Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 09 de febrero de 2023
22.2 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Alzueta se despidió con algunas sentencias puntuales y marcado agradecimiento

Fernando Alzueta finalizó sus palabras con lágrimas en los ojos y emocionado a mencionar a su familia.

Un discurso emotivo y agradecido se escuchó de boca de Fernando Alzueta. Se trata de la última alocución de Alzueta en su calidad de presidente de la Sociedad Rural, quien anunció ya hace un tiempo que es ésta su última gestión más allá de que seguirá ligado al quehacer gremial. Muchas cosas habrán pasado por su ánimo en la tribuna ruralista, influído también por la determinación familiar de radicarse en Uruguay.

Estos fueron los párrafos centrales de sus palabras:

“Cuando hace un tiempo ya, quienes tenemos el honor y la responsabilidad de dirigir la institución llegamos a ella, recibimos un legado. Nuestra misión fue cuidar ese legado y engrandecerlo en la medida de nuestras posibilidades. Por eso hoy les pedí que nos acompañen aquí a personas que han hecho historia en la Sociedad Rural. Dolfi Barrios, Cacho Pagola, Tito Benito, Luis Artola, Luis Leonetti. Ellos son y han sido el ejemplo y el sostén a lo largo de mi gestión, ellos son los históricos, la historia viva y los guardianes de ese legado, tanto en momentos muy difíciles como en los buenos momentos y ellos representan a cada uno de los que pasaron por esta casa a lo largo de la historia.

“También están hoy en este lugar quienes hacen el día a día de la institución. Ellos son los que cada mañana abren las puertas y su trabajo es el motor de la Sociedad Rural. Marcela, Mariela, Gustavo, a cada uno de ustedes infinitas gracias y en ustedes saludo y agradezco a cada uno de los trabajadores de la rural por su compromiso y responsabilidad. Ustedes saben que han sido el respaldo de mi gestión, en el día a día y en las decisiones y hemos logrado una relación de compañerismo, respeto y confianza que seguirá para siempre. Me llevo conmigo para siempre el afecto y los buenos momentos compartidos. Ustedes son el ejemplo de la Argentina que trabaja.

“También quiero agradecer a cada uno de los integrantes de cada Comisión Directiva que me acompañó durante todo este tiempo. Con ellos aprendí, crecí como dirigente, compartí responsabilidades, logros y fracasos, con encuentros y desencuentros, siempre con intensidad y pasión; pero sepan que cada uno de ustedes hizo de mi un mejor dirigente, pero en particular una mejor persona. La Sociedad Rural les debe mucho a cada uno de ustedes”.

Alzueta también dio las gracias a la Cámara Comercial por su integración institucional, a CARBAP por el trabajo en las Escuelas Rurales y a la parroquia local en la persona del padre Mauricio Scoltore.

“A cada desafío que nos propusimos le siguió otro. Y están llegando otros desafíos. Los tiempos también son adversos pero sepan que queda hoy acá un maravilloso equipo para seguir trabajando, creciendo y honrando los valores del legado recibido y que todo ese trabajo continuará creciendo”.

El presidente de la Rural también hizo mención a los 32 años de FUNDEBO, fundación que logró erradicar la fiebre aftosa en el partido de Bolívar. “El objetivo que ellos se propusieron está más que cumplido –dijo- hemos naturalizado que no exiten brotes de aftosa; pero eso se logró por trabajo, responsabilidad y colaboración. Gracias por tantos años de dedicación y compromiso en nombre de la institución y de cada productor agropecuario”.

“Quiero agradecer también muy especialmente a nuestra institución madre, CARBAP, porque en tiempos de tanta incertidumbre continúa aportando claridad, sigue siendo quien nos marca el camino, quien expresa nuestros reclamos y nos impulsa a continuar y en particular por haber defendido a los productores de Bolívar en el momento que más lo necesitamos, habiendo sido procesados por nuestro reclamo allá por el año 2008. CARBAP nunca nos dejó solos.

“Finalmente, desde lo personal, quiero decirles que he sido un hombre que no le ha tenido temor al conflicto, que me formé en la Rural de Bolívar mucho antes de la 125. Esa formación me permitió ocupar los distintos roles que me tocó desempeñar y lo hice con aciertos y errores. Los conflictos se gestionan a través de distintas alternativas. En la protesta, desde la confrontación y en las instituciones desde el diálogo. Desde esta institución y en los tiempos que me tocó presidirla, siempre inicié caminos de diálogo, aún en los tiempos más difíciles, como los que nos está tocando vivir actualmente. Nunca voy a estar de acuerdo con los fundamentalismos, ni de un lado ni del otro.

“Sr. Intendente, agradezco que haya sido mutua esa vocación de diálogo; aunque los temas fundamentales que nos convoquen hayan quedad algunos sin resolver. No claudicaremos, queda abierta una enorme agenda de trabajo.

“A ustedes, señor intendente, señor senador, les cabe la enorme responsabilidad de gestionar para encontrar soluciones y soluciones de manera pacífica y con criterio, para que puedan ser aplicadas para el bienestar de Bolívar y de este bendito país.

“Por último, mi mayor agradecimiento a todos y cada uno de los socios y colaboradores de la Sociedad Rural de Bolívar, a la que honran con su participación y a quienes les estaré agradecido de por vida tanto en lo personal como en lo institucional. Somos hombres y mujeres de campo que convivimos y participamos en la ciudad y que estamos felices y orgullosos de hacer posible esta fiesta. Gracias y hasta la próxima Expo”.

El párrafo final, con lágrimas en los ojos, estuvo dirigido a su esposa, Laura Hernández y a su hijo Joaquín, a quienes agradeció por el permanente apoyo.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Más Leídas

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Edición Impresa

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img