Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 23 de junio de 2024
6.4 C
San Carlos de Bolívar

Abad dijo que todos iban a poder participar de la PASO, pues parece que tendrá que ir preparando varias boletas

Unión Cívica Radical.

- Publicidad -
- Publicidad -

Los dirigentes políticos provinciales y nacionales que suelen visitarnos en muchas ocasiones realizan manifestaciones para “salir del paso”, sabiendo que lo que dicen después no lo van a poder cumplir. Ejemplos sobran, y sería largo enumerar cómo representantes de los distintos partidos políticos nos han dicho cosas en Bolívar que luego no pudieron sostener, ni siquiera tras haber hecho pocos kilómetros al alejarse de la ciudad.

Las manifestaciones del presidente del comité provincia de la Unión Cívica Radical el jueves pasado tuvieron un alto contenido de “promesa” cuando se le preguntó sobre los varios candidatos que tiene el radicalismo local. El aseguró que todos tendrán boleta si quieran participar; aunque aclaró que “corta” si no encuadran con un dirigente nacional y provincial, o “larga” si sí se encuadran.

Sabemos de las peripecias que han pasado nuestros políticos cuando han intentado ser candidatos. De lo difícil que se la ponen en el cierre de listas, de las dificultades para presentar las listas y de las presiones para que no participen, hagan lista de unidad, se bajen y tantas otras variables conocidas.

Alguna vez le preguntamos al por entonces diputado provincial Alejandro Armendáriz (allá por 2013 en una conferencia de prensa en el Hotel San Carlos) el por qué de la no posibilidad de reelección para Juan Carlos Simón, quien ese año vencía su mandato como senador, y no nos contestó, directamente no dijo nada. A veces es preferible, aunque también molesta, que no digan nada a que digan algo que pueden sostener poco en el tiempo. Particularmente en las elecciones ejecutivas, es decir, en las que se elige intendente, el radicalismo en los últimos años ha sido un poco más “abierto” en cuanto a permitir más de un candidato.

Así fue que en 2015 se enfrentaron Ricardo Criado y Adalberto Sardiña (con Sandra Santos dentro del frente Cambiemos pero que iba con boleta amarilla del Pro); en 2019 se dio el choque entre Juan Carlos Morán y José Gabriel Erreca; pero ahora aparecen más candidatos identificados con la UCR, y asegurar que todo el que quiera va a tener lista parece arriesgado.

Es cierto que los Radicales en Movimiento dijeron que el que mejor mida de los 3 será el candidato de todo ese grupo, entonces se unificarían en uno solo Emilia Palomino, Nicolás Morán y César Pacho. ¿Pero quién lo garantiza? ¿Acaso no habían dicho lo mismo (ver los archivos) Juan Carlos Morán y José Gabriel Erreca en 2019 y luego se terminaron midiendo en una PASO? Hoy el radicalismo local tiene 4 precandidatos a intendente, todos lanzados, todos con ganas de ser.

Decir que todo el que pretenda ser va a tener lista, sea corta o larga, es riesgoso, porque se sabe que es imposible de mantener en el tiempo, ejemplos para atrás sobran, y si los quiere para adelante, sólo resta esperar hasta junio, que tampoco falta tanto. De los 4 precandidatos a intendente que tiene el radicalismo hoy, ninguno aparece con muchas ganas de bajarse, por lo tanto, ante la posibilidad de que todos tengan lista, todos se embalan.

Emilia Palomino, por caso, fue la última en subirse a la carrera; pero dicen puertas adentro del errequismo que van a quemar las naves hasta el final para que siga su carrera hasta conseguir boleta. César Pacho, que ya colgó pasacalles en toda la ciudad y en las localidades del interior, tiene muchas ganas de participar, si le dan boleta obviamente que quiere medirse más allá de lo que digan las encuestas, y prepara el “Pacho móvil” para esa carrera que se anuncia para el mes de agosto.

Nicolás Morán también tiene ganas de ser, se quedó dos años afuera del Concejo Deliberante esperando una chance, quién lo baja ahora que armó Sumar y anda repartiendo panfletos por todo el Partido y recorriendo a diario los distintos barrios de la ciudad. Y ni hablar de Juan Carlos Morán, que fue el primero en subirse a la carrera y el un hueso duro de roer y el más difícil de bajar de la carrera de agosto.

Ya presentó 40 caras de su equipo en la Biblioteca Rivadavia y espera confiado en que él será uno de los contrincantes en unos meses, al margen de que se haya quedado sin la presidencia del comité de la UCR. Ojalá se habilitaran 4 listas y todos pudieran participar democráticamente, y ahí sí, que gane el mejor, sin presiones, sin promesas, sin mezquindades, el que gana en agosto es el que llevará la bandera del radicalismo en octubre.

Pero tenemos muchas dudas de que eso pase, porque ya hemos visto muchas veces estas promesas que se terminan incumpliendo, y los famosos cierres de lista de último momento terminan dejando a varios enojados, que después no participan ni de las PASO ni de las generales.

Intuimos que con muuuuuuuucha suerte, el radicalismo local tendrá dos boletas, una para Juan Carlos Morán y otra para los Radicales en Movimiento. Hoy esas son las cartas que se manejan; aunque sabemos que, como pasó en 2019, después habilitan una sola y les piden que se encolumnen todos detrás de fulano. Estamos cada vez más cerca para darnos cuenta si lo que dijo Abad se va a cumplir o no.

Angel Pesce

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img