Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 28 de febrero de 2024
31 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

70 años de vida periodística, la mitad de la historia de la ciudad en tinta y papel

La Mañana cumple 7 décadas con el periodismo.

- Publicidad -
- Publicidad -

La Mañana salía a la calle un lunes, el 15 de junio de 1953 (fundado en el 75° aniversario de Bolívar, tal como se leía en su tapa), Día del Libro. ‘Nuestro carnet’, una suerte de carta de presentación de los editores, afirma que “LA MAÑANA sale a la calle dispuesta a convertirse en un vocero fiel de Bolívar, intérprete cotidiano de las necesidades, aspiraciones e inquietudes del mundo bolivarense”.

“Todo eso implica manifestar que hemos de hacer periodismo limpio, con intenciones altas y finalidades constructivas”, dicen como una suerte de manifiesto de objetivos. Por aquel entonces, lo que ya se ha contado en numerosos aniversarios, Luis Oscar Delavault, Gabriel Pedruelo, Reinaldo A. Longobardi, Juan Carlos Chatruc Miguez, Juan José Clarke y Ciriaco Dufau formaron el grupo societario que daría vida al matutino, medio que saldría como una especie de contrapropuesta al vespertino ‘Pregón’.

Enuncian que: “En el desgranar de cada día, iremos dando un panorama amplio de la vida lugareña, panorama en donde procurando un sano equilibrio, se brindará una visión completa de todo lo que pueda interesar al lector, tanto en lo que respecta a la información política y económica como en lo que se refiere a la vida social y deportiva”. Y dan una definición de su labor: “Concebimos al periodismo como una enorme caja de resonancia de la vida comarcal donde cada uno de los aspectos de interés de la vida diaria encuentren su eco”.

El devenir de aquella firma primigenia la llevará a su disolución y don Luis Delavault quedará al frente de la publicación. Y, después de numerosos vaivenes y cambios, la dirección y propiedad recaerá en el doctor Oscar C. Cabreros, en agosto de 1963. Víctor será su sucesor natural y actual director/propietario.

Aquel primer número incluirá, además de hechos del acontecer de la época, pinceladas del ‘ayer’: desde el cambio obrado en el parque Las Acollaradas desde 1928, año del cincuentenario de la fundación de la ciudad, a ese presente que lo mostraba ya con numerosos atractivos, muy parecido al que conocemos en la actualidad; hasta noticias publicadas en distintos medios de Bolívar de épocas precedentes: como el anuncio de la comisión pro fundación del Hospital, editada en ‘La Defensa’ de 1901, o la información del fallecimiento de un conocido vecino, don Patricio Lynch Pueyrredón –dueño de un molino harinero y quien fuera presidente del Consejo Municipal, antecedente del Municipio como tal, hacia 1890-, que apareció en el mismo periódico pero en el año 1910.

Siete décadas han pasado de aquel número 1. Setenta años en los que, fiel a su misión, el devenir de la historia local fue reflejado en sus páginas. Setenta años que, nada más ni nada menos, tal como lo trajera a colación en sus palabras alusivas al Día del Periodista el coordinador del Archivo Histórico Municipal, Santos Vega, constituyen prácticamente la mitad de la vida de nuestra ciudad, próxima a cumplir 150 años desde la llegada de la caravana fundadora. Es decir, LA MAÑANA cumple hoy setenta años como ‘caja de resonancia de la vida comarcal’. Hacer un listado pormenorizado de hechos salientes que los bolivarenses leyeron en este diario resultaría incompleto, por más dedicación que le pusiéramos a la empresa. Por caso, en aquel año inicial se contaría la inauguración del ‘Barrio Obrero’, dado cuenta en la edición del 2 de diciembre.

En sus páginas ‘pasaron’ por ejemplo, el trágico accidente aéreo del Douglas DC-4, un avión de pasajeros que se estrelló en el campo ‘Las Mercedes’ en un día tormentoso y dejó un saldo de más de 60 víctimas fatales. ‘’Horrible tragedia aérea en Bolívar’ titularía LA MAÑANA del 10 de diciembre de 1957. Ya mucho más acá, también fue tapa la voladura de la ruta 226 en noviembre de 1985, cuando las inundaciones en la provincia de Buenos Aires en general y en el partido de Bolívar en particular fueron la problemática que ocupó a políticos, referentes institucionales y vecinos todos, quienes cada cual a su manera se ocuparon de hacerle frente a tamaña situación.

‘Se cumplió en un clima de gran ansiedad con el corte de la ruta nacional 226’ titularía el diario del miércoles 20 de noviembre. Ese mismo día caería al agua Juan Carlos Bellomo, jefe de Compras municipal y quien iba en una de las lanchas que recorría la zona del corte, cuyo cuerpo sería encontrado días más tarde y enlutaría a una ciudad ya conmovida por la catástrofe natural. También LA MAÑANA se ocuparía de la cobertura.

Dos años antes había atendido una página ‘más alegre’, el retorno a la vida democrática tras los oscuros años de la Dictadura con la elección del ingeniero Alfredo Carretero como intendente municipal. El lunes 12 de diciembre de 1983 el diario informa: ‘Prestó juramento y asumió como intendente el Ing. E. A. Carretero’, tapa que comparte con la asunción de Raúl Alfonsín en la presidencia de la Nación y de Alejandro Armendariz en la gobernación bonaerense.

Pero Carretero no fue el único intendente –o primera autoridad comunalque LA MAÑANA ‘siguió’ desde sus ediciones, atendiendo su gestión. Fueron unos 16 en total; unos elegidos democráticamente, otros nombrados en épocas de facto, unos radicales, otros peronistas. Manuel Chatruc Miguez; Juan Pedro Curuchet-León Larregle; Domingo Erreca en la década del ’50. Jorge M. de la Serna -en dos ocasiones-, Carlos Barrio, completaron la década del ’60. Francisco Ravassi y Félix Bereciartúa, en los ’70. Roberto Eberhard completaría mandato los primeros años de la década del ’80, antes de la llegada de Carretero. A él lo sucederían Julio César Ruiz (1987-1991), Juan Carlos Reina (1991-1995), Juan Carlos Simón (1995- 2009), José Gabriel Erreca (2009-2011), Eduardo Bucca (2011-2017) y Marcos Pisano. De todas las gestiones comunales, de las tareas de las diferentes instituciones locales, de la vida deportiva y cultural de nuestra patria chica LA MAÑANA fue espejo.

En lo estrictamente contemporáneo no podemos dejar de citar la cobertura realizada en tiempos de la pandemia de COVID-19. Al ser considerados los medios de comunicación y sus trabajadores como ‘esenciales’, no hubo confinamiento que impidiera seguir el devenir de los hechos. Así, LA MAÑANA siguió ‘en la calle’, llevándole a la comunidad todo cuanto debía saber. Fueron tiempos complejos, angustiosos, difíciles, pero en los que el periodismo tuvo su propia trinchera y desde allí cubrió una importante función.

Otra cuestión merece ser destacada. Con sus 70 años de labor, LA MAÑANA es el emprendimiento periodístico con mayor permanencia en la historia de San Carlos de Bolívar. Nuestra ciudad se ha caracterizado, desde sus mismos inicios, por tener una gran cantidad de periódicos, con distintas miradas, posturas ideológicas variadas y hasta opuestas en determinados momentos. Desde los pioneros en la prensa gráfica como lo fueron El Progreso, de don Cornelio Moglia, y el Bolívar Ilustrado, de Nicolás Rueda y Antonio González Botana, de 1898 y 1899; pasando por El Combate, de Avelino Atucha Brian, de 1910 (año prolífico en cuando a medios, nacieron allí La Defensa, La Justicia, Helios, La Ley, El Ruido y La Luz); Libre Examen, órgano del Centro de Libre Pensadores; la Hojita Dominical de don Luis Mallol; El Radical; El Imparcial; El Heraldo; El Precursor (órgano de la casa parroquial desde donde escribía el presbítero Jaime Plana); Alem; Noticias; y muchos otros.

Entre todos ellos, el otro medio con más años de existencia ha sido La Verdad, de don Pedro Jaime, diario de tinte ‘conservador’, que mucho se ocupó de aquel Bolívar incipiente, esa pequeña ciudad que iba creciendo y tomando forma de a poco. Surgido en 1910, este periódico dio cuenta de logros y carencias, acompañando especialmente la gestión en la década del ’30 del tamdem integrado por Rogelio J. Solís y Miguel Capredoni, dirigentes políticos claves en la obra pública que puso a la ciudad en un plano de similitud con otras urbes. Don Pedro Jaime, uruguayo él de nacimiento, falleció en 1941 y La Verdad quedó en manos de Edmundo N. Acevedo y Oscar López, hasta desparecer unos años después.

Casi 40 años de recorrido periodístico lo constituyen como el antecedente local, en cuanto a medios gráficos, con más años de trayectoria. LA MAÑANA, con 70 y contando, es sin dudas el emprendimiento gráfico con más años en su haber. Hoy, a 70 años de aquella primera edición, desde sus páginas se sigue contando el pulso de la ciudad.

Con otra tecnología, con las redes sociales y su versión on line, LA MAÑANA continúa fiel a los principios que lo animaron desde su mismo nacimiento: hacer del periodismo “una enorme caja de resonancia de la vida comarcal –ciudadana podríamos decir en este tiempo- donde cada uno de los aspectos de interés de la vida diaria encuentran su eco”.

Virginia Grecco

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

Edición Impresa

- Publicidad -
- Publicidad -
spot_img
spot_img