Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 21 de julio de 2021
16.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Aislados sí, quietos no…

- Publicidad -
- Publicidad -

Finalizaban ya los trabajos de pretemporada de los equipos de fútbol cuando se estableció la cuarentena en el país e interrumpió todo ese duro proceso que sirve de base –desde lo físico- para el resto del año. Incluso se vio interrumpida la Copa de Campeones, el primer torneo oficial 2020 de la Liga Pehuajense.  Los planteles de Independiente, Empleados de Comercio y Balonpié dejaron de reunirse y, con cada jugador en su domicilio, separado del resto, surgió un desafío impensado para los preparadores físicos de cada institución: cómo hacer para no tirar al tacho todo lo hecho desde el inicio de los entrenamientos y de qué manera mantener al menos una base para que la vuelta a las prácticas no genere lesiones. Aquellos que día a día trabajan silenciosamente pero influyen considerablemente en el rendimiento de un equipo, hoy son puestos a prueba por una cuarentena que no estaba en los planes de nadie.

La Mañana contactó a los preparadores físicos de estos tres clubes locales para conocer de qué manera llevan adelante esta situación.

- Publicidad -

 

Jonatan Piccirilli – Independiente

– Soy el preparador físico de la Primera  y la Reserva, y además estoy con las inferiores. Ya hace un par de años que estoy como “profe”; el año pasado como ayudante de “Lucho” Lede pero desde este año me tocó asumir el cargo y sinceramente creo que será una gran experiencia para mi profesión. Estoy haciendo lo que más me gusta, tratando de aportar lo mejor para el equipo desde donde puedo…

Habíamos arrancado una muy linda pretemporada; con el “Laucha” (Silvio López) y Gastón (Irastorza) estábamos muy contentos por la cantidad de jugadores que se habían acercado al club. Estábamos transitando la última parte de la pretemporada y habíamos visto una evolución muy grande en los chicos, así que estábamos con muchas expectativas de cara lo que vendría…

En la primera parte de los trabajos, lo que más cuesta ganar es en la parte aeróbica. Arrancamos con una base de eso y después pasamos a los trabajos de fuerza, ahora estábamos terminando con prácticas de velocidad y reacción, y la idea sería ir alternando un entrenamiento para cada cosa como para no perder las bases.

 

Veníamos muy bien, estábamos contentos por lo hecho; pero apareció el tema del coronavirus. De mi parte, estoy encerrado desde el día 1 que se estableció la cuarentena, ni a la vereda he salido… Así que con los jugadores venimos trabajando a través del whatssap, les voy armando los trabajos y se los voy pasando, primero a Andy (Angerami), uno de los referentes del plantel, y después voy despejando cualquier duda que pueda tener algún jugador. Me debo a eso, así que estoy continuamente respondiendo.

 

Más que nada, estamos haciendo trabajos de fuerza, con cada jugador en su casa; son entrenamientos con el peso del propio cuerpo, y si tienen algún elemento pueden incorporarlo. Por ejemplo, para los trabajos de salto y de step que les mandé hace unos días, pueden usar ladrillos, un escalón o cualquier cosa que tengan en sus casas… Hay que adaptarse a lo que cada uno tenga a mano; la idea es no perder tanto de lo que ya se había ganado y mantener, dentro de todo, una base.

A nadie le gusta estar encerrado y tener que hacer estas cosas, pero se trata de cuidarnos, no sólo a nosotros mismos sino también al resto. Le pido a la gente que trate de quedarse, que cuanto más tiempo estemos adentro, menos tiempo de cuarentena habrá… Es la única forma de solucionar esto; lamentablemente hay gente que debe vivir el día a día y se le complica para trabajar, pero si no nos cuidamos, esto irá para largo.

 

Sebastián Jornefí – Empleados de Comercio

– En principio, desde el día 16 al 19, lo que hicimos fue darles un plan de trabajo similar al que veníamos cumpliendo en el club, teniendo en cuenta que en ese momento la restricción apuntaba a evitar la aglomeración de gente. Por lo tanto, mandábamos los trabajos para que los jugadores hicieran en el momento que pudieran. Después, cuando el aislamiento obligatorio se hizo general y hubo una restricción total, decidimos armar un esquema de trabajo estándar, común a todos los jugadores. Ese esquema tiene ejercicios simples, que los jugadores ya conocen, les son familiares porque veníamos haciéndolos en la mayoría de los entrenamientos y saben de qué manera se ejecutan. Ese plan estándar tiene diferentes variantes que ellos irán usando en la medida de lo posible; por ejemplo, hay ejercicios de fuerza idénticos para todos, y otros más aeróbicos, que cada jugador hará de acuerdo a sus posibilidades. Aquel que tiene un patio en el que puede correr 15 ó 20 metros, tiene distintas chances respecto de aquel que debe hacer un ejercicio similar pero sin desplazamientos en un departamento…

Diseñamos un plan estándar, con diferentes variantes, para que cada jugador vaya cumpliéndolo en la medida de sus posibilidades. Y, como conocen los ejercicios, achicamos el margen de error en su ejecución.

Hoy en día, en Internet, hay una invasión de ejercicios; pero si no están controlados ni revisados, muchas veces pueden ser contraproducentes. Sabemos que este plan que les dimos puede llegar a ser rutinario, pero nos quedamos tranquilos porque van a llevarlo a cabo bien.

 

Los tiempos y el calendario de la LPF

En el caso de Empleados, una vez levantada la cuarentena tendría por delante los cuartos de final de la Copa de Campeones de la Liga Pehuajense. De todos modos, aún no hay información oficial al respecto.

 

Debido a esta situación –explicó Sebastián- una vez que se levante la cuarentena y se pueda volver a entrenar, vamos a tener que hacer un período de mini pretemporada, por llamarlo de alguna manera. Estimo que precisaremos entre dos y tres semanas para recuperar aquello  que hemos perdido. Cualquier trabajo que podamos que hacer, por bueno que sea, no será el mismo que el de una práctica normal. Hay que volver a estimular la parte coordinativa porque el plantel no cuenta con ese tipo de ejercicios en los que se trabaja el pase, la recepción, el tiempo, el espacio, y muchas situaciones que se pierden estando aislados. Al estar encerrados, sin ese tipo de entrenamiento, nos hace perder mucho, así que una vez que volvamos a las prácticas, precisaremos esas dos o tres semanas para acondicionarnos de la mejor manera y tratar de alcanzar el nivel deseado para el comienzo del torneo.

Desconozco si la Liga contemplará eso o tomará la decisión de empezar a jugar inmediatamente de esta cuarentena. Imagino que todos los clubes estarán en una situación similar, así que en ese sentido lo más lógico sería dar un tiempo de adaptación para que cada club pueda hacerla de la mejor manera posible. Reitero: nos llevará entre dos y tres semanas conseguir aquello que ya habíamos conseguido, en cuanto a lo aeróbico y coordinación, antes de esta cuarentena.

Obviamente, como a todo aquel que clasificó (en la Copa de Campeones) nos gustaría seguir jugándola, pero en este caso tiene que primar el sentido común y éste señala que no podemos afrontar una competencia sin estar preparados… Sería contraproducente para lo que, en definitiva, es lo que se busca con esta Copa: llegar lo mejor posible al torneo de Liga.

 

Viendo cómo se está planteando esta situación, imagino que la Copa se va a suspender y directamente se pasará al torneo de Liga. No creo que ninguno de los equipos clasificados quiera afrontar un partido sin estar físicamente preparados… Son necesarias esas dos o tres semanas posteriores al levantamiento de esta medida de aislamiento. Incluso no sé qué pasará con el resto del calendario porque con estas postergaciones se van apretando cada vez más las fechas del liguista…

 

Entendemos la situación y creemos que la salud está antes que todo lo demás. Debemos afrontar esto y concientizarnos de que lo mejor es cumplir este aislamiento, tal como hemos tratado de hacerlo a través de las redes sociales con nuestros dirigentes, nuestros chicos de inferiores y los de Primera. Hay que ser coherentes y pedir que pasemos esto en casa. Cuando esto se resuelva y estemos en condiciones, vamos a volver y trataremos de hacer lo mejor posible, como siempre.

 

Pablo Castro – Balonpié

– Así estamos trabajando nosotros: veníamos de una muy buena pretemporada, fantástica; habíamos recuperado a muchos de los jugadores más grandes del plantel, se estaban poniendo bien… Todavía nos faltaba un poquito pero esto nos agarró en la última parte del trabajo y nos complicó, ya que cuando la actividad se reinicie vamos a tener que empezar prácticamente desde cero…

Al principio fue algo confuso porque no sabíamos cómo enfocar los trabajos en cuarentena; pero hablando con otros colegas y viendo la manera de manejar el tema, fuimos adaptándonos a esta circunstancia de tener que trabajar a través de las redes sociales. Usamos todo lo que teníamos al alcance para que los chicos pudieran entrenar y, al menos, mantener una base. Con esto buscamos que, cuando vuelvan los entrenamientos normales, no les cueste tanto…

En un principio, optamos por que cada uno tuviese tranquilidad y tratara de moverse como pudiera en su casa. Cuando vimos que estas medidas se extenderían, planificamos algo para que se siguieran moviendo y pudieran mantener algunas capacidades, tales como la fuerza, la resistencia. Contemplamos trabajos de prevención, de zona media…

Personalmente, tuve que cerrar mi gimnasio, así que desde mi casa empecé a entrenar yo también y grabé algunos videos con las rutinas, que les fui pasando a través de un grupo de whatsapp. Obviamente, hablé de esto con el resto del cuerpo técnico.

Los chicos han trabajado de acuerdo a los que les he ido mandando. No sólo los de Primera división sino también los de inferiores, las chicas de fútbol femenino… Busqué rutinas que pudieran hacer en cualquier lugar de la casa, sin tener que usar elementos. 

De esa manera estamos tratando de “llevarla”. Apuntamos al “mantenimiento” y a la prevención de lesiones para no tener que hacer la adaptación el día que regresemos a los entrenamientos… Igualmente imagino que cuando esto se normalice van a dar un tiempito como para que volvamos a estar en condiciones.

En estas circunstancias es muy difícil hacer trabajos específicos, sobre todo en lo que se refiere al fútbol. Los trabajos con pelotas son imposibles; tal vez algunos tienen espacio en su patio, pero otros viven en un departamento, así que optamos por hacer un mantenimiento, apuntando a la fuerza y a la prevención de lesiones.

 

Esta situación nos afecta a todos, pero tratamos de sobrellevarla de la mejor manera. Es un sacrificio que tenemos que hacer todos, cuidarnos para que podamos volver a la normalidad.                  S.m

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img