Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

lunes, 15 de abril de 2024
19.1 C
San Carlos de Bolívar

Allanaron dos domicilios de mujeres bolivarenses por una extorsión y estafa

La orden judicial incluyó otro operativo en una vivienda de Olavarría y dos requisas en una celda de la Unidad Penitenciaria Nº7 de Azul.

- Publicidad -
- Publicidad -

La investigación de un nuevo caso de sextorsión que terminó con una estafa llevó a la policía y a los investigadores a allanar dos en domicilios ubicados en esta ciudad, uno en la ciudad de Olavarría y dos registros en celdas de la Unidad Penal Nº 7 de Azul. Se cree que además se está presuntamente ante una asociación ilícita y las sospechas recaen por el momento en dos hombres y tres mujeres, todos ellos con relaciones entre sí.

Los procedimientos estuvieron a cargo de la Dirección Departamental de Investigaciones de Azul, bajo la dirección del fiscal Lucas Moyano, titular de la Fiscalía Especializada en Ciberdelitos de Azul y las diligencias fueron ordenadas por la jueza de Garantías Fabiana San Román.

Todo se inició con una denuncia presentada el 19 de octubre del año 2023 por un hombre que reside en la ciudad de Olavarría. Tras la denuncia que radicara meses atrás el damnificado por lo ocurrido, hoy miércoles efectivos policiales allanaron las viviendas donde residen las sospechadas y también fue registrada la celda colectiva que en la cárcel del Servicio Penitenciario Bonaerense con sede en Azul ocupan ambos internos.

La modalidad empleada es similar a la observada en numerosos casos en investigación y es exactamente igual de la cual fue víctima Juan Carlos Woldryk (31), que se encuentra desaparecido desde el 31 de marzo del año 2022 tras ser víctima de extorsión y amenazas. Los autores, crean un perfil falso colocando datos y fotos de una mujer joven. Desde dicho perfil envían solicitud de amistad a hombres adultos con familia y relaciones laborales. Luego entablan chats que derivan en temas sexuales, procurando obtener material multimedia del interlocutor, para lo cual envían material multimedia de una mujer joven desnuda. Logrado el intercambio de material, la comunicación continúa por WhatsApp, donde se le exige a la víctima la entrega de distintas sumas de dinero, por transferencias u otro sistema de envío de dinero.

En este caso la víctima primero transfirió cien mil pesos a la supuesta mujer con la que había intercambiado material prohibido, bajo la amenaza de que si no le mandaba el dinero ella iba a enviarle a la familia del damnificado esas conversaciones, fotos y videos que ambos habían, respectivamente, mantenido e intercambiado hasta días antes. El hombre bloqueó el número de la mujer y días después recibió un llamado de un supuesto subcomisario de Azul que le dijo que estaba con el padre de la joven con la que había mantenido contacto por redes sociales y le expresó al damnificado que la persona que estaba con él le dijo que su supuesta hija era menor de edad y que tenía en sus manos una presentación donde iba a ser denunciado. La supuesta autoridad policial le ofreció llegar a un “arreglo” para evitar ser denunciado. Y de esa manera, le exigió la entrega de 300.000 pesos, los cuales el hombre envió a una billetera virtual a nombre de una de las jóvenes a la que este miércoles le allanaron su domicilio en Bolívar.

Días más tarde, ese hombre continuó siendo extorsionado. Fue cuando recibió un llamado proveniente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Una comunicación a través de la cual otro sujeto, que dijo ser abogado de la familia de esa supuesta menor que él había conocido tiempo antes, le exigía la entrega de más dinero.

Para aquel entonces, a la víctima le exigían el pago de más dinero. Concretamente, un millón de pesos que el hombre también transfirió -por medio de una operación bancaria- a una cuenta que está a nombre de otra de las mujeres investigadas por este caso de extorsión.

Según lo detallado por fuentes policiales y judiciales a La Mañana, por medio de los tres allanamientos y del registro de la celda del penal de varones de Azul se secuestraron tarjetas de débito, telefonía celular y elementos de interés para la investigación que también serán peritados, con la finalidad de determinar si contienen más evidencias que puedan ser agregadas a esta pesquisa.

Al mismo tiempo que se desarrollaron las diligencias dispuestas por la Jueza garante, que tuvieron como objetivos viviendas situadas en esta ciudad, en Olavarría y la cárcel con asiento en Azul, los investigados por este caso de extorsión fueron notificados de la causa penal que se está llevando adelante, según se informó también.

En el caso de los reclusos, ambos fueron identificados por voceros ligados a la tramitación de este sumario penal como Anselmo Omar Nievas y Nazareno Ezequiel Juárez. Y las mujeres, según lo referido por las mismas fuentes, se llaman Lourdes Nahir Comas Holgado, Priscila Pamela Navone, domiciliadas una en un inmueble situado sobre la calle Castelli y otra en una vivienda que está en la prolongación de la Avenida Belgrano y lo mismo sucedió con una propiedad ubicada en la Calle 17 (ex Montesano) de Olavarría en donde reside Milagro Daiana Yrigoyemborde

En tanto, una celda colectiva identificada con el número 102 -que ocupan los dos reclusos investigados y está ubicada dentro del denominado “régimen cerrado” de la Unidad 7- fue el lugar donde se llevó a cabo la requisa que también ordenara la Jueza de Garantías que entiende en la tramitación del sumario penal.

La investigación

En la denuncia que hiciera meses atrás, la víctima expresó que cuando hablaba con esa supuesta menor de edad que después comenzaría a extorsionarlo ella utilizaba un celular con prefijo de Azul.

A través de la investigación penal que se continúa desarrollando, contando con el aporte efectuado por agentes policiales pertenecientes a la oficina de la DAIC (Dirección de Análisis en Investigación de las Comunicaciones) que está en General Alvear pudo determinarse que los llamados que la víctima recibía podrían haberse realizado desde el interior de la Unidad 7, la cárcel donde están alojados los dos reclusos cuya celda colectiva que ocupan fue requisada hoy miércoles. Además, ha podido establecerse que una de las mujeres investigadas mantiene una relación sentimental con uno de los presos sospechados de haber cometido este ilícito.

Para el Fiscal a cargo de la investigación penal, los dos varones y las tres mujeres sospechados -teniendo en cuenta los vínculos que existen entre todos ellos- actuaron “en forma coordinada y conjunta” para concretar la extorsión, ideada desde la cárcel con asiento en Azul y llevada adelante contando “con la participación necesaria” de las jóvenes referidas. De esa manera, entre todos lograron despojar de importantes sumas de dinero al vecino domiciliado en Olavarría que se convirtió en la víctima de esta maniobra extorsiva por la que se llevaron a cabo los allanamientos y la requisa en el penal son sede en Azul.

“A través de labores investigativas, consistentes en análisis de reportes bancarios y de intervenciones telefónicas, se establece la autoría de estas cinco personas en el hecho, quienes conforman una red dedicada a la comisión de delitos de tipo extorsivo. Dos de ellos son internos de la Unidad 7 de Azul, quienes mediante ardid realizan las extorsiones; mientras que las mujeres imputadas se encargaban del manejo del dinero recaudado”, se mencionó en un reporte dado a conocer desde la DDI Azul con relación a este caso.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img