Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

jueves, 09 de febrero de 2023
20.3 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

“Estamos al límite, no damos abasto, rogamos que llueva y que la gente tenga precaución”

Los bomberos voluntarios de Bolívar realizaron un arduo trabajo durante las últimas semanas. Piden mayor concientización, ya que estiman que en los próximos días el clima seguirá igual.

- Publicidad -
- Publicidad -

Los bomberos voluntarios de Bolívar trabajaron sin descanso durante las últimas dos semanas para erradicar más de veinte focos de incendio. En casi todos los casos fueron provocados por personas, por lo que piden una mayor concientización para evitar la quema de campos de la periferia y predios de la zona urbana.

En conferencia de prensa realizada en el cuartel los voluntarios hicieron un repaso de las salidas de los últimos días. El primero en hablar fue el comandante, Jorge García, jefe del cuerpo de bomberos quién dijo “queremos contar las salidas de estas dos semanas que fueron en las guardias de Soledad Sardón y de Patricia Barragán. La mayoría fueron incendios forestales de los cuales muchos son por negligencia de la gente, porque prenden fuego sabiendo que estamos viviendo una sequía sin precedentes. Queremos poner en conocimiento a la población para que tomemos un poco de precaución”.

La bombero Soledad Sardón estuvo a cargo de la guardia desde el 6 hasta el 14 de enero y en diálogo con los medios contó “tuvimos bastantes incendios forestales e incendios de basura, porque la gente hace pozos o prende fuego basura y el fuego se les va. Es mucho la cantidad de incendios que tenemos por día y en simultaneo, el personal muchas veces anda a las corridas porque no damos abasto, por eso le pedimos a la gente que tengan precaución, pero nos sigue pasando”.

“En mi guardia tuvimos un total de once incendios forestales, también tuvimos obviamente otros servicios que tenemos que cubrir, hicimos tres rescates de animales, estuvimos en un vuelco y con respecto a esto también voy a hacer un pedido a la gente que es que cuando pase este tipo de situación vehicular, sea choque o un vuelco les pedimos por favor que no toquen a las personas, porque pensando que están haciendo algo bien llevándolos al hospital o hacia sus casas viéndolos que las personas están bien, porque muchas veces sucede que por fuera a la persona se la ve que está bien y por dentro puede llegar a tener alguna lesión que después ocasione que tenga que estar en el hospital o atendido por el servicio de emergencia”. “Yo les pido que siempre nos llamen, que llamen al cuartel y nosotros vamos a ir”, dijo Sardón.

Incendio de rollos en calle Capredoni (sección quintas).

Entre los auxilios también Sardón contó “tuvimos extracciones de tres nidos de camoatí, que es muy común en esta época y el incendio de una noria, que afortunadamente no pasó a mayores y fue solamente temperaturas”. “Eso hace que uno de los días, el del incendio de la noria, no habíamos llegado al cuartel y nos estábamos por cambiar y tuvimos que salir a este servicio.” “Pedimos que la gente tome conciencia y que no es que nosotros llegamos del servicio y nos vamos a nuestras casas, tenemos que acomodar el material para dejar todo en condiciones, llenar los camiones de agua para dejarlos listos y nos pueden pasar esto que tengamos que volver a salir”. “Pedimos que tomen recaudos y que comprendan que nosotros también sufrimos el calor, formamos parte de la comunidad de Bolívar y que nos pasa lo mismo que a todos, dejamos a nuestros hijos, los trabajos, venimos con calor y muchas veces compañeros nuestros se han descompensado en los servicios por el calor, arriesgamos también nuestras vidas”. “Por favor tengan en cuenta todo esto al momento de realizar una quema”, pidió la voluntaria.

A continuación, Patricia Barragán también dio detalles de las de los servicios que le tocó cubrir a su guardia detallando que “la primera salida la tuvimos el sábado al medio día y fue un accidente en Av. San Martín y tuvimos que extricar a una persona que había quedado atrapada en un vehículo y antes del regreso de esa salida tuvimos que acudir a un incendio forestal que fue por una negligencia porque el hombre estaba cortando plantas y se puso a quemar las ramas que iba sacando y se le prendió fuego el campo y las plantas del monte”. “Al regreso de esa salida tuvimos dos incendios juntos, uno forestal y un incendio de cubiertas que se ocasionó porque una persona prendió basura y se fue el fuego para el lado de las cubiertas y se incendiaron”. “Cuando llegamos fuimos a otro incendio forestal en el barrio Anteo Gasparri”.

“El domingo estuvo tranquilo y el lunes empezamos nuevamente con los incendios y también fueron todos por gente que prende fuego para quemar la basura o hojas y casi todos los incendios forestales se producen por eso, porque la gente quema lo que juntó en ese momento y estos días estamos con una seca terrible, no llueve, hay vientos todos los días y las temperaturas son superiores a los treinta grados todos los días y eso hace que se produzcan incendios, por eso pedimos encarecidamente que la gente no prenda fuego y sí tienen cosas que quemar que esperen que bajen las temperaturas y no haya tanto viento, porque realmente se nos empieza a complicar, la gente se empieza a agotar y después de tres o cuatro salidas corriendo en el campo y llega un momento que físicamente no damos más”. “Tuvimos el incendio de un vehículo el día martes y ayer auxiliamos a una persona que se había caído en su casa y que había que trasladarla al hospital y por la tarde tuvimos dos o tres incendios forestales y el incendio de una vivienda”. “Ojalá los próximos días esté más tranquilo, ojalá llueva aunque sea algo para que el pasto que está muy seco se ponga un poco más verdecito”.

Incendio en campo de Tugores.

Por último, García se sumó al pedido de sus compañeras y solicitó que la gente no prenda fuego, que si tienen basura la guarden hasta que las condiciones sean más optimas y remarcó “no es que nos moleste ir a un incendio, pero sucede también que hasta que se llega se puede prender fuego la vivienda, galpones, herramientas, maquinarias y pasan a ser pérdidas importantes que  son innecesarias solamente por una negligencia, ya que el fuego arranca de la nada y se convierte en algo inmanejable, por eso pedimos precaución y que nos llamen que vamos a asistir enseguida porque estamos para eso”.

Los números de las líneas de comunicación con bomberos voluntarios son: 100, 427325 y el WhatsApp 02314 – 15559999 al que se pueden mandar imágenes del siniestro para que los bomberos tengan noción de la magnitud y de los elementos con los que deben concurrir.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img