Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 26 de mayo de 2024
3.4 C
San Carlos de Bolívar

Alejandro Caínzos se sumó al cuerpo técnico de Unión Deportiva Bonifacio

Vuelve al ruedo tras su paso por Balonpié.

- Publicidad -
- Publicidad -

El fútbol es muy vertiginoso y sin dudas es un mundo en el que los cambios muchas veces pueden ser abruptos. Es así que los entrenadores siempre están en una rueda que los puede depositar en distintos lugares. En otros casos, hay personas que tienen trayectorias muy largas en un mismo lugar, lo que hace que sin dudas los cambios sean mucho más profundos. Es el caso Alejandro Cainzos, quien después de 18 años en Balonpié comenzó a escribir su propia historia.

Tras desvincularse hace unos meses, el ex DT de inferiores se sumó a las filas de Unión Deportiva Bonifacio, equipo que actualmente milita en la Liga de Tres Lomas. El cabeza de grupo es el bolivarense Daniel Luengo, quien sumó a Cainzos para que colabore con los trabajos los días de los partidos.

Sin dudas una propuesta ideal para reinventarse en el ambiente y sobre todo para hacer un nombre en la zona. El DT habló con LA MAÑANA sobre esta nueva experiencia en su carrera:

Después de unos meses en donde no estuviste ligado al fútbol, nuevamente en el ruedo…

-Estoy muy contento, porque uno siempre quiere trabajar en lo que le gusta. Gracias a Daniel Luengo, que se contactó conmigo hace unos días para proponerme trabajar como ayudante. El día del partido requiere mucha preparación y estaba solo para acomodar todo. Cuenta con profes que le dan una mano durante la semana, pero que el día del partido no pueden ir, por lo que se le hace bastante complicado. Es lógico que teniendo el partido de la Reserva y Primera, la entrada en calor, las charlas técnicas y todo lo que se hace es complicado si no tenés ayudante.

Tu tarea es coordinar esos trabajos…

-Soy ayudante, haciendo las entradas en calor y aportándole a Daniel todo lo que necesite.

Coincidieron en Barracas Bolívar…

-Tenemos una relación de muchos años, ya que jugamos juntos en Empleados de Comercio. Tenemos una buena relación y se enteró que estaba sin trabajo, por lo que me contactó y me ofreció trabajar, algo que acepté de manera inmediata.

¿Con qué te encontraste?

-Es una liga muy diferente a la que se juega aquí en Bolívar. Con respecto a la gente que va a la cancha es una cosa increíble. Muchas personas el domingo cada 15 días acompañan a su equipo de manera incondicional.

Y si hablamos de lo futbolístico…

-Vi muchos errores, conceptuales, sobre todo. Daniel me decía que es difícil tratar de cambiar ahora, pero considero que es un trabajo que se tiene que ir haciendo de a poco. Néstor Ducasse hace muchos años estuvo y puso la piedra fundacional, tratando de inculcar otra cosa y creo que se ve un poco ese laburo. Me pasó que en un momento me pareció que estaba mirando un partido del campo, La 14 vs. Ibarra, por darte un ejemplo.

Ese suelo “virgen”, es un contexto ideal para enseñar…

-Sin dudas, Daniel es el que manda, pero hablo mucho con él y tengo la oportunidad de aportar mi impronta. Durante la semana intenta cambiar algunas cosas y creo que lo va a ir logrando con el paso de las fechas.

¿Qué aspiraciones tiene el equipo?

-Tenemos un plantel bueno, pero corto. Contamos con 12 jugadores que son de primera, que de verdad juegan bien y después muchos pibes que están saliendo de la Reserva, haciendo sus primeras armas y aprendiendo. Nos toca jugar contra equipos que tienen otro presupuesto, que traen jugadores de afuera.

Dejaste una estructura como la de Balonpié, que podría comprarse con la de un equipo profesional ¿Volver a un club con otro contexto te hace retomar a las fuentes?

-Si bien voy los fines de semana, Daniel me cuenta cosas que hace durante los entrenamientos. Allí me indica que retoma algunos trabajos que se hacían antes en cuanto a aspectos generales. Es algo bueno, ya que estas enseñándole a chicos de que algunas cosas se pueden mejorar. En algunos casos es medio tarde ya que son chicos de 20 años, lo que hace más difícil cambiarlo. Debo decir que me sorprendió la atención que te ponen, sobre los conceptos y los trabajos que realizamos. Uno puede pensar que por ahí pueden decir “este quién es”, pero no. Los chicos hicieron de manera perfecta la entrada en calor para luego jugar un partido que la verdad tuvo un ritmo impresionante. Era un 0 a 0, que se definió faltando cinco minutos con un gol en contra de ellos.

¿Se tiene una gran identificación con el club?

-Un sentido de pertenencia increíble. Hay dos personas que se encargan minuciosamente de todo lo que pueda faltar, con una dedicación increíble, la verdad que sorprende. Sienten al club muy de ellos.

Esta vuelta al ruedo te puede permitir insertarte nuevamente en el ambiente del fútbol…

-Estoy hablando con personas del fútbol y creo que las posibilidades van a ir apareciendo. Esta oportunidad que me dio Daniel me sirve para volver a trabajar. Sigo aprendiendo y preparándome para quien sabe, en algún momento armar algo propio.

Después de muchos años en un mismo lugar ¿es difícil insertarse?

-Sabía que iba a pasar eso. También que iba a vivir algo distinto, ya que trabajé durante 18 años en un mismo lugar. Fui preparado, tenía referencias de algunos colegas, de todas formas me sorprendió. Hacía frío, había viento, se jugaba River vs. Boca y todavía así, la cancha estaba repleta.

¿Proyectas ser cabeza de algún cuerpo técnico?

Estoy abierto a lo que salga, pero me gustaría ser cabeza de algún proyecto. Estuve 18 años en un club y tal vez no soy tan conocido. Creo que de esta manera comenzaré a hacerme conocer, algo que es fundamental. El fútbol es muy dinámico, hoy podés estar aquí y mañana en otro lugar.

P.L.P.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img