Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 01 de diciembre de 2021
21.5 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Adiós al Ibáñez que ponía la otra mejilla

- Publicidad -
- Publicidad -

Pensó en dar el portazo, pero retrocedió y completará sus dos años de mandato como concejal, por gratitud a los ‘peronistas con sobretodo’ (Mario Giambelluca dixit) que lo acompañan desde sus lejanos comienzos en la política. Ya no tiene el mismo entusiasmo que caracterizó su dilatado historial como edil, ni está tan cómodo en el seno del bloque que otrora presidió. Se terminó el Oscar Ibáñez que ponía la otra mejilla, ya no se arrojará más a trabar con la cabeza, cual esos generosos volantes todoterreno que rara vez llegan al gol. Paragolpes de la gestión municipal, que sea otro. Stop. Sobrevuela esta entrevista exclusiva con aroma a fin de etapa, que siente que ha dado mucho y recibido muy poco, y que por eso intentará cultivar otro perfil. De partir el bloque a la Beto Rivas, no habla. Desconozco si lo analizó o analiza. Eso sí: de todo este balurdo deja a salvo a Marcos Pisano, al que ve como un intendente con “un gran futuro”, incluso provincial.

 

- Publicidad -

Comienza una etapa, en el sentido de que Pisano será ahora intendente de Bolívar con sus propios votos, y a niveles nacional y provincial gobernará una bandera política bien diferente a la de Cambiemos. Además, en lo personal ingresaste a trabajar en una farmacia, mientras te quedan dos años como concejal.

-Los cambios que han habido a nivel político son muy importantes, la gente está con expectativa de mejorar la parte económica y todo lo que trae aparejado. Se aguarda la generación de puestos de trabajo, la inclusión laboral de muchos argentinos que la han pasado mal estos cuatro años. Sin olvidarnos de los jubilados y los discapacitados, a muchos de ellos les han quitado las pensiones no contributivas.

En el orden local, me pone muy contento por Marcos Pisano. Creo que él hoy es un dirigente con nombre propio, no uno que está a la sombra de o como segundo de.

 

De hecho, sus números pulverizan a los del mejor ‘Bali’ Bucca.

-Se posiciona a nivel Séptima y por qué no en la provincia, como un intendente con un gran futuro. Primero, hay que destacar lo trabajador que es. Lo conozco hace muchos años, antes de su ingreso al ANSES, donde laburó muchísimo todo el día solucionando cuestiones y promocionando programas. En las viviendas del PROCREAR, fue precursor, obviamente avalado por decisiones que se tomaban en otras esferas. Ha aprendido al lado de ‘Bali’, acompañándolo en momentos difíciles, como cuando le tocó por primera vez hacer una suplencia como intendente y tuvimos un conflicto muy serio en el hospital. Él tomó las medidas adecuadas, siempre tratando de buscar el diálogo. Lo que vive hoy representa un gran reconocimiento para él, y me pone muy contento porque le tengo un aprecio personal. Pero destaco su capacidad de trabajo y su perfil bajo. Le tocó gobernar en un momento muy complejo del país, tuvo que afectar más del sesenta por ciento del presupuesto a ayuda social, y supo administrar la municipalidad.

En lo personal, estoy pasando un lindo momento, trabajando muy bien a partir de la puerta que se me abrió en la parte privada, y tratando de complementarlo con mi diaria lucha por ayudar a la gente, que ha sido mi característica toda mi vida. Veremos en estos dos años qué es lo que pasa.

 

“SE HAN PERDIDO VALORES Y ÉTICA”, Y LA CALIDAD DEL HCD “BAJA”

¿Cómo los vas a encarar, como siempre, o pensás en un cambio de perfil?

-En un momento la idea era irme.

 

¿Habías decidido renunciar?

-Sí, pensé en renunciar. Después barajé pedir una licencia.

 

¿Y por qué querías irte?

-Notaba que había cumplido un ciclo, me sentía cansado. Me veía estancado, realmente. Pero estoy cambiando esa manera de verlo, tratando de superar ese cansancio y ese reniegue por falta de respuestas y soluciones a problemas que quedaron de mi gestión como secretario de Desarrollo Social, área en la que puse enormemente la cara. Sentía un reniegue hacia todo eso. Además, también veo que en la política se han perdido valores y ética. Sobre todo en lo partidario, en cómo se manejan los grupos.

 

¿Lo advertís en el propio bloque de concejales que integrás?

-Yo creo que sí, que se ha cambiado la manera de trabajar. Yo sigo pensando que antes se trabajaba mejor, se dialogaba más. Es más: teníamos una excelente relación con la oposición, se discutían ideas políticas, no posturas personales. Para mí en los últimos años el Concejo Deliberante de Bolívar ha sufrido una baja en la calidad de los debates, esperemos que a partir de ahora, con el ingreso de gente por primera vez, mejore. Esperemos que entren a trabajar, no por la fotito.

 

¿Has planteado todo esto en el seno del bloque PJ?

-Sí, en varias oportunidades.

 

¿Y te han escuchado?

-Sí, sí, siempre hemos intercambiado opiniones, y me parece que un bloque de siete personas debe nutrirse de diversas opiniones. Lo que sí, estos dos años los encararé por los que me han acompañado desde el principio, como ‘Beto’ Cabalcagaray. Esa gente que militó para que sea concejal y me acompañó siempre. Me han pedido que aunque sea con otro perfil, siga en el Concejo, y eso haré. Pero trataré de ser más objetivo.

 

A ver si interpreto bien: no ser tanto el paragolpes de la gestión.

-Indudablemente, quizá nuestro mismo espacio también ha pecado en no formar nuevos dirigentes no digo para que vayan al choque, pero para que defiendan una gestión. Cuando fui presidente de bloque durante la intendencia de ‘Bali’, creo que estuve a la altura. Fue un momento interesante, había grandes proyectos que ojalá vuelvan. Habría que tratar de que haya otra persona con el perfil de defender una gestión, que no significa pelearse con el adversario sino justificar con argumentos lo que está haciendo el gobierno. Por mi parte, estaré a disposición para oficiar de guía de los nuevos concejales que estén dispuestos a recibir mi ayuda, si bien no sé si uno puede ser ejemplo de algo…

 

Lo digo de una manera quizá más precisa: chau al Ibáñez que ponía la otra mejilla.

-Totalmente. Exacto. Ahora escucharé, apoyaré lo que considere necesario y cuando deba plantear algo que vea que no está bien, lo haré, por supuesto. De ese modo trataré de finalizar de la mejor manera este período de dos años que me quedan como concejal.

 

Basta del Ibáñez que va a trabar con la cabeza.

-Exacto, ya no me hace bien, uno no puede estar discutiendo permanentemente, pero sí ocupándose y resolviendo problemáticas. Lo importante es presentar proyectos que realmente reflejen la necesidad del vecino de Bolívar. Y creo que vendrán buenas cosas con Fernández y Kicillof, habrá créditos  para producir y una política habitacional. Yo sigo convencido de que por ejemplo en Pirovano, habrá que tomar como una política de estado al turismo rural, pero el turismo rural bien diagramado.

 

Resumiendo: seguirás más por cariño y respeto a los ‘peronistas con sobretodo’, los clásicos peronistas que te respaldan desde hace añares, que por tus ganas, que tal vez no sean tan intensas ni tampoco te sientas tan cómodo en el bloque.

-La realidad es que mis ganas no son tan intensas, ni me he sentido tan cómodo estos últimos años, por un montón de factores. Pero la vieja militancia peronista, los que me ayudaron a llegar, se merece mi respeto.

A nivel nacional, estos últimos años los dirigentes peronistas han dejado mucho que desear. Los partidos políticos en Argentina están en crisis, pero en el peronismo local hay una base sustentable de gente que ha trabajado muchísimo para que hoy tengamos este gobierno, y lo mismo a niveles nacionales y provincial, donde volveremos a gobernar. Yo trataré de representar estos años a los que me dieron la primera oportunidad de ingresar a la política, en el año ’93.

 

Chino Castro

 

¿Si el intendente te ofreciera un cargo en el Ejecutivo lo evaluarías, te interesa esa posibilidad o ya decidiste completar tu mandado como concejal?

-Él debe ponerle su impronta al Ejecutivo, convive con los funcionarios y sabe quién le responde mejor. Creo que debe hacer cambios, hay funcionarios que están desgastados. Pero mi idea es seguir como concejal, en esta nueva etapa de mi vida en la que estoy muy bien. Quiero aportar con otra postura desde el Concejo. Tuve esa experiencia (fue secretario de Desarrollo Humano y Social), soy muy exigente conmigo y sé que quedé en deuda con muchas cosas, pero hoy no volvería a ocupar un cargo en el Ejecutivo.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img