque no me lo esperaba. Después de hablar con mi familia lo tomé como un desafío, a la Rural la tenés que sentir en el corazón porque acá ponés mucho trabajo, mucha carga horaria, y si no lo sentís y no la querés como la siento yo, no lo hacés. Lo empecé a plantear con mi cabeza y acepté; esto es un desafío planteado hasta marzo y después veremos qué pasa.

De tus hermanos fuiste la que más participó siempre en la Rural…
– Sí, ellos no participaron nunca. Mi historia en la Rural empezó desde muy chiquita porque mi mamá estaba en el grupo de eventos, que en ese momento no era una sub comisión sino un grupo de mujeres, esposas de los miembros de la Comisión Directiva, o alguna colaboradora, que se dedicaban a organizar los eventos que había en la Expo. Yo venía, era chiquita, y de ahí empecé. Se hacían los desfiles, pasaron un montón de personas que las tengo muy guardadas en mi corazón porque fueron muy especiales.

Después de 2010 se formó un grupo, que es el que está actualmente, en el que también estaba mi mamá hasta que falleció, y que yo hoy sigo integrando.

Entré a la Comisión Directiva cuando se convocó a un integrante de cada subcomisión para conformarla. Pasó María Alzueta, después yo, y hace 8 años que estoy en la Comisión Directiva.

Tu papá Luis siempre dijo que se crió acá adentro, trayendo gallinas a la Expo y demás. A vos en cierta forma te pasó lo mismo…
– Con papá hablo muchísimo de la historia de la Rural, quien lo conoce podrá afirmarlo. Le gusta mucho contar historias en general; esta es una Rural muy distinta, antes era una institución muy cerrada, a partir de su presidencia (2009-2011) es como que abrió sus puertas a la comunidad, y hoy nos toca luchar contra eso, porque nosotros sabemos que estamos abiertos y por ahí nos cuesta comunicarlo. El grupo cree que por medio de la comunicación en redes, que vamos mejorando, la gente se va enterando de todo lo que hace la Sociedad Rural, que es mucho, y no sólo para el hombre de campo. Esos son desafíos que nos hemos puesto y que fuimos cumpliendo, y que por error antes no los comunicábamos.

La herencia de Alzueta fue algo que nadie quería agarrar, en su momento fue Pedro Vigneau pero enseguida se la heredó a su vicepresidente “Pichu” Criado…
– Sí, cuando Fernando me lo dijo era impensado. No creo que algunos no agarren la presidencia porque no quieran, sino porque no tienen el tiempo que hay que dedicarle a este lugar. Si uno lo toma con responsabilidad se da cuenta que es una tarea diaria. Lo tenés que sentir y te tiene que gustar, gracias a Dios siento las dos cosas.

Es la primera vez que ejerce la presidencia alguien que no es varón, todo un símbolo…
– Es la primera vez. Hay algunas mujeres a cargo de Sociedades Rurales, la de Salto, por ejemplo. Igual es difícil porque el machismo existe; pero hay que luchar contra eso.

“es muy importante el aporte de las mujeres porque tenemos otra cabeza”

Igual esta Rural ya hace tiempo que viene incorporando mujeres a la Comisión Directiva…
– Sí, hay mujeres, y es muy importante el aporte de las mujeres porque tenemos otra cabeza. Está bueno tomar decisiones en conjunto.

Si miramos el pasado, lo que dejó Barrio lo heredó Fernández López en un período muy corto; lo que dejó Cisneros lo heredó Garmendia también en un período; y Alzueta se ha comprometido a ayudar pero para vos es todo un desafío, más teniendo que la Rural que tenía Barrio es muy distinta a esta que ha dejado Alzueta…
– Fernando es una persona muy importante para la Rural, para el cambio. Esto empezó con mi papá y gracias a él las puertas se abrieron y la gente puede venir. La ida de Fernando para nosotros significó una crisis en los integrantes de la Comisión Directiva y en los asociados; pero después de las crisis vienen las oportunidades y hay que afrontar los cambios. Hoy me toca a mí hasta marzo y veremos qué pasa. Feliz de estar haciendo esto que es lo importante.

Hay mucha gente que te va a ayudar y en la que te podés apoyar…
– Sí, me llevo bien con todos. Es tan larga mi trayectoria en la Rural que los conozco a todos, a Tito (Benito) como a los más nuevos. Con mi papá hablo todos los días, siempre le cuento lo que pasa en la Rural y me da su visión.

A él le tocó ser vicepresidente también…
– El estuvo muchos años como vicepresidente. Papá tenía el problema de la falta de tiempo, yo gracias a Dios mi marido me lo permite, en este momento que hacemos la nota él está con mi hija, y tenés que tener ese apoyo de la familia.

Siempre se dijo que había algunos con ganas de armarle una lista para competirle a Alzueta; pero nunca se animaron; por ahí ahora que se fue se animan…
– Mi idea siempre fue de llevarme bien con todo el mundo; podemos diferir en situaciones pero me gusta consensuar con la gente. Y si se arma alguna otra lista, me parece bien, eso es bueno para la Rural, no me parece mal, que la gente elija a quien quiera tener como presidente, más allá de que esto se maneja en grupo y es la Comisión Directiva la que decide todo, la Rural no es más presidencialista.

El museo de la Rural es un legado que te dejó tu mamá, ella lo fundó con María Alzueta…
– Sí, creo que es por eso que me cuesta bastante hablar del museo; pero es un lugar que hay que cuidar porque es nuestra historia.

El escenario lleva el nombre de tu mamá, ¿hay que dejarlo fijo?, ¿tiene que seguir siendo móvil?
– En realidad es el lugar, el escenario es móvil, es el lugar emblemático donde estuvo siempre el escenario, donde fueron esos desfiles que por cantidad de años se llenaba el salón El Fogón, teníamos una reina, que eso ya hoy cambió. Quién hubiera dicho que en pocos años íbamos a dejar de tener esa elección.

¿No habría que elegir un rey y una reina para equiparar?
– No sé si la elección de alguien no sé si está bueno para la sociedad. Nosotros teníamos una mirada diferente, la reina era una persona no sólo la más bonita, sino que tenía que saber un poco de campo, le dábamos para que estudiara, porque después nos representaba afuera. Tuvimos reinas que dejaron su huella como Carolina Arné que ganó en la Fiesta de la Flor también, no siempre era una cara bonita, sino mucho más.

¿Qué visión tenés del salón “El Fogón”? Hoy el principal salón de fiestas de la ciudad…
– Tenemos un proyecto de ampliar el salón, si logramos eso va a quedar un salón impresionante. Hace poco terminamos la calefacción, que antes la tenía pero era un sistema viejo. A partir de tener el gas se hizo la calefacción central y ahora se está haciendo la parte de frío; pero tiene un costo importante. Creemos que los bolivarenses se lo merecen.

El restaurante de la feria, no hay tantos restaurantes en Bolívar y ese está en un lugar ideal; pero no se usa…
– El otro día lo fui a visitar, y no está tan mal el restaurante de la feria. La idea nuestra es arreglarlo y se pueda utilizar como restaurante, veremos si alguna persona se va a hacer cargo y estaría genial que se abra los fines de semana, no sólo para la feria, porque es hermoso, y con los cambios que le vamos a hacer va a quedar bárbaro.

¿Ya te reuniste con los ferieros?
– Con los ferieros no me he reunido, por ahí sí hemos hablado cuando me los he cruzado individualmente. No va a faltar oportunidad, estamos en contacto todo el tiempo, los ferieros son una parte muy importante para nosotros, vivimos de las ferias, la Rural les debe un montón. Tenemos que mejorar la feria como lo estamos haciendo, para darle un mejor servicio a ellos y al productor agropecuario.

Hubo mucha gente que en aquel cambio de 2009 no volvió más, Marcos Garmendia, Juan Pedro Jayo, ¿no habría que irlos a buscar?
– No creo que se hayan ido enojados, no tengo esa versión. No sé por qué se fueron, siempre están invitados, es una Rural abierta, ellos tienen que venir, siempre fueron invitados a la tribuna. Obviamente que cuando los vea los voy a invitar, o los llamaré. Este es un lapso pequeño conmigo a cargo, no sé qué va a pasar en marzo.

“estoy segura de mi misma; pero no soy sólo yo, tengo una comisión directiva que me tiene que respaldar”

Mañana te dicen: “En marzo queremos que seas vos”, ya está, ¿vas vos?
– Sí, hoy te digo que sí, no sé mañana. Papá cuando fue presidente dijo “estoy dos años y me voy”, y fue así. Yo lo vengo craneando mucho, estoy segura de mi misma; pero no soy sólo yo, tengo una comisión directiva que me tiene que respaldar, vamos a ver.

¿Y traer gente de tu generación?
– Me encantaría, pasa que hoy no sé si llamarlo falta de compromiso, porque entre el trabajo, el tiempo, no sé cómo hacían antes, se lo tengo que preguntar a mi papá, y el compromiso que tenían, porque todos eran gente que trabajaba. A veces se complica con la familia, los hijos chiquitos, nosotros somos una generación que la mayoría tiene hijos chicos. Hoy el hombre ocupa un lugar importante en la casa, ya no es como antes que era sólo la mamá la que se quedaba con los nenes.

Hoy tienen una sociedad con la Cámara Comercial para la Expo que está muy buena…
– Sí, la Cámara ha tomado esa responsabilidad y nosotros también de darle esos galpones y está muy bueno. Hay otros proyectos que tenemos con la Cámara, que los tenemos que seguir charlando, de posibles remodelaciones o cosas que se pueden hacer a futuro, ojalá esta amistad dure siempre, porque el comercio vive del campo. Cuando nosotros entendamos que el campo es el motor, el pensamiento de mucha gente cambiaría, hay que cambiar un poquito la cabeza.

Angel Pesce.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img