Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

martes, 10 de agosto de 2021
6.4 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

A “patear el tablero” y renovar, para ser “la voz de los sin voz”

A fondo con Marcelo ‘Tin’ Alonso, referente de la izquierda no mikista.

- Publicidad -
- Publicidad -

Marcelo ‘Tin’ Alonso se fue de la agrupación Walsh básicamente porque “no sirve de nada aparecer dos meses antes de una elección y desaparecer”, y se sumó al nuevo armado de la izquierda local entusiasmado con la juventud de sus nuevos compañeros, un segmento “no explorado” por nadie. “La renovación empezará a darse, nadie es imprescindible ni para siempre”, aseveró, tajante, el precandidato a primer consejero escolar por el FIT-Unidad, al tiempo que adelantó que “diremos cosas que no se han dicho”, en pos de representar a laburantes ‘de abajo’, desocupados y postergados, a su juicio huérfanos de canal político.Pero más allá de esta primera lid electoral, “apuntamos a instalarnos como una alternativa seriamente de izquierda, y a crecer con un trabajo continuo”.

A muchos los habrá sorprendido que no participaras de la lista de la agrupación Walsh, siendo un referente de esa franja que está cumpliendo veinte años, pero más ver tu nombre en otra lista de la izquierda, que -otra sorpresa- provocará la primera interna del sector a nivel local.

- Publicidad -

-Yo me fui de la agrupación hace un año y medio, por diferencias políticas que ya venía planteando, visiones distintas, cosas que pasan. Lo bueno, y que no sorprende, es que sigo alineado a la izquierda. Cuando me fui no lo dije, no me pareció relevante ni esencial. Después de las elecciones de 2019 ya lo había casi decidido. A fin de ese año se hizo una reunión de autocrítica y planteé otras cuestiones, a algunas ya las venía manifestando.

¿Cuáles?

-Por ejemplo que no tiene sentido armar una lista dos meses antes de las elecciones y nada más.

¿Sostenés que históricamente la agrupación Walsh hizo eso?

-Sí. Y a mí me parece que hay que trabajar, estar todo el tiempo. Pasaron muchas cosas en Bolívar con los trabajadores, con la salud, con aumentos desproporcionados de los servicios, con la precarización laboral que se profundizó en pandemia. Un montón de cuestiones en las que, si somos de izquierda, deberíamos haber estado. Conocer la realidad de los barrios… En dos meses todo eso no se puede hacer.

¿Y qué te decide a sumarte a este nuevo grupo, qué te entusiasmó como para ser precandidato?

-Habemos un grupo que trabajamos en La Multicolor, el sector disidente, dentro de SUTEBA, de la conducción de Roberto Baradel. Ahí hay referencias de izquierda. Una es Romina Del Plá. Tenemos contacto con Nora, su madre, que es del PO, y también con la lista marrón que está dentro de La Multicolor, que es del PTS. Había vínculos pero meramente por el tema educación. Pero cuando el MST plantea ir a una PASO, se abre el abanico. Sin PASO, quizá no estaríamos en esta contienda. Quedaron el MST por un lado, y por el otro un frente que nuclea al PTS, el PO e Izquierda Socialista.

Cuando se empezó a trabajar el armado de la lista, fue apareciendo un montón de jóvenes: pibes, pibas, gente de las localidades, trabajadores, desocupados, docentes, precarizados. Es un lugar que no estaba explorado. De hecho, quedó gente fuera de la nómina.

El municipio, un precarizador serial

En redes sociales se reivindican como la única lista de trabajadores ‘de abajo’ representando o intentando representar a los trabajadores ‘de abajo’. Entendamos que un profesional también es un trabajador, pero ustedes apuntan a nuclear a precarizados, negreados, desocupados, empleados.

-Yo destaco dos cosas, que son aquellas por las que me sumé: la juventud que hay en nuestro grupo, que traerá una renovación a la izquierda ya que todos cumplimos un ciclo, y que buscamos representar a los trabajadores y a los que menos tienen, a los postergados, incluidos los jubilados. Tenemos varios planteos de campaña que hacen referencia a eso, cuestiones que ocurren acá y en todos los lugares. Y por supuesto vamos referenciados en Nicolás Del Caño y Romina Del Plá, candidatos a diputados nacionales en la provincia, y con Myriam Bregman en capital.

Estamos trabajando con el programa de ellos a nivel nacional, viendo qué bajar a Bolívar, que mucho de lo que plantean se puede tranquilamente adaptar a nuestra realidad. Trabajamos en una serie de puntos que llamarán la atención, creo que diremos cosas que no se han dicho.

¿Cuáles?

-Cosas que no se hablan, que quedan escondidas. En las otras listas hay gente que ya estuvo, que son parte de lo que pasó, no aportaron mucho y siguen. Ves la lista de aspirantes al Consejo Escolar y pareciera que a algunos les dieran un premio para que se terminen jubilando en ese órgano: Pablo Soria, Walter Suárez, la fabuladora de Venier, Roxana Sánchez.

Por otra parte, plantearemos situaciones comunes: consideramos al estado municipal como la primera agencia precarizadora de la ciudad. No puede ser que las categorías para el ascenso laboral sean dieciséis. Las últimas pagan sueldos de miseria, doce mil o catorce mil pesos. Y precarizan también por tener gente contratada. Nosotros consideramos que todos los trabajadores deben pasar a planta permanente. Los contratos son un arma para ellos, porque cuando llegan las elecciones les dicen que no les renovarán el vínculo. Así los convierten en rehenes. El estado municipal nivela los sueldos para abajo. En un montón de comercios hay precarización, y el estado debe intervenir con fuerza. Yo volví porque no me resigno a que un pibe de veinte años esté en negro; ni a que un empleado municipal de cuarenta años y con familia no pueda acceder a una casa, cuando ya es casi imposible pagar un alquiler. Un jubilado tampoco puede vivir con la mínima…

Infiero que el proyecto del grupo es seguir, más allá del resultado de esta elección. Si de la agrupación Walsh te fuiste porque sólo trabajaban dos meses antes de las elecciones, querrás otra cosa acá.

-Totalmente. Estas PASO son un puntapié inicial para nosotros. Nos servirán para instalarnos, para plantear otra alternativa. Queremos llevar la voz de los que no tienen voz, como le gusta decir a Anto (AntonelaAlessandrelli, precandidata a concejal en primer término). Apuntamos a instalarnos en estas elecciones como una alternativa seriamente de izquierda, y acrecer desarrollando un trabajo continuo. De nada sirve aparecer para una elección, y desaparecer.

“Nos consideramos completamente de izquierda, no somos progresistas”

Quien elige a la izquierda, no tenía dudas porque había una sola lista en competencia, pero ahora habrá dos: ¿qué diferencia a una de la otra, por qué debería escoger por ustedes?

-Nos diferenciamos porque nos consideramos completamente de izquierda. No somos progresistas, ese es un término que le va mejor al kirchnerismo. Insisto: nos queremos identificar con aquellos que tienen su voz relegada: laburantes, desocupados, precarizados.

¿Esa gente ni siquiera fue representada por la agrupación Walsh?

-Sí, en algún momento seguro que sí. Como decís, eran los únicos de izquierda. Pero lo nuestro es otro movimiento, que viene con mucha fuerza por la renovación. Con la impronta de Del Caño y Del Plá. Nunca se tuvo en cuenta a la juventud, por ejemplo.

¿En la Walsh?

-En general. Nos sorprendió, porque apareció un montón de gente identificada con la izquierda que quería participar con nosotros. Ese lugar no estaba explorado. Gente muy joven, eso da mucho ánimo porque hay que apuntar a una renovación: nadie es imprescindible, y nadie es para siempre. La renovación empezará a darse, por eso decimos que la gente debería acompañar nuestra lista. Diremos otras cosas. La mayoría de las listas lleva gente que ya estuvo, y sabemos lo que pasó.

Incluso la de la franja de la que te fuiste postula nombres que ya han participado. De algún modo, a nivel local es la izquierda institucionalizada.

-Sí, sí, sí. Y fíjate que se abrió un abanico hacia la derecha impresionante, que por ahí antes no tenía tanta representación. Todos los sectores de derecha estarán representados en estas listas, y sabemos a quiénes van a beneficiar y para qué lado se van a inclinar: para el de las patronales, las empresas, la Sociedad Rural. Si nos referimos al aborto seguro, legal y gratuito, una de las pocas mujeres que puede hablar al respecto en estos comicios es AntonelaAlessandrelli, que encabeza nuestra lista. Las otras representan a la iglesia, a los celestes. Venimos a patear el tablero y a instalarnos. Nos importa de acá en más, no tanto el 12 de septiembre, que por supuesto vamos a militar con fuerza para poder alcanzar el piso de votos que exigen las PASO para seguir en carrera.

¿Creés que alcanzarán ese borde?

-Hay muy buena respuesta. Que eso se traduzca en votos o no, es incierto. Hay que lograr al menos un veinte por ciento del total que obtenga la nómina ganadora para empezar a inmiscuir un candidato. Depende de la cantidad de votos positivos, seguramente en las PASO irá menos gente a votar, pero son suposiciones. En la interna entre Del Caño y Altamira, nadie creía que Nicolás podía ganarle y sin embargo ocurrió. Las cosas en algún momento pasan.

Chino Castro

Una cooperativa de mentira

“Algo está pasando con la Cooperativa Eléctrica: aumentó sus servicios sociales un 500 por ciento, dicen que por dos meses. En un mes, con ese incremento recaudaron más de 10 millones. De cooperativa tiene el nombre: en realidad, es una cooperativa-empresa de electricidad. Los que tenemos un medidor a nombre somos asociados usuarios. Esas cosas deben definirse en asamblea”, enfatizó Alonso, a todo vapor en un tramo de la entrevista con el diario.

Sus dardos también llovieron sobre el coqueto centro de salud que la entidad inauguró hace unos meses donde otrora el pueblo iba a bailar, beber y buscar aventuras, en la emblemática esquina de Sarmiento y Belgrano. A su criterio, “no brinda mucha solución al hospital, porque si llamo vienen y me atienden, pero si deben derivarme o internarme, terminaré en el hospital”. Encima, “eso se hizo sin consultar a nadie; no hay asamblea, no presentan estatutos. Esa cooperativa es de todos, el día que lo tengamos en cuenta y nos involucremos, obtendremos un mejor servicio e incluso más barato, porque si es una asociación de ese tipo debe beneficiar a todos y no a unos pocos”, se despachó el aspirante a consejero escolar por una de las franjas de la izquierda vernácula.

spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
- Publicidad -

Más Leídas

spot_img
- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img