Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

domingo, 29 de mayo de 2022
5.8 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

A diez años de la matanza de animales en Pirovano

Al menos 150 perros fueron asesinados con el uso de un poderoso químico. Misma suerte corrieron otros animales como gatos, gallinas, patos, gansos y aves silvestres. El caso nunca se esclareció.

- Publicidad -
- Publicidad -

Se cumplen hoy 10 años de un suceso que conmovió a la localidad de Pirovano y el Partido de Bolívar. Un 9 de marzo de 2012 al menos 200 animales perdieron la vida producto de masivos envenenamientos.

Según las pericias que se desarrollaron en medio de una investigación que, hasta el día de hoy no ha encontrado culpables, unos 150 perros fueron asesinados con el uso de un poderoso químico. Misma suerte corrieron otros animales como gatos, gallinas, patos, gansos y aves silvestres.

El caso fue cubierto por LA MAÑANA y llegó incluso a los medios nacionales. Para el Diario Clarín, por su parte, fue noticia de tapa. En tanto hoy, la periodista de Infobae, Fernanda Jara, escribió un artículo en el que recordó a este triste hecho como “el día que todo un pueblo quedó sin perros”.

La causa judicial se abrió por ‘infracción a la ley 13.246 por violencia y crueldad animal’ y estuvo, en principio, a cargo de la Fiscalía de Bolívar. Sin embargo, en pocas horas, el caso cambió de fiscal y de Juzgado, radicándose en Olavarría.

Las dilataciones judiciales sumaron, desde el plano político, un nuevo elemento que colaboró a que el pueblo pirovanense siga sin saber, 10 años después, quién mató a sus mascotas. Fuego cruzado que por un lado tenía a los concejales del radicalismo –salientes de la conducción municipal- quienes apuntaban contra el flamante intendente Eduardo ‘Bali’ Bucca, en tanto el nuevo oficialismo cargaba las tintas contra los radicales acusándolos de llevar a cabo una campaña de desprestigio contra el intendente entrante.

Lo cierto es que una de las hipótesis que más fuerza tuvo, pero que a la postre no se pudo corroborar, fue que los autores podrían ser empleados municipales. En efecto, los vecinos dan fe aún hoy que aquella noche las barredoras funcionaron en horarios y con recorridos inusitados, lo que les llamó poderosamente la atención.

Pese a las marchas y el reclamo popular, el caso sigue siendo una incógnita y se ha convertido en uno de esos hitos bolivarenses sin resolución cubiertos por un manto de dudas y sospechas.

GOC.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img