Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 18 de julio de 2021
5.4 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Amor, ámame

- Publicidad -
- Publicidad -

Escribe: Mario Cuevas

Hoy dedicamos el espacio a Los Beatles y ‘Love Me Do’, su primer simple, publicado en 1962. ¿Cómo cuatro muchachos de origen proletario y de infancias complicadas (con la excepción de Harrison), lograron llegar a la cima del mundo? Hay varios factores que se conjugaron para esto suceda, salvando la obviedad del talento innato de sus integrantes. Uno de ellos, el lugar de nacimiento, el Liverpool de los 50 era una ciudad portuaria con actividad en decadencia que recibía desde el puerto las novedades desde el otro lado del océano. Los tripulantes de los barcos traían consigo las novedades musicales de Norteamérica, discos de blues y de rhythm & blues y del rock & roll primitivo: Chuck Berry, Little Richard, Gene Vincent, Carl Perkins. La juventud de Liverpool, cultora del skiffle (música con tintes folklóricos interpretada con instrumentos acústicos), comenzaron a escuchar con devoción esos registros que contenían una música nunca antes escuchada.

- Publicidad -

¿Otro factor? La casualidad (o causalidad) hizo que un día se encontraran John Lennon, un chico rudo ataviado de cuero negro; y Paul McCartney, dos años menor, pero de dotes musicales irreprochables. La unión de estas dos voluntades parió un cuarteto que, principios de 1960 le surge la posibilidad de tocar a Hamburgo. Allí se foguean lo suficiente como para retornar al año siguiente más curtidos. Bajo el nombre de Beat Brothers, acompañan en el single ‘My Bonnie’ a un cantante de renombre, Tony Sheridan. Establecidos nuevamente en Liverpool, ya como The Beatles, comienzan a tocar todos los días en The Cavern, un reducto subterráneo que les permitía interpretar los covers de la época y sus primeros temas.

El single de Sheridan cae en las manos de Brian Epstein, propietario de una cadena de disquerías, que se ofrece como manager. Con sus conexiones, Epstein comienza a tejer redes para que sus protegidos sean conocidos en Londres. Cuando capta la atención de George Martin, productor de Parlaphone, subsidiaria de EMI, los Beatles iniciarán un recorrido sin precedentes en la música popular del siglo XX.

 

Los simples

George Martin les propuso como primer single ‘How Do You Do It’, canción de Mitch Murray del tipo ‘Bubblegum’ (temas de melodía pegajosa, destinados a entrar en el ranking discográfico). En septiembre de 1962 lo grabaron, pero los Beatles no estaban convencidos de comenzar su carrera con un tema ajeno. Tiempo después ‘How Do You Do It’ fue grabado por Gerry & The Pacemakers llegando al número 1, tal como Martin lo había pronosticado.

En octubre de 1962 los Beatles lanzaron ‘Love Me Do’, tema de MCartney, cuya cara B era ‘P. S. I Love You’. El simple no causó mucha impresión pero marca el inicio de la carrera meteórica de John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr.

‘Love Me Do’ les dio la suficiente confianza para que el segundo, ‘Please Please Me’, editado el 11 de enero del año siguiente, alcanzara el puesto primero en los rankings. La canción, compuesta por Lennon, estaba inspirada en ‘Only The Lonely’ de Roy Orbison. A George Martin le parecía que sonaba demasiado triste, es por ello que los instó a acelerar el ritmo y a ajustar algunos detalles. “Fue la primera vez que Martin nos demostraba que podía ver más allá de lo que le ofrecíamos – confiesa McCartney – y recuerda que el productor exclamo por el intercomunicador cuando terminaron de grabar su segundo simple: “Caballeros, acaban de grabar su primer número uno”.

 

El disco

Para aprovechar el éxito obtenido con ‘Please Please Me’, el entorno del grupo instó a sus integrantes a grabar el larga duración. Surgía un problema de agenda, los Beatles estaban contratados todos los días durante semanas. Decidieron reunirlos en los estudios Abbey Road el 11 de febrero para realizar una sesión maratónica, grabando los catorce temas del disco. Como no había tiempo de componer nuevo material, George Martin sugirió que grabaran las canciones de otros autores que habitualmente tocaban en vivo. La tecnología de la época sólo permitía grabar dos pistas en la cinta de grabación, lo que obligaba a los músicos a tocar su parte de manera perfecta en la primera toma o volver a intentarlo.

Comenzaron la sesión a las diez de la mañana y, salvo una interrupción para cenar, continuaron hasta las diez de la noche. El disco, cuyo título era, obviamente, “Please Please Me”, abría con ‘I Saw Her Standing There’, compuesta en su mayoría por Paul. McCartney recuerda que tenía la siguiente frase: “Just Seventeen /  Never Been A Beauty Queen” (Diecisiete años recién cumplidos, nunca había sido una reina de belleza), cuando John decidió cambiar la segunda línea por “You Know Waht I Mean” (ya sabes lo que quiero decir) haciendo cómplices a los oyentes de los códigos de los jóvenes, prohibidos para el mundo de los adultos.

‘I Saw Her Standing There’ es un rock and roll hecho y derecho pero su letra, con esa la línea de Lennon, invita a compartir la experiencia creativa y a la vez, diferenciarse de la sociedad de los mayores.

‘There’s A Place’ es una perlita compuesta por Lennon y antecede una idea lírica que John repetirá en su cancionero: la de ir a un lugar que sea un refugio: “Where I Can Go / When I Feel Low… And It’s My Mind…” (Allí hay un sitio al que puedo ir / Cuando estoy triste, cuando estoy melancólico, y es mi mente…).

Otro pilar de “Please Please Me” es ‘Twist and Shout’. El tema que cierra el disco es una composición de Phil Medley y Bert Rusell que tenía una connotación sexual innegable para esos días. Lennon declararía “que le gustaban más las canciones negras porque eran más sencillas. Los negros cantaban hablando directamente de su dolor y también del sexo, y por eso me gustan.”

La labor vocal de Lennon en la canción le requería grandes esfuerzos, es por ello que se dejó para el final de la sesión.  El propio Martin confesó: “John se desgañitaba, sólo Dios sabe el efecto que producía en su laringe cada vez que la cantaba. Tenía que salir bien en la primera toma, porque yo sabía perfectamente bien que nunca saldría igual una segunda vez”.

El disco se publicó el 22 de marzo de 1963 e iniciará un periplo inigualable en la música popular a partir de los 60’s. En casi ocho años, los Beatles produjeron catorces discos larga duración y veintidós simples, nada más, nada menos, pero les bastó para dejar fundada una nueva era, con una música popular de excelencia, y al mismo tiempo, original e irreverente.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img