San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

«Aquí está la Bandera idolatrada…"

feb. 28, 2012 11:57

en Información General

Diario La Mañana de Bolívar - Información General - «Aquí está la Bandera idolatrada…"

«Aquí está la Bandera idolatrada…" cantábamos de pibes al irnos de un día de escuela, sin saber la desmesura del adjetivo, contentos por terminar la jornada.
(...)
«El tiempo de salir de las infancias fue el que nos permitió conocer los otros fragmentos de la historia: saber por ejemplo que la que hoy nos acompaña en el mástil poco y nada se parece a la que hace 200 años izó Manuel Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano en las barrancas del Paraná».
(...)
«También vinimos a saber que no era esta la bandera que, como decíamos en la marcha del comienzo de nuestras palabras, "la cima de Los Andes escaló" porque el gobierno porteño no autorizaba la del Dr. Belgrano, entre otras cosas. Y de esto nos vinimos a enterar, si me permiten la digresión, por un privilegio con que contamos en Bolívar. Un maravilloso profesor de historia, que nos enseñaba… zoología. Miguel Ángel Scenna, oculista, bolivarense por adopción, autor de innumerables trabajos sobre historia argentina que son materia de consulta de la mayoría de los historiadores contemporáneos, otro olvidado por nuestra comunidad. Y ya que estamos en digresión, abramos un paréntesis en la misma y pensemos si no estaría bueno que la plazoleta que está frente al Estadio Municipal, ese que antes se llamaba Eva Perón, llevará el nombre de Scenna. En el medio de la avenida Cancio, y justamente camino al Colegio Nacional que ambos dieron brillo, y aprovechar de paso para sacar el busto al primer golpista de nuestra historia, José Félix Uriburu que aún está puesto en ese lugar».
Pero volviendo a la bandera, también vinimos a saber más tarde que Caseros fue el momento en que perdimos el azul y nos llegó el celeste unitario, el de los vencedores. Aunque celeste o azul, celeste y blanca o blanca y celeste, ¿qué es una bandera? Tal vez, un significante vacío que es, en sentido estricto del término, un significante sin significado ya que al encontrarse estos vacíos de todo significado, dan lugar a la construcción de estructuras hegemónicas y hegemoni-zar significa, justamente, llenar ese vacío que genera la imposibilidad constitutiva de la sociedad. Por eso nuestra bandera ha sido tantas veces apropiada, lo fue por las dictaduras militares que se arrogaban el derecho de ser sus dueños y custodios, defendiendo los intereses de clase de forma sangrienta en nombre de una sociedad occidental y cristiana que imponían. La bandera era de ellos. Nosotros nos sojuzgábamos a la bandera, por ende jurábamos lealtad a su construcción de sentido. La bandera es un totalizador, aunque la suma de sus partes, más que nunca, no sea igual al todo.
En alguna de esas partes la bandera era de otros, pero era nuestra. La bandera en tanto símbolo nos representaba pero era ajena. Se manchó de sangre y olvido. Se escarchó de frío en Malvinas. Se exaltó de democracia en el 83, fue de plástico y Made in Taiwán en los 90. Fue Fútbol en el 86. Fue nuevamente apropiada por sectores con intereses económicos y particulares en el 2008. Pero a cada paso, siempre fue nuestra bandera.
Es hora, en los tiempo que corren y que hemos sabido construir, de quitarle la ambigüedad, de llenarla de contenidos. De pertenecer a ella, porque ella nos pertenece. De saber que todos somos la bandera porque es nuestra bandera. De teñirla de patria, de patria grande, que incluya, que contenga y hacerla crecer. Lavando cada vez sus máculas, las que le dejaron los que se apropiaron de ella, lavarlas con memoria, verdad, justicia y democracia. Para que este celeste y blanco tenga la pureza de la honestidad. Y ser dignos de Manuel Belgrano, ese abogado que devino en militar porque así lo requería el momento y la utopía de la Patria Grande.
(...) venimos a rendirle nuestro homenaje.
Que flamée nuestra bandera, que lo haga desde nuestro orgullo de pertenencia, y en su flamear no se olvide, no nos olvidemos de incluir a todos, hasta a los que antes nos dejaron afuera. Y que llegue flameando a nuestras Malvinas, para que esté completa, para que no le falte nada.
¡Salud Bandera, salud Argentina!
(Fragmento del discurso de Duilio Lanzoni)

Daniela Roldán

Enfermera

Monedas

Sitio web de referencia: Cotización-Dólar

Moneda Compra Venta
Dólar 8.09 8.18
Euro 10.85 11.35
Real 3.41 3.83
Peso Uruguayo 0.34 0.41