Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 25 de febrero de 2024
27.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

A proteger la Memoria: se inauguró una muestra de fotos y se realizó un conversatorio

El jueves pasado, en el Museo.

- Publicidad -
- Publicidad -

Se llevó a cabo el jueves en el Museo municipal una jornada con dos puntos, relativos a proteger y fomentar la Memoria: la inauguración de la muestra de fotos Instantáneas por la Justicia y la Memoria, y un conversatorio al respecto guiado por el sociólogo Miguel Gargiulo y la comunicadora social Daniela Roldán. Fue en una hora peculiarmente urgente desde la perspectiva de los derechos humanos, y cuando aún no se había producido el triunfo de La Libertad Avanza en el ballotage presidencial, por lo que todo lo que se dijo ahí tuvo relación con la preocupación por lo que podría ser un dramático cambio de rumbo, fogoneado por el estado nacional, en cuanto a la consideración histórica de la dictadura, su proyecto, sus métodos y su legado.   

En principio, se invitó a los presentes a recorrer la expo, desplegada en uno de los salones de un Museo que hoy sí puede jactarse de ser un lugar dinámico, como tiene que suceder. Después, el foco de atención se desplazó a la biblioteca La Cultural, que tiene sede en el mismo inmueble que el Florentino Ameghino, donde Gargiulo y Roldán condujeron el conversatorio e invitaron a una suerte de reflexión colectiva hilvanada con las intervenciones de los presentes, hombres y mujeres de la ciudad que son referentes en materia de militancia por los derechos humanos, ya sea como docentes, artistas, dirigentes políticos o institucionales.  

Tras el anuncio de Gisela Holgado de que La Cultural se sumó a la Red de Bibliotecas por la Memoria (ver aparte), Marianela Zanassi presentó el conversatorio y a Gargiulo y Roldán. La dirección de Derechos Humanos, área que encabeza ‘Nela’, fue una de las organizadoras de la propuesta, junto al equipo del Museo que conduce Aldana Lora. 

Aunque quizá no haya sido pautado así, ni Gargiulo ni Roldán tenían ganas de conferenciar sobre sus expertises, sino de propiciar una reflexión colectiva, una suerte de ‘abrigo de conjunto’, invitando a quien quisiera a decir lo suyo sobre una hora nacional signada por un inaudito dramatismo -mirado desde la perspectiva de los derechos humanos y los valores humanistas-, toda vez que la irrupción de Milei y sus millones de seguidores compele a la militancia a volver a discutir y hacer docencia sobre lo obvio, como si a semejantes alturas fuese necesario salir a probar que la tierra no es cuadrada. (Y este imperativo hubiese mantenido vigencia aunque Milei perdiera.) Entre los paréntesis de una ironía atroz, cual es el marco en el que ocurre el advenimiento del autodenominado libertarismo, es decir cuando deberíamos estar unidxs celebrando que nuestra democracia, aún herida como está por no haber sido aún capaz de resolver demandas fundamentales del pueblo, cumple en estos días cuarenta años de recuperada tras la larga noche de una dictadura que, estuvo todavía más claro unas pocas horas después del encuentro del jueves, aún envía nítidas señales.   

Para sorpresa de casi todes los que estaban ahí ese jueves tenso, en línea con millones de argentinos y argentinas, podía erigirse en gobierno nacional, y a través de los votos, una fuerza política que relativiza o ningunea las atrocidades de la dictadura, desentierra la ‘teoría de los dos demonios’ y reivindica el rol de los genocidas, al hablar de ‘excesos’ en el marco de una tarea ‘necesaria’. Pero aunque Massa hubiese ganado, la mera aparición de la ultraderecha, bajo el juvenil, desafiante y hasta temerario rótulo de La Libertad Avanza, como una fuerza mayoritaria y no de nicho, constituye un hecho que debería motivar profundas reflexiones, autocríticas y reformulaciones sobre cómo educar a las nuevas generaciones si realmente queremos otra cosa, amén de que el éxito libertario vernáculo se encuadre en un fenómeno mundial. (A propósito: en la sala no había una sola persona menor de 30 años, todo un dato, por cierto alarmante según como están las cosas.)  

La muestra de fotos permanecerá abierta hasta el 6 de diciembre. Conmemora las cuatro décadas de la nueva democracia argentina, y ‘pertenece al Museo de Arte y Memoria y la Comisión Provincial por la Memoria. Se compone de una serie de fotografías que recorren los últimos cuarenta años de historia argentina, que exponen los principales acontecimientos producidos en nuestro país desde el último golpe de Estado hasta el presente’, tal lo expresado en el informe que Prensa municipal envió a los medios.

‘El terrorismo de Estado, la persecución política, las resistencias a la dictadura, la búsqueda de verdad, Malvinas, el retorno de la democracia, los indultos, la recuperación de la ESMA, los juicios por crímenes de lesa humanidad y las movilizaciones por la desaparición de Jorge Julio López, son algunos de los sucesos históricos convertidos en un total de veintisiete instantáneas de nuestra historia reciente’, sigue el informe.

La expo se podrá visitar de manera gratuita en San Martín 1065, de lunes a viernes de 10 a 15 y sábados y domingos de 16 a 19.

Chino Castro

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img