Diario La Mañana. San Carlos de Bolívar +54 9 2314 53 5776

miércoles, 02 de junio de 2021
10.7 C
San Carlos de Bolívar
- Publicidad -

209º aniversario de la creación de la Bandera Nacional

- Publicidad -
- Publicidad -

Luego de una penosa marcha desde Buenos Aires, con escasas tropas y mal armadas, Manuel Belgrano arribó a Rosario donde, cumpliendo órdenes superiores, debía supervisar la construcción de dos baterías que impidieran el paso de las naves realistas por el río Paraná. 

 

- Publicidad -

En nota del 13 de febrero propuso al Triunvirato, que la escarapela que distinguía a nuestros soldados, fuera única para todos y distinta de la española, ya que hasta ese momento la mayoría de los cuerpos, utilizaba las viejas escarapelas españolas. 

 

Cinco días más tarde el Triunvirato respondió con el decreto que dispuso la suplantación del rojo distintivo realista por una escarapela blanca y celeste.  

Dado ya el primer paso, distribuidos los nuevos colores, tan populares entre los criollos, designó Belgrano a las nuevas baterías – que el celo del coronel Monasterio está terminando – con los sugestivos nombres de Libertad e e Independencia. 

 

En base a la escarapela aprobada por el gobierno,  Belgrano manda por nota del 27 de Febrero de 1812, confeccionar la Bandera con los mismos colores de la escarapela: Blanco y Celeste. E informa al Triunvirato: que estando construídas las baterías y “…siendo preciso enarbolar bandera, y no teniéndola, la mandé hacer blanca y celeste conforme a los colores de la Escarapela Nacional”

Conforme a la tradición rosarina, la bandera de Belgrano, confeccionada por doña María Catalina Echavarría de Vidal, constaba de dos paños, uno blanco y otro celeste,  quedando la duda si eran horizontales o verticales. 

 

A las seis y media de la tarde del 27 de febrero de 1812, en la Ciudad de Rosario, fue enarbolada por primera vez la Bandera blanca y celeste  en presencia del vecindario enfervorizado, al inaugurarse las dos baterías de artillería encargadas por el gobierno, emplazadas una (“Libertad”), sobre la costa occidental del Paraná, y la otra (“Independencia”) en una isla distante a poco más de mil metros de la ciudad .

 

En esa oportunidad, Belgrano pronunció las siguientes palabras: ¡Soldados de la Patria! En este punto hemos tenido la gloria de vestir la escarapela nacional que ha designado nuestro Excmo. Gobierno: en aquel, la batería de la “Independencia”, nuestras armas aumentaran las suyas; juremos vencer a nuestros enemigos interiores y exteriores, y la América del Sur será el templo de la Independencia y de la Libertad. En fe de que así lo juráis, decid conmigo “¡Viva la Patria!” .

 

El Triunvirato desaprobó la medida adoptada por Belgrano, alegando  razones de prudencia política, imponiéndole hacer pasar el hecho como un rasgo de entusiasmo momentáneo, como así también, que ocultara disimuladamente el nuevo emblema, recomendándole lo reemplazase por la usada en la Fortaleza de Buenos Aires, pero esta comunicación, Belgrano no la recibió por haberse puesto ya en marcha hacia el norte para hacerse cargo del ejército del Norte derrotado en Huaqui. 

 

Por eso la siguió usando, y la bandera Blanca y Celeste fue bendecida el 25 de mayo de 1812 en la catedral de la ciudad de Jujuy y presidió el desfile por las calles de la capital Jujeña portada por Eduardo Kaunitz, barón de Holmberg (quien había llegado a nuestra patria, acompañando a San Martín en marzo de 1812 en la fragata “George Canning”).

 

Homenaje de la Asociacion Cultural Sanmartiniana de Bolívar

Julio C. Ruiz – Presidente

 

spot_img
spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

- Publicidad -

Edición Impresa

spot_img
spot_img