Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 01 de junio de 2021
13.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

Solidaridad: Abrigo en medio de la pandemia

Un ropero comunitario en la Estación de Ferrocarril.

- Publicidad -
- Publicidad -

El trabajador Roque Gómez lleva adelante un ropero comunitario, con el que asiste a familias que lo necesiten. La iniciativa tiene base en el viejo sector de Encomiendas de la estación de ferrocarril, aunque en este marco de restricciones por la pandemia permanece cerrada.

“Antes de que cerraran todo, fue impresionante la cantidad de gente que concurrió a buscar prendas”, dijo Gómez a este diario. Estos días, el propio Roque se encarga de retirar lo donado de los domicilios que lo convoquen, al 465931.

- Publicidad -

Hay muchos artículos disponibles, “tengo cantidad, más que nada ropa de chicos y chicas, bebés y damas, no tanto de hombres”, puntualizó el organizador del espacio solidario.

“Me gusta poder ayudar a quien lo necesite, es muy lindo. Yo soy albañil, hago horario corrido y estaba yendo al ropero a partir de las seis de la tarde. Habrá que ver cuando levanten las restricciones cómo me reorganizo para abrir el lugar y que la gente vaya a retirar lo que necesite”, y también a efectuar las donaciones, dijo Gómez.

Precisamente, para aquellos que deseen colaborar, el trabajador puntualizó que las prioridades son obviamente las prendas de invierno: “Frazadas, camperas, abrigos; zapatos tenemos muchos, pero zapatillas no tanto y eso sería necesario que nos entregaran, ya que es un tipo de artículo indispensable para los chicos”, enumeró.

“Pero tomamos cualquier cosa que quieran donar: el otro día me entregaron una cocina, que llevé a arreglar para quien le haga falta. Todo nos viene bien, siempre alguien lo va a necesitar”, agregó.

En las próximas semanas, un grupo de mujeres colaboradoras confeccionarán frazadas con algunas polleras que ha recibido el ropero. También coserán y lavarán junto a Roque las prendas que lo requieran.

Concurre a retirar ropa “gente de toda la ciudad”, no sólo de los barrios Villa Diamante, San Juan y Colombo, ubicados en las cercanías de la estación de ferrocarril, sino también de “Latino, Melitona, Casariego, Pompeya, Zorzales, Cooperativa de Viviendas, San José”, etc.

Un salvavidas de lana

En esta etapa de la pandemia, en plena segunda ola de covid arreciando en Argentina y también en Bolívar, muchos trabajadores y trabajadoras han resignado su fuente laboral o recortado forzosamente sus ingresos por los cierres intermitentes de la enorme mayoría de los rubros de la economía, parciales totales, que se imponen para frenar la propagación de contagios, por eso una iniciativa como la de Gómez resulta de vital importancia, habida cuenta además de que, por diversos factores, los gobiernos no llegan a los hogares con la asistencia económica insustituible que compensaría la caída del trabajo.

“Yo soy albañil, tampoco puedo salir a hacer lo mío como quisiera y podría y vivo en carne propia estas dificultades. Pero el intendente ha pedido que nos cuidemos y que aguantemos una semana, y todos esperamos que no se estire mucho más porque es doloroso no poder cumplir con las tareas que uno tiene. A la gente de abajo en especial, toda esta situación nos afecta muchísimo, es muy penoso, pero también tenemos que ayudar al personal de Salud, que le pone el cuerpo a la pandemia cada día, desde hace ya más de un año, y está muy cansado. Ojalá la vacuna llegue pronto, llegue a todos y todas, y podamos retornar en breve a alguna especie de normalidad y vida tranquila, aunque no sea exactamente como antes”, completó el organizador del ropero.

Para cuando ‘pase el temblor’ y se restañe esa suerte de normalidad que el mundo añora, Gómez planea organizar en el lugar una olla popular comunitaria.

Chino Castro.

spot_img
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img