Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 02 de junio de 2021
9.6 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

La nueva gerenta zonal del Credicoop, en Bolívar por primera vez

Rosana Ferrarotti recorre la región y se pone al día.

- Publicidad -
- Publicidad -

Rosana Ferrarotti, flamante nueva gerenta zonal del Banco Credicoop y con una amplia trayectoria en el movimiento cooperativo y financiero, visitó Bolívar el miércoles en el marco de una recorrida por las sucursales que conforman la región. En su primera vez aquí, estuvo acompañada por el gerente del Credicoop Bolívar, Roberto Salinardi, con quien se conoce desde hace muchos años, y Daniela Roldán, de la comisión de Asociados de la entidad bancaria.

Ferrarotti asumió en lugar de Rafael Nieto, trasladado a Comodoro Rivadavia. La zona a su cargo “es amplia”, en sus propias palabras a este diario, ya que abarca de Santa Rosa (La Pampa) a Nueve de Julio, y aglutina a los distritos cercanos a la ruta 5 “y algunos que se incorporan, hacia un margen y hacia el otro”.

- Publicidad -

En esta semana la funcionaria está conociendo las sucursales de la región en forma general, para luego adentrarse en las necesidades particulares de cada una.

Qué momento para esta recorrida, en pleno estallido en el país y puntualmente en provincia de Buenos Aires de la segunda ola de covid.

– Convengamos que nosotros tenemos muy incorporado el protocolo diseñado desde el inicio de la pandemia, hace un año atrás. Así que tomamos todos los cuidados para cumplir y mantener los distintos roles y funciones. No podemos detenernos, los bancos están funcionando y estas visitas son necesarias, había que hacerlas por eso el contexto no nos detuvo.

Por la pandemia, el año pasado la atención bancaria prácticamente dejó de ser presencial para pasar a ser virtual. ¿Cómo absorbió este fuerte cambio el Banco Credicoop?

– Adaptándonos a esta nueva realidad, que así la definimos. Si hablamos desde un primer momento, lo fundamental fue el armado de los protocolos. Nuestra organización lo que debía priorizar era el cuidado personal de todos los que formamos parte de la cooperativa, y además el cuidado de los socios. Tener todo listo para poder recibirlos y no generar complicaciones. Y después, nos preparamos sistemáticamente con los sistemas adaptados, porque además el contexto es tan complejo… Nosotros teníamos que ayudar a nuestros socios y a todo el que opere con el banco a que pudiera continuar haciéndolo sin dificultades, a pesar de los grandes cambios suscitados en este tiempo. Y se pudo lograr, aunque obviamente es muy distinto, hoy casi no vemos presencia de público en las sucursales porque como decís, gran parte de la operatoria se desplazó a los medios automáticos.

El presidente de la comisión de Asociados, Fabián Elbio Sarnari, dijo a este diario que, a diferencia de bancos colegas, el Credicoop puso especial énfasis en que los trabajadores de las distintas sucursales conservaran su lugar, ya que para esta institución no es lo mismo que queden afuera que adentro del sistema.

– Me remonto a lo que dije recién: la primera preocupación y ocupación del banco fue el armado del protocolo para el cuidado nuestro, del personal, y también de los socios. Y creo que se trabajó favorablemente en ese cuidado particular con aquellos empleados que tenían alguna dificultad, algún antecedente de salud. Nosotros tenemos un Departamento de Acción Social que acompaña a los cinco mil empelados que somos parte de nuestra cooperativa, y con eso y el diseño de estos protocolos y estrategia se pudo lleva adelante un cuidado muy especial sobre la gente. Somos distintos en varios sentidos, y uno es ese.

¿Qué es lo que más demandan los socios y clientes, en un contexto extraordinario que seguramente también incide en ello?

– Los socios se han adaptado mucho. Si comparamos este año con el anterior, a esta altura la mayoría incorporó los medios electrónicos y las nuevas modalidades, qué se puede y qué no, sacan turnos y demás. Están todos adaptados. El año pasado, en cambio, hubo un período de formación para que los socios pudieran operar como si continuara la normalidad pre pandemia.

¿Y en términos de los servicios que ofrece un banco que contempla a sectores quizá desprotegidos por el resto del sistema, vale decir pequeños productores, microempresarios?

– A nivel país, el banco tiene desarrollados productos y servicios en función de cada zona. En el último año se profundizó el ofrecimiento, y por contrapartida la aceptación de los socios, de herramientas que agilizan la gestión de las pymes y les permiten comercializar y moverse con instrumentos adaptados a este contexto. Existían previamente, por ejemplo nosotros tenemos una aplicación, Sí pago, que posibilita comercializar a través de un botón o de las redes sociales. Pero costaba que los comercios lo aceptaran. Como esa, disponemos de otras herramientas, tal el caso de los depósitos de cheques en los domicilios de las empresas, a lo que llamamos Depósito remoto: si el empresario, en vez de venir al banco en un contexto como este, prefiere depositar en su oficina, lo puede hacer. Si hablamos crediticiamente, siempre estuvimos con nuestras líneas abiertas y disponibles, por supuesto analizando cada situación y tratando de que el socio lo interprete y entienda, o que tome esa línea si es conveniente. Nos manejamos dentro de un programa de relacionamiento y vinculación, en el que hay mucha conversación, no es un piloto automático donde cargamos números para ver si otorgamos o no un crédito. Porque somos distintos, porque operamos distinto, tratamos de conocer en profundidad cada caso para saber si es conveniente lo que se está solicitando.

Chino Castro

spot_img
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img