Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 08 de diciembre de 2021
21.7 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

¿A quién vas a llamar?

Escribe sobre cine, Ariel Dadante.

- Publicidad -
- Publicidad -

El pasado 8 de junio se cumplieron 36 años de una cinta icónica de los ´80, estoy hablando de Los Cazafantasmas (Ghostbuster, 1984), que se convirtió en un clásico de culto y un éxito de taquilla.

Protagonizada por Bill Murray, Dan Aykroyd y Harold Ramis, el trío de protagonistas es uno de los grandes aciertos de la película, la química entre los tres es innegable y la llegada de Sigourney Weaver, que por esos momentos venía de matar aliens, puso muy felices a los productores y al director, entendiendo que podía darle a la película otro status. Murray no fue la primera opción para interpretar al científico charlatan, sino John Belushi (Blues Brothers), otro gran comediante, que lamentablemente falleció antes de comenzar la producción, y ahí es donde surge el nombre de Murray, y le dio a su personaje Peter Beckman el carisma que solo él le podía dar.

- Publicidad -

La idea surgió del mismo Dan Aykroyd, que siempre estuvo interesado por lo paranormal, que ofició de guionista junto a Harold Ramis. El primer título del film se conocía como Ghost Smashers y la historia era muy diferente a la que se llegó a conocer en la pantalla, iba a transcurrir en el futuro, donde los protagonistas viajaban por el tiempo y por diferentes dimensiones atrapando fantasmas. Cuando al director Ivan Reitman le presentaron la idea, le pareció descabellada e imposible de realizar, es entonces donde surgió la idea de contar la historia desde la creación de los cazafantasmas.

El director les presento la idea a Paramount Picture e increíblemente dieron el ok, con un presupuesto de 25 millones de dólares (un presupuesto muy bajo para una película con tantos efectos) y diez meses para el rodaje, emprendieron la aventura. Como dato curioso, el nombre Ghostbuster pertenecía a otra firma, entonces mientras negociaban para quedarse con el nombre, rodaban dos veces cada escena donde aparecía o se mencionada la palabra Ghostbuster y la reemplazaban por Ghost Smashers, fue una locura realizar todo dos veces, hasta que les llegó la confirmación para poder usar el título como todos la conocemos.

Como muchos recordamos, en la película aparece un número de teléfono donde se podía contratar el servicio de estos cazafantasmas, al comienzo se pensó en generar un número falso, pero a los productores se les ocurrió poner un número real, y terminó recibiendo miles de llamadas por parte de los fans, donde podían escuchar una grabación de las voces de los actores Bill Murray y Dan Aykroyd. El logo del film, es considerado como uno de los veinte más reconocidos del mundo junto con el de Superman y Coca Cola. Fue diseñado por el productor asociado Michael C. Gross, inspirado en Casper y este logo al día de hoy sigue facturando millones en merchandising.

 Y no puedo terminar esta columna sin mencionar la banda de sonido, que también tuvo sus contra tiempos. El único requisito que tenía era que el título de la película estuviera en la letra de la canción. El compositor y cantante Ray Parker Jr tenía la melodía, pero no la letra, y es ahí donde ve parte de la película y el anuncio ficticio de los cazafantasmas donde repetían la frase “¿a quién vas a llamar?” (Who you gona call?) y quiso que sonara como un jingle de venta de producto.

Este año se estrena la tercera película de la saga, dirigida por Jason Reitman, el hijo del Ivan Reitman, que cuenta como una continuación de las dos anteriores olvidando la que se estrenó en el 2016.

Es innegable la influencia de este film en la cultura pop, hoy su logo, su canción y sus actores son parte de nuestro universo, y podemos estar tranquilos que, si por las noches se nos aparece un fantasma, ya sabemos a quién vamos a llamar.

Ariel Dadante.

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img